Con la mirada en la renovación del liderazgo político para lograr las transformaciones sociales que permitan salir a Venezuela de la peor crisis de su historia republicana, un grupo de estudiantes de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho creó el Frente Universitario por Venezuela, como una forma de seguir apostando por el país y su reconstrucción.

La Asociación de Profesores de la UNEG protestó este lunes en el semáforo de la sede Villa Asia para alertar a la comunidad que la quincena de un docente universitario “no alcanza ni para comprar un pollo”.

El movimiento estudiantil de la UGMA considera inoportuno participar en las elecciones anunciadas por el CNE para el 22 de abril, sin las condiciones mínimas que garanticen unos comicios libres y transparentes.

Los alumnos cerraron el semáforo de la sede Atlántico entre 7:00 y 11:00 de la mañana, para exigir que se asignen más recursos para poder retomar los contratos con las empresas privadas que se paralizaron por falta de pago

El movimiento estudiantil de la UDO-Bolívar responsabiliza al candidato del oficialismo por los destrozos causados a la Escuela de Medicina de la Universidad de Oriente, luego que paramilitares ingresaran a la institución lanzando piedras y botellas.

Una nota de prensa de la Zona Educativa del estado Bolívar indicó que solo asistieron a las aulas 5.180 alumnos de preescolar y primaria, de un aproximado de 280 mil. Los estudiantes de bachillerato comenzarán el próximo 2 de octubre.

Cifras irregulares sobre la matrícula nacional, poco mantenimiento a las escuelas y un improvisado currículo educativo en bachillerato, son algunas de las alertas que reitera la ONG sobre las amenazas que enfrenta el sistema académico en Venezuela.

La medida facilitará la visita de los familiares, en su mayoría provenientes del estado Aragua, luego de meses de agitados y extenuantes recorridos hasta el municipio Sifontes, al sur del estado Bolívar.

Son tres estudiantes infectados de paludismo, según sus síntomas. Uno de ellos, Kevin Rojas, estaría contagiado también de hepatitis, sin recibir todavía la mínima atención médica, como parte del derecho a la salud que debe garantizar el Estado.

Dos estudiantes de la UPEL-Maracay resultaron positivos en el diagnóstico de paludismo, por lo que familiares y abogados exigen urgente traslado para recibir el tratamiento correspondiente.

Página 1 de 11