Venezuela, mientras que el ministro Néstor Reverol dijo que estaba en sala de espera cuando se lanzó de una de las ventanas de las instalaciones.La versión que dio el fiscal designado por la ANC, Tareck William Saab, fue que el edil pidió permiso para ir al baño y se lanzó desde el piso 10 del Sebin en Plaza 

Este lunes fue confirmada la muerte del concejal metropolitano y dirigente de Primero Justicia Fernando Albán, quien se encontraba detenido en la sede del Sebin Plaza Venezuela desde el pasado 5 de octubre, siendo acusado de participar en el presunto atentado contra el presidente Nicolás Maduro. La versión que maneja el régimen es que se trató de un suicidio. 

Sin embargo, las inconsistencias de las versiones que dan las autoridades, así como las torturas a las que han sometido a presos políticos en Venezuela, hacen afirmar al partido Primero Justicia y otras organizaciones opositoras, que no se trató de un suicidio sino un posible asesinato. 

“El concejal Fernando Albán murió asesinado en manos del régimen de Nicolás Maduro en el Sebin de Plaza Venezuela. Tareck William Saab, un reconocido verdugo de la dictadura, informó un supuesto suicidio. Pero los compañeros de lucha y amigos de Fernando Albán sabemos que era un hombre fuerte, de profundos valores cristianos. Responsabilizamos a Nicolás Maduro y a su régimen torturador de lo ocurrido”, expresó Primero Justicia en un comunicado. 

Según informó el fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tareck William Saab, Albán había solicitado ir al baño y desde el piso 10 se lanzó al vacío. Minutos más tarde, el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, informó en su cuenta en Twitter @nestorreverol que “en el momento que el detenido iba a ser trasladado al tribunal, encontrándose en la sala de espera del Sebin, se lanzó por una ventana de las instalaciones cayendo al vacío, ocasionándole la muerte”. 

Añadió que se instruyó al subdirector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y un equipo multidisciplinario como responsables de la investigación conjuntamente con el Ministerio Público para esclarecer el suceso, lo que generó aún más suspicacias en la dirigencia opositora y parte de la opinión pública. 

Joel García, abogado de Fernando Albán, cuestionó que William Saab se refiriera inmediatamente a la muerte de Albán como un suicidio sin hacer las averiguaciones pertinentes. Además, calificó de inusual que estando por ser trasladado a tribunal, lo tuvieran en un piso 10. 

“No se puede catalogar como suicidio porque es un hecho que acaba de ocurrir. Es imposible que el Gobierno nacional lo califique como tal cuando no estuvieron presente para constatar la situación”, señaló García. 

“Fernando Albán es el segundo preso político asesinado por la dictadura mientras estaba en el Sebin: en 2015, Rodolfo González el Aviador sufrió el mismo destino y también lo llamaron suicidio. Dictadura asesina”, denunció el diputado Freddy Guevara. 

“Luego de la desaparición forzada del concejal Fernando Albán autoridades afirman se suicidó en el Sebin. El Estado es responsable de toda muerte bajo custodia. Gustavo González López debe responder ante la justicia. ¿Estamos ante otro caso tipo Fabricio Ojeda en 1966?”, indicó la ONG Provea. 

La muerte del edil se conoce casi una semana después de las denuncias de la familia del general Raúl Isaías Baduel, sobre un presunto fallecido en La Tumba, al tiempo que exigen una fe de vida tras dos meses sin tener información de él.

Template by JoomlaShine