Sábado, 12 Diciembre 2015 00:00

El pueblo castigó el chantaje y los engaños del Gobierno

 
La concurrencia masiva a las urnas electorales demostró el carácter cívico, pacífico y democrático por el que los venezolanos buscan el cambio político La concurrencia masiva a las urnas electorales demostró el carácter cívico, pacífico y democrático por el que los venezolanos buscan el cambio político Foto Wilmer González

Guayana se abre paso hacia el cambio político luego de un contundente voto castigo en las elecciones parlamentarias del domingo 6 de diciembre, el cual no distingue estratos sociales.

Los pobres, aquejados por los engaños y la severa crisis económica, encabezaron la gesta cívica que reivindicó el derecho al voto como herramienta ciudadana contra el abuso. La Asamblea Nacional, que se instalará el próximo 5 de enero de 2016, tiene en sus manos el mandato de la transición política que a juzgar por la avalancha de votos del 6D debe ser pacífica, electoral y democrática.

El chavismo explica su derrota

CHAVISMO

Casi todas las lecturas de la derrota, salvo la de Cabello, apuntan hacia una revisión / Fotocomposición Oliver González

Silencios, compunjas y frentes alicaídas uniforman al oficialismo. La segunda derrota electoral del proyecto chavista en 16 años, además de estremecer los ánimos de quienes nunca plantearon la alternancia del poder, los empuja, a regañadientes, a la esquina de la reflexión y a su mentada autocrítica.

112 diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sobre 53 del Gran Polo Patriótico (GPP) llevaron a muchos a este ejercicio de revisión en el que destacan la ausencia de políticas macroeconómicas contra la llamada guerra económica, inflación inseguridad, burocracia, prevalencia de intereses personales. Cada cual pone su vela en el entierro, y aquí, una muestra de este mea culpa revolucionario:

Ciudad Bolívar decidió el triunfo de la MUD en el circuito 1

CIRCUITO3

Lozano y Silva son ahora diputados de la Asamblea Nacional / Foto Archivo

El circuito electoral 1 del estado Bolívar, conformado por Heres, Sucre y Cedeño, es ahora una conquista de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Lo es, especialmente, por el arrastre que se impuso desde Ciudad Bolívar.

Allí, el 63,82 por ciento de 228 mil electores se decantó por la opción opositora en el voto por lista. Tratándose del municipio con más electores dentro del circuito, no es difícil prever el resultado.

En Cedeño, de 45 mil 757 electores, 58,50 por ciento optó por la opción del Gran Polo Patriótico (GPP), y en Sucre, de 17 mil 359 electores, 60,73 por ciento se inclinó hacia la opción oficialista.

Esos dos municipios contribuyeron a que el ex ministro de Educación Héctor Rodríguez y su suplente, el esgrimista y medallista olímpico Rubén Limardo, sean hoy diputados electos por la lista. Heres supuso el impulso para Ángel Medina Deivis, diputado de la Asamblea Nacional, y su suplente, Rachid Yasbek, parlamentario del Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB).

San Félix castigó al chavismo en el circuito 2

CIRCUITO2

Del otro lado de los puentes, el antiguo Puerto de Tablas, había sido hasta entonces un terreno sin conquistar / Foto Edymar Hurtado

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) consolidó en el estado Bolívar lo que venía trabajando desde las elecciones de 2012: traducir el descontento por el declive productivo de Guayana en una mayoría política.

Lo que hasta hace dos años se consideraba un bastión del chavismo al suroriente del país, ha quedado reducido a una minoría que, según los resultados parciales del Consejo Nacional Electoral (CNE), se traducen en siete diputados electos para la oposición y uno para el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Por voto lista la MUD obtuvo el 60,07 por ciento de los votos escrutados, mientras que el PSUV el 36,8 por ciento.

En estos resultados ha sido determinante el papel que San Félix ha jugado para la alianza opositora, al otorgarle cuatro de las siete parroquias de esa jurisdicción.

