María Ramírez Cabello

Una familia, de cinco miembros en promedio, requiere 6,4 salarios mínimos diarios para cubrir los gastos en alimentos y servicios.

Los ajustes salariales de la industria maderera se realizaban en función del INPC, que el Banco Central de Venezuela no difunde desde hace más de dos años. 

La firma estima necesario, a mediano plazo, emitir nuevas piezas con denominaciones más altas. Apuntan que sin un ajuste económico que frene la inflación será indispensable una nueva reconversión en solo un año

Este lunes se cumplen 10 años del anuncio de reestatización de Sidor, y como ha venido registrando Correo del Caroní a lo largo de una década, los balances son negativos. No solo decayeron los beneficios laborales, cuya negociación empujó la vuelta a manos estatales en 2008, sino que la producción cayó en más de 90%. Desde 2014 la empresa está en quiebra desde el punto de vista contable, resultado de una administración estatal que, a punta de corrupción, populismo y delirios ideológicos, hizo un cadáver de la siderúrgica más importante de Venezuela y una de las de América Latina y el Caribe.

Desde hace dos meses, la producción de la industria está detenida. No hay transporte ni comedor. Los trabajadores, la mayoría costarricenses, se sienten perseguidos. La empresa tramitó la suspensión de los contratos de trabajo y las autoridades de Costa Rica detectaron un intento de traspaso de los bienes a un fideicomiso. El cuadro es similar al de las estatales del aluminio de Guayana solo que a cientos de kilómetros de distancia.

Cinco organizaciones se constituyeron recientemente para armar un bloque que permita vender el metal al Banco Central de Venezuela, además de obtener permisos para el manejo de efectivo, pues consideran que el comercio descontrolado del metal agudizó la escasez del papel moneda.

Ya en 2016, los municipios mineros del sur de la entidad sufrieron protestas y saqueos por el apurado proceso de salida de circulación del billete de 100 bolívares.

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente con la expresión “Bolívares Soberanos” o el símbolo “Bs.S”.

Las dos polémicas más recientes fueron la renuncia del presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y la posibilidad en días de que el ex mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, vaya a la cárcel. Mientras tanto, los anuncios oficiales en Venezuela se han concentrado apenas en exigir la terminación de las obras, sin que hasta ahora se inicie una investigación en el segundo país en el que la constructora pagó más sobornos a las autoridades.

Las mujeres han tenido que cocinar con leña, pese a afecciones respiratorias. Denuncian a la encargada del consejo comunal por supuestos desvíos de las bombonas y reventa con sobreprecios.

Página 10 de 200

El presidente Donald Trump negó que haya una “guerra comercial” contra China, pero justificó las medidas con acusaciones de supues...

El predicador evangélico Fabricio Alvarado, quien se había impuesto por poco margen en la primera vuelta de febrero, sacó 39,26 po...

La comitiva del expresidente acusado de corrupción fue abucheada y atacada con huevos en varias localidades, sobretodo en regiones...

Solo el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte del país, puede impedir que el ex presidente y aspirante presidencial para los c...