Jueves, 19 Mayo 2016 00:00

“Empresa parada, empresa tomada”

El presidente Nicolás Maduro reproduce la frase sin una revisión a fondo de la gestión pública en industrias expropiadas o tomadas por el Gobierno.

El presidente exhibe su desconocimiento al Poder Legislativo con un nuevo decreto que extiende la emergencia económica en el país, al tiempo que ignora los pedidos para facilitar una resolución pacífica, electoral y democrática a la crisis política. Asegura que la nueva ‘emergencia’ le dará el “poder suficiente para derrotar el golpe de Estado y la guerra económica y enfrentar todas las amenazas nacionales e internacionales que hay contra nuestra patria en este momento”.

El presidente de sindicato del centro de salud, Santiago Astudillo, explicó que solo reciben agua por tuberías una hora y media en la mañana y otro tanto en la tarde.

Los ministros del área económica serán citados a la Asamblea durante los 8 días que dure la sesión permanente para formar la decisión final con respecto a la solicitud del presidente.

El Movimiento de Trabajadores Forestales 119 (MTF) exige al recién desinado José Javier Mass que priorice en la atención a los asuntos salariales de los 1970 empleados de la empresa forestal.

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, dijo que para solventar y superar los graves problemas que tiene el país de producción, de abastecimiento, de seguridad, de contrabando, de especulación, el Gobierno debe comenzar a resolverlos “sin dilaciones, sin excusas, sin demoras y con eficiencia”.

General Jesús Zambrano Mata, presidente de la productora de hierro, apela a los trabajadores para que reanuden las operaciones y pide al sindicato mayor comprensión del momento que vive la empresa.

Interminables colas, desvío de mercancía, burocracia y escasez son características de la red pública de alimentos.

Economistas aseguran que las medidas anunciadas por el Presidente no atienden los problemas estructurales de la economía. El aumento de la gasolina, aunque insuficiente, es lo único que se llevó un par de puntos positivos. El Ejecutivo pretendió endulzar a los venezolanos con un incremento salarial de 20% que eleva el salario mínimo legal de Bs. 9.648,18 a Bs. 11.577,81; y la modificación de la base de cálculo del bono de alimentación diario de 1,5 unidades tributarias a 2,5 UT, equivalente a Bs. 442,5, tomando en cuenta el nuevo valor de la Unidad Tributaria de Bs. 177.

Fueron más de cinco horas de alocución, en las que finalmente se dieron a conocer las postergadas medidas económicas. Nicolás Maduro anunció que es necesario “avanzar” en una nueva etapa de la Ley de Precios Justos, modificar algunos precios atendiendo al “precio justo” y precio máximo de venta al público y, principalmente, hacer cumplir la legislación.

Página 4 de 48

El presidente Donald Trump negó que haya una “guerra comercial” contra China, pero justificó las medidas con acusaciones de supues...

El predicador evangélico Fabricio Alvarado, quien se había impuesto por poco margen en la primera vuelta de febrero, sacó 39,26 po...

La comitiva del expresidente acusado de corrupción fue abucheada y atacada con huevos en varias localidades, sobretodo en regiones...

Solo el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte del país, puede impedir que el ex presidente y aspirante presidencial para los c...