on más determinación que multitudes, la oposición (partidista, estudiantil y de la sociedad civil) salió a las calles de Ciudad Guayana para condenar la dictadura de Nicolás Maduro y respaldar la nueva propuesta de la Mesa de la Unidad Democrática: el plebiscito contra el fraude constituyente.

Las imágenes relatan la represión de los militares para impedir el acceso de los manifestantes a la Plaza Monumento CVG, en donde hace una semana marchó el chavismo, encabezado por Diosdado Cabello.

La convocatoria en La Churuata no superó las expectativas; mientras tanto un grupo de dirigentes y militantes entregó documento a la Gobernación en Ciudad Bolívar.

En Ciudad Guayana saldrán dos concentraciones, una desde la redoma Chilemex y otra desde La Churuata, en la que participarán trabajadores de empresas básicas, gremios, Fedecámaras y la Mesa de la Unidad Democrática.

La dirigencia opositora había decidido hacer una pequeña marcha que pasaría por el Paseo Caroní, pero antes que la movilización llegara, militares lanzaron bombas lacrimógenas indiscriminadamente.

La Mesa de la Unidad Democrática y movimientos sociales marcharán en Ciudad Guayana, Ciudad Bolívar, Upata y Tumeremo para exigir la restitución del hilo constitucional en Venezuela. En el municipio Caroní, la movilización estaba inicialmente prevista que se desarrollara en la avenida Manuel Piar de San Félix; sin embargo, el lugar fue cambiado a última hora, considerando argumentos como seguridad y movilización.

La insistencia de tomar la Plaza Monumento de la CVG tuvo su origen en la provocación del gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, al convocar una concentración oficialista justo donde llegaría la marcha opositora.

La escasez no discrimina entre zonas rurales y urbanas. Y sin protesta menos llegan los productos concuerda la mayoría de los vecinos que residen en los edificios multifamiliares de la parroquia Universidad, bastión de las manifestaciones en 2014. Dayana Ruiz, madre de dos niños, no podía alzar uno de los brazos por secuelas del forcejeo que tuvo con efectivos de la GNB el día anterior, cuando los vecinos del sector manifestaron por la escasez de alimentos. “Teníamos tres semanas sin recibir nada”, alega Dayana quien desde hace tres semanas hacía guardia de 11 de la noche hasta las 5:00 de la mañana a la espera de un número y una oportunidad para comprar lo que fuese.

“Nosotros no queremos saquear. Nadie quiere saquear”, repite incesantemente Jackeline Lugo, residente de los edificios La Churuata, al tiempo que lamenta que el negocio que les ha abastecido desde hace 23 años ya no tenga nada para vender. Las hipótesis el desabastecimiento dividen a los vecinos: desvío de camiones, contrabando, acaparamiento o que, simplemente, los dueños del supermercado no quieren recibirlos por seguridad. Mientras tanto, algunos funcionarios de la GNB cometen abusos en el control de las manifestaciones por comida

Cuatro intentos de linchamiento han tenido lugar este año dentro del popular conjunto residencial ubicado en Puerto Ordaz. Los vecinos han formado cuadrillas para protegerse del hampa a través de silbatos y vigilias para capturar a los delincuentes.

Página 1 de 3

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...