Miércoles, 12 Julio 2017 00:00

“Consulta popular llevaría la resistencia a un estado de mucha más envergadura”

 
Valora este artículo
(0 votos)
Para el abogado Marcos Carrillo nada puede impedir el evento del 16 de julio “porque estamos en un acto de desobediencia” Para el abogado Marcos Carrillo nada puede impedir el evento del 16 de julio “porque estamos en un acto de desobediencia” Foto William Urdaneta

Para el abogado y profesor de la UCAB, Marcos Carrillo, previo a la consulta popular convocada por la oposición y la Constituyente de Maduro, se perfila un escenario en el que el Gobierno arrecia en su régimen totalitario, mientras las fuerzas democráticas siguen adelante con la única herramienta que les queda: la desobediencia civil.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Caroní aspira 200 mil manifestaciones en la consulta popular del 16 de julio

barra 4naranja220

La represión de Maduro asesina a su víctima 92 a 20 días para la constituyente

barra 4naranja220

Chavismo disidente avala el plebiscito contra la constituyente de Maduro [+ video]

 

Hay dos fechas clave para el país: 16 y 30 de julio. La primera tiene que ver con la consulta popular o plebiscito convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) junto con una amplia base de sectores sociales del país; la segunda, una Asamblea Nacional Constituyente, convocada sin una consulta previa a la ciudadanía, en flagrante violación a la Constitución. Previo a estos dos procesos han surgido diferentes hechos en el país que no son vistos como casuales, sino como intentos de apagar o encender aún más las protestas de calle, incluso frenar o estimular el evento promovido por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Marcos Carrillo, abogado, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y del diplomado de Gobernabilidad y Gerencia Política de esta misma casa de estudios, destaca que “la Constituyente es consecuencia, no es causa de lo que estamos viviendo. La causa de lo que estamos viviendo es consecuencia de un Tribunal Supremo de Justicia al servicio del Poder Ejecutivo y que usurpó las funciones de la Asamblea Nacional, fue como la gota que derramó el vaso, luego de años violando la Constitución, y eso es lo que hace que se genere este movimiento de lucha no violenta”.

En este contexto perfila dos escenarios: el Gobierno arrecia su régimen totalitario, mientras que la oposición sigue adelante con la única herramienta que les queda, la desobediencia civil.

“No estamos en una lucha contra la dictadura por puro gusto, estamos en esto porque todos los caminos democráticos se cerraron; otra de las cosas que hicieron fue robarse tres elecciones: alcaldes, gobernadores y referendo. Ante el hecho palpable de que se cerraron todas las vías democráticas, nos queda una última vía establecida constitucionalmente y, además, respaldada por la teoría mundial democrática, que es la posibilidad de defender la Constitución y rebelarse contra un régimen que la viola e impone un régimen totalitario”, precisa Carrillo.

Reitera que a través de una Asamblea Nacional Constituyente se ahonda en el camino totalitario, evidenciado en las declaraciones abiertas de voceros del gobierno, al hablar de acabar con empresas mixtas -una puerta para mayores expropiaciones- hasta la pretensión de modificar el artículo 68 que avala el derecho a la protesta, a la vez que establece la creación de una constitución declarada como comunista.

“Esto no es aislado, es una construcción muy antigua que se concretó en el Plan de la Patria (último plan de gobierno de Hugo Chávez)”, acota.

Mayor resistencia

Una de las grandes interrogantes sobre el proceso del 16 de julio es ¿después de los resultados qué? Cómo garantizar el cumplimiento y la decisión popular en un proceso no avalado por una institución pública, aun cuando esto tampoco implique el respeto a la voz del pueblo, tomando en cuenta que lo decidido en las parlamentarias de 2015 ha sido violentado por el TSJ.

 

MarcosCarrillo“No estamos en una lucha contra la dictadura por puro gusto, estamos en esto porque todos los caminos democráticos se cerraron”

 

Carrillo destaca que a diferencia de la ANC, el plebiscito o consulta popular, como lo ha denominado la MUD, es un evento sustentado constitucionalmente, pero que tiene una finalidad política.

“Va dirigido en su tercera pregunta a la constitución de unos poderes defensores de la Constitución, de la relegitimación de los poderes públicos, cosa que sucederá con el nombramiento de nuevos magistrados y luego del plebiscito. Como es previsible que gane las opciones planteadas, pasarán dos cosas: la hora cero nacional, que sería una visión más fuerte de esta resistencia no violenta, y el nombramiento de nuevos poderes, con la diferencia de que estos estarían legitimados constitucionalmente, ya que los otros perdieron legitimidad constitucional, avalando mecanismos inconstitucionales y en contra del voto universal y directo”.

En general, prevé que una consecuencia inmediata de los resultados de esa consulta sería un fortalecimiento de la protesta de calle, rumbo a la hora cero nacional.

“El plebiscito llevaría la resistencia a un estado de mucha más envergadura. Con respecto a la Constituyente, hay una evidente minoría, pero además están declaraciones abiertas de Maduro que quiere obligar a votar a los funcionarios públicos. Vemos el contraste de una sociedad civil organizada, actuando libremente en función de sus principios y valores, y una sociedad totalitaria coartando el derecho al voto y obligando a que la gente que no quiere votar vaya a votar, cosa que tendremos que ver si lo van a hacer”.

Resquebrajamiento oficialista

A diferencia de lo que un sector de la población podría creer con base en acontecimientos como el asalto al Parlamento, la medida dada a Leopoldo López o la solicitud hecha al TSJ para anular el plebiscito, el abogado y profesor de la UCAB considera que más bien ha evidenciado el resquebrajamiento en el oficialismo, tomando en consideración las diferentes versiones y contradicciones entre sus mismos voceros.

barra ama170VERTICAL

ComillasAMARILLASVemos el contraste de una sociedad civil organizada, actuando libremente en función de sus principios y valores, y una sociedad totalitaria coartando el derecho al voto y obligando a que la gente que no quiere votar vaya a votar, cosa que tendremos que ver si lo van a hacer”.

 

“La única declaración de Leopoldo López a través de Freddy Guevara es que hay que seguir en la calle, que respalda el movimiento de lucha no violenta, y está dispuesto a regresar a la cárcel. Eso es un evento que refleja que este líder respalda el movimiento de calle y que genera un enorme resquebrajamiento en las fuerzas del totalitarismo por las informaciones de que una importante ala desconocía sobre esto”.

En este sentido, sostiene que al estar las fuerzas democráticas abocadas de manera unitaria a la consulta del 16 de julio. “Ni siquiera una sentencia del TSJ podría impedirlo, porque estamos en un acto de desobediencia”. En todo caso, la vía en que se intentará impedir sería por el uso de paramilitares y fuerzas públicas.

Visto 1785 veces Modificado por última vez en Lunes, 06 Noviembre 2017 10:27

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El ex presidente conservador Sebastián Piñera buscará un nuevo mandato en la segunda vuelta el 17 de diciembre ante el oficialista...

Junto con las elecciones presidenciales se renovará por completo la Cámara de Diputados, que sube de 120 a 155 miembros, y parcial...

Durante sus casi cuatro décadas en el poder, el presidente de Zimbabue se transformó de luchador por la libertad de la antigua col...

La constructora brasileña trasnacional usaba compañías en paraísos fiscales para lavar dinero y ocultar el pago de sobornos a polí...

La masacre de Texas no tiene nada que ver con la ley de armas, expresó el presidente Trump. ...