Al otro lado del puente Caroní, el antiguo Puerto de Tablas, dueña de 67 por ciento de la densidad poblacional del circuito 2, había sido hasta entonces un terreno sin conquistar, casi impenetrable y que a la oposición, aún hasta ahora, le ha tomado mucho tiempo descifrar.

Por primera vez en 15 años, la oposición es mayoría también en San Félix, donde la escasez, la violencia y el deficitario sistema de transporte han golpeado con más fuerza.

MUD consolida dominio en municipios del sur

CIRCUITO3

De Grazia fue reelecto como diputado a la Asamblea Nacional en todos los municipios del sur de Bolívar / Foto Adán Astudillo

No necesitó grandes vallas ni populismo para hacerse con la victoria. El abanderado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) caminó de cabo a rabo el circuito 3 del estado Bolívar, el más extenso en cuanto a territorio en la entidad al comprender los siete municipios que van de Upata en el municipio Piar hasta Santa Elena de Uairén en el municipio Gran Sabana, en la frontera con Brasil.

Bajó de perfil y basó su campaña en la propuesta legislativa de la fuerza opositora. No necesitó más. En un circuito, golpeado por la crisis económica como nunca con intensos niveles de desabastecimiento, atribuido a su mínima producción agroalimentaria y a la distancia de la región central del país; la anarquía del sector minero y la improductividad de estatales como Minerven, el abanderado de la oposición por La Causa R, dos veces alcalde del municipio Piar, se creció y logró la reelección.

No sólo consolidó la victoria en los municipios Piar, Roscio y El Callao, en los que ganó en las elecciones parlamentarias de 2010; así como en Padre Pedro Chien donde la oposición se alzó en las presidenciales de 2013, sino que sumó a su cartera de conquistas los tres municipios restantes del circuito 3 -Sifontes, Gran Sabana y Angostura-, antes pintados de rojo.

“El pueblo venezolano habló y habló de manera cívica, educada, pacífica, constitucional, legal y electoral”, dijo Américo De Grazia desde Upata, minutos antes de que el Consejo Nacional Electoral anunciara los resultados del primer boletín.

Nueva mayoría parlamentaria tiene el reto de mantener unidad e incluir a las minorías

MAYORiA

Pese a la postura de Maduro, la Ley de Amnistía sigue siendo bandera para la MUD / Foto cortesía El Universal

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) logró su objetivo de alcanzar la mayoría calificada en la Asamblea Nacional (AN), al ganar 112 de las 167 diputaciones, pero logrado este paso resta por saber cuál es el futuro de la coalición opositora, en especial para el estado Bolívar, cuyas rencillas y diferencias en procesos anteriores y las dificultades para lograr el consenso, pusieron -en su momento- el riesgo de la victoria el 6D.

El reto que debe enfrentar la nueva mayoría parlamentaria no es solo las acciones que pueda tomar el Presidente de la República en contra de la AN, sino mantener esa unidad sobre la que atribuyen como una de las claves del éxito en los recientes comicios.

"Está demostrado que con gobiernos anti democráticos al final de cuentas hay que unirse. Apenas el camino lo estamos iniciando, que nadie se engañe, la oposición no ganó el Gobierno, el Gobierno sigue siendo el malo, mediocre y corrupto de (Nicolás) Maduro… la oposición democrática lo que ha hecho es ganar la AN", precisó el diputado saliente, Andrés Velásquez.

El dirigente de La Causa R destaca que aún quedan procesos electorales por venir, acotando que esa unidad que hoy mantiene la MUD "no debe ser solo para ganar elecciones sino para gobernar".

Por su parte, el secretario ejecutivo de la MUD en Caroní, Dick Souki, también garantiza que mantendrán el bloque unitario pese a las diferencias entre las organizaciones políticas. "Lo primero es no defraudar a la población que votó por nosotros y mantenernos unidos, tendremos nuestras diferencias pero siempre presentando un proyecto en unidad".

