Desde el 19 de abril se han intensificado los ataques en contra de los reporteros en contextos de protestas. Requisas, amenazas, detenciones y hasta robos de equipos han padecido los comunicadores.

El repudio a la violación a la autonomía universitaria y la detención de un estudiante y un profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) no sería cuestión de un día. Alumnos y docentes reunificaron fuerzas para reiterar su protesta con una tranca a las afueras de la casa de estudios, en las que convergieron clases, cantos, dos arrestos y hasta la regionalización del conflicto, al rechazar la gestión del gobernador Francisco Rangel Gómez como copartícipe de la dictadura de Maduro.

El general de brigada Alfredo Pérez Ampueda, en medio de un ataque de colectivos en La Candelaria, aseguró que trabajará con sus fuerzas para frenar a quienes en las últimas manifestaciones han fomentado el miedo y han actuado como cómplices de la represión.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denuncia que los apresamientos han sido obra de la Guardia Nacional Bolivariana, además de las agresiones.

En ninguna de las dos concentraciones se ha visto presencia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) o de la Policía del Estado Bolívar (PEB), ambas se han desarrollado con normalidad, a pesar de los antecedentes de días anteriores. En el punto ubicado en Alta Vista, efectivos de la Policía estadal conversaron con Rachid Yasbek y Zaimar Castillo. Los dirigentes les aseguraron que sería una manifestación pacífica, así que los funcionarios no tardaron mucho en el sitio.

Irma Bello, ex profesora del Colegio Loyola Gumilla, junto a otra compañera agredida, Liset Gómez, reivindican su lucha pacífica en la calle para exigir un cambio de gobierno.

El coordinador de Gente de Guayana critica la impunidad con la que actúan los grupos parapoliciales en la ciudad, mientras militares reprimen movilizaciones pacíficas.

Hasta ahora el gobierno de Nicolás Maduro ha sido pertinaz en desconocer las razones de la protesta y consecuente en reprimir a través de la Guardia Nacional Bolivariana. Por ello, la MUD anunció que continuará en la calle, incluyendo un “trancazo nacional” previsto para el lunes.

Varios de los aprehendidos fueron puestos en libertad entre la noche de este miércoles y la madrugada de este jueves. Los primeros en salir de sitio donde estaban recluidos fueron los menores de edad.

El que fue uno de los bastiones duros del chavismo se convirtió este martes en referencia nacional por el repudio a una gestión que ha condenado a esta ciudad al padecimiento. De nada sirvieron los controles de seguridad que rodearon el acto conmemorativo de los 200 años de la batalla de Chirica. Y de hecho, trataron de imponer el miedo deteniendo a cinco muchachos (cuatro de ellos, menores de edad). Pero la gente habló. Desde su descontento. Desde el fondo de su malestar a pocos metros del cerro El Gallo: ayer, en San Félix, la gente hizo historia otra vez.

Página 1 de 11

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...