El politólogo Luis Salamanca define los comicios convocados para el 22 de abril como unas elecciones “atropelladas y atropelladoras”, convocadas y organizadas en menos de tres meses, lo que implica omisiones en una serie de procedimientos. Otros países celebrarán elecciones este año, habiendo conocido su cronograma por lo menos con nueve meses de anticipación.

El Bloque Constitucional de Venezuela, integrado por juristas de amplia trayectoria, insiste en la necesidad de que los partidos avancen hacia la consolidación de unas elecciones transparentes y no viciadas por los caprichos de la dictadura y de su servil ANC.

Así como en otras oportunidades, el régimen afirma que ‘falta poco’, pero la verdad es que los términos de los comicios presidenciales no están definidos. Y la comunidad internacional ha sido clara: condiciones mínimas, si no, no avalarán las elecciones.

El secretario general de Sintraedelca, Alexander Arcia, cuestionó el exhorto del ministro Luis Motta Domínguez sobre la discusión contractual que, señaló, puede llevar meses en un contexto de mora electoral sindical.

Aunque hasta la noche del miércoles no se había cancelado la nueva reunión, durante el día voceros opositores expresaron su incomodidad por las declaraciones de voceros del régimen que asomaron que en los encuentros previos se delató al piloto rebelde y a su grupo.

El tema electoral ha sido bandera entre las exigencias de la delegación opositora. El presidente Nicolás Maduro aseveró que este año habrá presidenciales, como corresponden constitucionalmente, pero a días de un nuevo encuentro, ocurre el asesinato de Oscar Pérez y otras seis personas, además de las amenazas contra obispos.

Cancilleres prepararon un proyecto de acuerdo que será estudiado este viernes cuando el Gobierno y la oposición examinen su contenido, según lo discutido en el encuentro del 1 y 2 de diciembre. Sin embargo, la alianza opositora anunció que no firmará ningún documento si no hay garantías para la solución de la crisis en Venezuela.

Dirigentes oficialistas perciben una “transición” en la readscripción de las industrias al despacho de Tareck El Aissami. Sindicalistas críticos desconfían de la medida y otros vislumbran el abono para las inversiones chinas.

Cada vez a menos días del comienzo de la negociación entre las fuerzas democráticas y el régimen venezolano, son más las expectativas: tanto de los que la miran como positivas como de las que lo ven con escepticismo. El llamado a la sociedad civil como asesora ha sido uno de los puntos a favor y uno de esos invitados, Jorge Roig (expresidente de Fedecámaras y vocero venezolano en la OIT), expone que esta es una oportunidad que los civilistas no pueden desaprovechar: esta es, quizás, la única tabla de salvación que le queda a la democracia venezolana.

Martes, 28 Noviembre 2017 00:00

Capítulo venezolano de las FARC

Ya casi no se habla de la presencia protagónica de las estructuras del narcotráfico en la vida venezolana, señala Oswaldo Álvarez Paz.

Página 1 de 28

El ex presidente conservador Sebastián Piñera buscará un nuevo mandato en la segunda vuelta el 17 de diciembre ante el oficialista...

Junto con las elecciones presidenciales se renovará por completo la Cámara de Diputados, que sube de 120 a 155 miembros, y parcial...

Durante sus casi cuatro décadas en el poder, el presidente de Zimbabue se transformó de luchador por la libertad de la antigua col...

La constructora brasileña trasnacional usaba compañías en paraísos fiscales para lavar dinero y ocultar el pago de sobornos a polí...

La masacre de Texas no tiene nada que ver con la ley de armas, expresó el presidente Trump. ...