Miércoles, 19 Abril 2017 00:00

Un oficialismo disminuido apela al insulto y a una envejecida prédica antiimperialista

 
Valora este artículo
(3 votos)
A las 10:30 de la mañana había más efectivos policiales y militares que afectos al PSUV en la Plaza Monumento a CVG A las 10:30 de la mañana había más efectivos policiales y militares que afectos al PSUV en la Plaza Monumento a CVG

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Gobierno aplica guión represivo para impedir manifestación contra Maduro en Guayana 

barra 4naranja220

Empresas básicas incurren en corrupción al movilizar 5 mil trabajadores a marcha oficialista en Caracas 

barra 4naranja220

Oposición confirma movilización en cuatro poblaciones de Bolívar para el 19 de abril

 

Al momento de la llegada de la oposición a las adyacencias de la Plaza Monumento a CVG, unos cuantos oficialistas seguían presentes en el espacio que compartieron con motos y tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Policía del estado Bolívar (PEB).

Eran una minoría visible. Frente a los cientos de marchantes opositores -que según un reporte de la GNB, alcanzaron 1.700-, los oficialistas no llegaban a 50. Enfilados en la acera frente al Centro Comercial Alta Vista II, les gritaban a los manifestantes desde "ustedes son unos malandros" hasta "mariquitos". Entretanto recibían su tanda de insultos.

Los ánimos estaban caldeados pues, pese a que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) había anunciado que la Plaza Monumento a CVG sería el punto de llegada de las movilizaciones opositoras, el gobernador Francisco Rangel Gómez anunció una concentración chavista local, en este mismo lugar.

Pero la asistencia fue mínima. Unos cuantos trabajadores del Sindicato de la Construcción, otro tanto de personal de la Alcaldía del Caroní y un puñado de beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV). En palabras del concejal Aquiles Campos, “estamos aquí para defender los espacios de la revolución, y recordarles a la oposición que no somos enemigos, sino adversarios políticos”.

La motivación de los afectos al Gobierno nacional y al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) era, no solo obedecer la convocatoria del gobernador, sino “defender al país de la injerencia extranjera. Eso es lo que quiere la oposición, aquí no se está hablando de elecciones ni de nada, pero en el mundo no existen bombas mata chavistas”. Esto afirma el edil y miembro del sindicato de la construcción, Héctor Daly.

“Yo estoy aquí por la patria, por defender la patria. Ellos (oposición) quieren tomar el Gobierno por la fuerza. Si es verdad, como todo, ahorita hay fallas, pero ellos no tienen proyecto. Y por eso yo vine, porque creo que podemos mejorar si nos dejan de hacer la guerra”, puntualizó Richard Alam, manifestante civil.

gmvvGrupos provivienda acompañaron a trabajadores del Estado en la concentración oficialista

Desde Ciudad Guayana salieron unos 5 mil trabajadores de las empresas básicas para la concentración oficialista en Caracas, músculo que no tiene relevo a su salida del municipio, ni siquiera en las bases vecinales del PSUV. Para demostrarlo, la asistencia de oficialistas fue casi nula.

La toma oficialista y la militarización de la plaza fue considerada por los opositores como una provocación. “Nosotros no podemos permitir que nos quiten la plaza”, decían mientras llegaron al lugar por la avenida Guayana.

A su llegada, comenzaron los enfrentamientos verbales y, también, el correteo de los motorizados parapoliciales que lograron amedrentar momentáneamente a los marchantes.

Toma de la plaza 

La cantidad de simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro se redujo aún más hacia el mediodía. Enfilados en la acera, recibían los gritos de un grupo que coreaba “allí están, ellos son los que roban la nación”, a lo que respondían “Maduro presidente, les toca Ramo Verde”, en referencia a la cárcel militar del estado Miranda.

El enfrentamiento verbal se fue intensificando con improperios de parte y parte, hasta que salieron a relucir pedradas y hasta un oficialista blandiendo un bate de aluminio, pero en vista de la ventaja en cantidad de personas, los manifestantes opositores corrieron en estampida hasta llegar a la Plaza Monumento a CVG.

Se oyeron detonaciones por armas de fuego. Llovieron las bombas lacrimógenas desde los lados del Orinokia Mall, pero la marea de personas se apoderó de este espacio en el que ya no quedaba ni un oficialista presente.

La muchedumbre también arrasó con las motocicletas de la Policía Municipal de Caroní (PMC). Los oficialistas identificados, a la 1:00 de la tarde, fueron definitivamente corridos del lugar. Después, la GNB acordonó el recinto de nuevo.

plaza1Hacia el mediodía, y después de un enfrentamiento verbal y amenazas físicas, la oposición corrió al puñado de oficialistas de la plaza

 

Visto 1689 veces Modificado por última vez en Jueves, 20 Abril 2017 01:21

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...