Viernes, 11 Agosto 2017 00:00

“En Venezuela hay un mesianismo y a todo mesianismo le sigue una dictadura”

 
Valora este artículo
(3 votos)
“El petróleo arraigó la cultura distorsionada de que la riqueza es tener cosas” “El petróleo arraigó la cultura distorsionada de que la riqueza es tener cosas” Foto William Urdaneta

@marcosdavidv

El problema venezolano, observa el sacerdote jesuita Arturo Peraza, se asemeja al del Titanic. Y ese problema, además del principal, que es el choque contra el iceberg, tiene otro detalle: que el capitán de ese barco solo mira ese iceberg como un pico en la superficie del océano y no como un enorme bloque de hielo subyacente. La nave es Venezuela, cómo no.

Hecho el símil, el recién designado vicerrector de la sede de Guayana de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), comenzó así su intervención en el conversatorio (“cátedra abierta, prefirió llamarla él”) sobre la perspectiva venezolana en el contexto político, organizado por el Frente en Defensa de la Democracia y de la Constitución (representado por el presidente del Colegio de Ingenieros, Pedro Acuña, y el abogado, columnista y profesor universitario José Carlos Blanco).

¿Qué depara al país? No hay nada conclusivo. El vicerrector prefiere, en todo caso, evitar el choque con el iceberg y, por tanto, el hundimiento del barco. ¿Cuál es la parte invisible del iceberg? Todo lo que esconden los escenarios inmediatistas: lo presuroso, ese mal nacional que ha llevado a no pocos fracasos de la república. “Frustraciones”, como dijo en el Congreso Nacional el 5 de julio 1999, ante un Hugo Chávez recién llegado al poder, el abogado e historiador Jorge Olavarría.

El triángulo del estancamiento

Peraza dibuja un triángulo sobre el que han cabalgado los grandes fracasos de la historia republicana de Venezuela: la cultura clientelar, el problema (no se atreve a llamarlo aún imposibilidad) para asumir la institucionalidad y el “familismo”, un concepto que, apunta, está en varios tratados de la UCAB.

  Peraza2
Peraza fue invitado del Foro por la Defensa de la Democracia y la Constitución | Foto Prensa UCAB
 

“Sobre la cultura clientelar hay un punto de partida: desde hace 100 años, Venezuela tiene un único modelo de producción. Y en ese sentido, la única revolución ocurrió cuando (Juan Vicente) Gómez, porque se cambió del modelo económico agrícola al petrolero. Desde allí se ha arraigado la cultura distorsionada de que la riqueza es tener cosas”.

Lo segundo, llamémoslo “disfuncionalidad institucional”, nació con la República. Y recuerda Peraza, para ilustrar, que “lo fundacional, que es la Gran Colombia, nació y murió con su creador, Simón Bolívar. Desde allí ha habido refundadores y lo hemos visto hasta hoy”.

Y sobre el familismo no hay mucho que decir: se trata, básicamente, de que “primero somos leales con los nuestros. La ley se cumple en otro lugar, aquí no. Impera el tú y yo resolvemos, o el déjame ver y te llamo. Son problemas de modos culturales: ese famoso el profesor la agarró conmigo. A todo ello sumamos el personalismo político: no hay partidos con sus líderes. Hay un líder con su partido. Es todo un proceso de mesianismo, y a todo proceso de mesianismo le sigue una dictadura”.

Lo que aguarda

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Maduro presenta ante ilegítima constituyente proyecto de constitución ajustado a su dictadura

barra 4naranja220

La dictadura tiene en la mira a 23 alcaldes opositores

barra 4naranja220

Raúl Castro aplaude farsa constituyente y desempolva solidaridad a la naciente dictadura de Maduro

 

Con ese tránsito histórico, Venezuela llegó a 2017. Quién lo diría: el país que durante cuarenta años fue ejemplo mundial para países que querían soltarse dictaduras del pescuezo, es hoy una dictadura.

Pero no las tiene fácil el dictador. Peraza recuerda que “Chávez fue Chávez sobre dos patas: carisma y renta petrolera. Maduro no tiene ni carisma ni renta petrolera. Por eso pacta con las fuerzas armadas para sostenerse”.

Pero viene otro problema, otra parte del iceberg: la parte antagonista de la dictadura, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que “se maneja bien sobre escenarios electorales pero no tiene un proyecto de país. Recuerda mucho la Revolución Libertadora: mucho general, mucha tropa pero poca dirección. Por ello Venezuela no ha encontrado un modelo para entrar al siglo XXI”.

- Reconociendo esto como una dictadura, ¿cuál es la visión durante los próximos meses?

- Vamos a tener un lapso difícil y complejo. Lo que debemos tener son espacios de debate. El debate no se cierra. Al contrario: lo que tienes con el debate es lo contrario a una dictadura. La dictadura no se supera simplemente de manera troglodita o viendo quién lanza más piedras: se supera con el pensamiento.

Visto 657 veces Modificado por última vez en Sábado, 12 Agosto 2017 22:14

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...