Estos son los representantes de Bolívar en la nueva Asamblea Nacional

DIPUTADOS

Foto fotocomposición Oliver González

A partir del 5 de enero de 2016, la Asamblea Nacional tendrá nuevo rostro, pues tras diez años de mayoría oficialista, el Parlamento cambiará de composición luego de las elecciones del 6 de diciembre, en las que la oposición logró 112 curules, contra 55 del oficialismo.

Algunas de las principales caras del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) estarán en el hemiciclo, pero la posición de poder no será la misma que en el periodo 2011-2016.

En la acera opositora, la victoria ha sido celebrada con creces, pues soterradas las ideas de revanchismo, la aspiración apunta a contribuir desde el Poder Legislativo a recuperar no solo la institucionalidad, sino la estabilidad económica, social y política del país.

Los resultados parlamentarios en el estado Bolívar son un espejo del escenario del resto del país, una conclusión que superó las mejores expectativas que se tenían antes de los comicios.

De ocho diputados que se eligen en Guayana, siete resultaron electos de las filas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), mientras que solo uno milita en el partido del Gobierno, pese al derroche que significó la campaña oficialista, a lo que se suma el blindaje que el Gobierno creía tener con la organización del 1x10.

El 5 de enero de 2016 arranca esta nueva faceta y ellos son los diputados que darán la cara por Bolívar. Puedes ubicar sus perfiles y la del resto de los parlamentarios del país en el portal Poderopedia.

¿Qué nos plantea el escenario que se abrió el 6D?

ESCENARIO

Foto William Urdaneta

El mundo del trabajo se desenvuelve entre lo político y lo económico. En unos periodos hay predominio de lo uno o de lo otro, pero siempre ha de analizarse su desenvolvimiento tomando en cuenta las dos perspectivas. Lo ocurrido este 6 de diciembre, es de consecuencias tales que nos plantea mirar previamente el contexto más general.

Venezuela está viviendo un momento muy difícil en las dos situaciones. En lo político hay tensión, desconfianza, instituciones parcializadas y por tanto con limitada credibilidad. En lo económico los entes oficiales ocultan los índices que son fundamentales para llevar el seguimiento de la salud de la economía de la República, y aquellos que por otras vías no oficiales se logran construir, dejan ver indicadores que reflejan un estado de crisis. Por lo demás en ambos ámbitos la cotidianidad es elocuente, habla por sí sola de la insostenibilidad del estado de la situación.

A unos y a otros: no se equivoquen

PADRE

Los que están poniendo fin a esta larga noche de nuestra historia no es la clase media ilustrada, no es la MUD ni son los empresarios; son -de nuevo- los pobres / Foto José Leal

Voy a intentar una interpretación de los últimos resultados electorales a la luz de los empobrecidos, sobre todo de aquellos que comparten una visión militante de la vida y de la fe, los cuales son nuestros mejores maestros. Los pobres son los principales sujetos políticos de la historia y tienen una sensibilidad especial para discernir la realidad, a pesar de que la mentalidad universitaria les minusvalora equivocadamente.

Los pobres fueron los que pusieron fin a la partidocracia venezolana que había hecho una sociedad tan desigual que era insostenible. Lo que les acercó al planteamiento chavista fue, principalmente, su reivindicación de la dignidad y de la justicia social. Sin embargo, desde el minuto cero del régimen algunos de ellos (los que tienen un análisis militante) advirtieron que nada se podía esperar de un proyecto militarista y antiautogestionario porque jamás el autoritarismo ha servido a la liberación de los pueblos.

El 6D según la dirigencia sindical

SINDICATOS

Foto Archivo

La fuerza laboral del país ha jugado un papel importante en las elecciones parlamentarias, toda vez que casi la mitad de la población activa labora en la nómina estatal y ha resistido, con su determinación, todas las coacciones del oficialismo para lograr la mayoría.

