Hasta ahora 103 personas han caído durante 117 días de protestas contra el régimen de Nicolás Maduro. En el primer día de paro cívico, dos de los asesinatos ocurrieron en el estado Mérida y uno en Caracas.

“No hay espacios para el miedo a retaliaciones”, señala el Movimiento Sindical Reivindicativo 97 en un exhorto al personal de la acería a dejar la apatía.

La administración de Donald Trump impuso a través del Departamento del Tesoro sanciones a 13 altos dirigentes del gobierno de Nicolás Maduro, incluyendo a la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, y al representante del Consejo Moral Republicano, defensor Tarek William Saab, en una escalada de la presión internacional para impedir la constituyente de Maduro que amenaza con abolir el sistema democrático.

No hay el menor atisbo de reflexión por parte de la dictadura de Nicolás Maduro a desistir de la idea de la elección, el domingo, para la asamblea nacional constituyente. Por eso la oposición persiste en la radicalización del conflicto al comenzar la huelga de 48 horas (con trancazos incluidos). Las horas avanzan y, con ellas, se pierden los recodos de democracia que hay en Venezuela. La calle es necesaria.

En menos de 24 horas, el Sebin y la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) hicieron el trabajo a la facción radical del chavismo al ordenar detención de tres alcaldes opositores y arrestar a otros dos magistrados del TSJ nombrados legítimamente por la Asamblea Nacional.

Estudiantes vaticinan como un éxito el paro convocado para este miércoles y jueves, basado en la respuesta del anterior paro cívico convocado por la MUD. A su vez, esperan anuncios de la coalición opositora sobre las actividades a realizar de no suspenderse la constituyente.

“Le exijo a la oposición que tenga un poquito de honor”, increpó el presidente a la oposición.

Marchas, trancazos, plantones, foros, protestas pacíficas y con enfrentamientos, pronunciamientos internacionales, amenazas de sanciones, la aplicación de la Carta Democrática, una consulta popular constitucional con barniz plebiscitario cuyo resultado fue parciales (7 millones dijeron no a la constituyente), porque faltó el voto del chavista molesto y el gobierno de Maduro se rehúsa a escuchar que su régimen no es bienvenido. Estos cuatro meses de lucha se resumen en esta semana.

Voceros históricamente antagónicos y viejos amigos del chavismo en la comunidad internacional se unieron esta semana para un ejercicio común: pedirle a Nicolás Maduro que desista de su idea de una asamblea nacional constituyente. No funcionó. Y el aspirante a dictador avanza en su proyecto tanto como sus cuerpos represivos de seguridad. La Mesa de la Unidad anunció este viernes la radicalización de la hora cero: el todo o nada que comienza hoy con la marcha al TSJ.

Representantes de cuatro centrales sindicales valoran la diligente atención del organismo internacional en el “momento decisorio de la historia de Venezuela y de la clase trabajadora”.

Página 1 de 14

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...