El balance de la dirigencia sindical es variopinto, pero todos insisten en defender los principios de libertad y garantizar la protección a los trabajadores en esta coyuntura económica.

Derrota cívica del chavismo apacigua preocupación internacional por Venezuela

INTERNACIONAL

Foto William Urdaneta

La cortesía de felicitación de varios países por el resultado de los comicios legislativos destacó el carácter cívico de la jornada electoral, lo que implicó un congraciamiento mecánico con el subcontinente. El gobierno de Miraflores requería de una muestra sin violencia, no militar, pacífica, para aquietar la atención de sus vecinos. Y del mundo.

La retórica latinoamericana habló: es hora de cambiar el lenguaje en Venezuela. No es la primera vez que explícitamente se lo aconsejan a Maduro; en marzo de 2014, los cancilleres de Colombia, de Ecuador y de Brasil, junto con el nuncio papal, recomendaron bajar el tono en la diatriba política y fomentar el diálogo en Venezuela.

Con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia de Argentina se activó una etapa de cambios en el sur del continente y en todo el bloque; la derrota del chavismo lo ratificó el domingo. El socialismo perdió escaños en el Parlamento venezolano; también a su máximo defensor en Sudamérica.

Quedan Ecuador y Bolivia, ambos con economías estables y prósperas en la región; en Bolivia hay amenaza, pero se respeta la propiedad privada; en Ecuador, la moneda es el dólar.

El bastón de la democracia

BASToN

El 6D quedó clara la determinación de los venezolanos de resolver la crisis política a través del ejercicio del sufragio / Foto Edymar Hurtado

Que el mundo considerara a Gabriel García Márquez como el máximo exponente del realismo mágico no significó un veredicto definitivo para el Nobel de Literatura de 1982. El colombiano no tuvo paz en su travesía de descifrar al pueblo latinoamericano.

En una oportunidad, estando en La Habana, llegó a sugerir que la reserva determinante de la América Latina y el Caribe es una energía capaz de mover el universo. Y esta energía reposa en la milenaria cultura de resistencia; en la cultura de solidaridad “que se expresa ante los excesos criminales de nuestra naturaleza indómita” o en la insurgencia por la identidad y la soberanía. Es también la “cultura de fiesta, de trasgresión, de misterio”. Una energía de novedad y belleza que no puede ser domesticada “ni por la voracidad imperial, ni por la brutalidad del opresor interno”.

Venezuela no inventó nada este 6 de diciembre cuando puso en manos de la alternativa democrática la conducción de la Asamblea Nacional. Más bien se reencontró consigo misma, con una historia escrita al calor de la lucha diaria de los héroes indocumentados y felices que abundan en cada calle y sector del país.

Fotogalería: El rostro cívico del cambio en Venezuela

FOTOGALERiA

Foto Lionel Arteaga

A continuación te ofrecemos un ensayo fotográfico que resume la jornada cívica del 6 de diciembre, el domingo en que el país pasó de conmemorar el 17 aniversario de la elección presidencial de Hugo Chávez, en 1998 para celebrar la redirección del país. Nuestros reporteros cuentan la historia, nuestro equipo de fotógrafos la retratan en imágenes.

Modificado por última vez en Sábado, 12 Diciembre 2015 00:43

El precandidato a alcalde cuestionó la memoria y cuenta de Tito Oviedo, señalando a la Cámara Municipal, Contraloría y Sindicatura...

El proceso de validación de Acción Democrática coincidió con Proyecto Venezuela, partido que se retiró, y con Copei, cuyo cruce de...

La edil acompañó la protesta de vecinos del sector El Tubo en San Félix, quienes denuncian presuntas mafias en la distribución de ...

El diputado a la Asamblea Nacional destaca que los responsables del problema de la gasolina en el país son los mismos que han llev...

Aunque algunas precandidaturas no están definidas, es amplio el cuadro de aspiraciones a la Gobernación y Alcaldía, incluso dentro...