La alianza del PSUV con el GPP se adjudicó los 13 curules del Concejo Municipal en Caroní, en unas votaciones que apenas llegaron al 20%.

Sin sorpresas, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y organizaciones aliadas tendrá los 13 curules del Concejo Municipal de Caroní, luego de unas votaciones cuya participación fue apenas de un 20%. De acuerdo con la página del Consejo Nacional Electoral (CNE), con el 98.75% de actas escrutadas, la abstención en el municipio fue de 79.68% (404.026 electores).

         


Infografías Romel Rengifo

Las parroquias con la más alta abstención fueron Universidad con 89.04%, seguida de Cachamay y Unare con 85.97% y 81.92%, respectivamente; mientras que 5 de Julio fue la parroquia con menor porcentaje de abstención, 54.06%.

El porcentaje de abstención en las votaciones del pasado 9 de diciembre fue un 30% por encima a las municipales celebradas en diciembre de 2013, cuando la participación fue de 50.48%, aunque en aquellas también se eligieron a los alcaldes.

Sin embargo, aun cuando la desconfianza en el CNE ha persistido desde el gobierno de Hugo Chávez, en el régimen de Nicolás Maduro se ha incrementado, dado todas las evidencias de irregularidades por parte de un órgano rector complaciente a las filas del sector oficial.

A ello se suma la reducida oferta electoral y grandes partidos de oposición que quedaron fuera del proceso, tras reglas impuestas por el CNE, que ha violado sus propias normas cuando en comicios anteriores no cumplió con todos los pasos y lapsos previstos para celebrar unas elecciones, que además fueron convocadas por una desconocida asamblea constituyente.

La gris gestión del CNE incluye también una Asamblea Nacional legítimamente electa en 2015 que quedó sin representación en Amazonas, y el fraude en las elecciones de gobernadores en Bolívar, que a la fecha no ha habido respuesta.

El desánimo, la desconfianza y una oposición desarticulada donde unos apostaron por participar y otros por no hacerlo, hicieron todo más fácil. Aun así, los días previos fueron de prebendas: bolsas de comida y la promesa de un bono a través del carnet de la patria, para inducir el voto. Sin embargo, no fue suficiente.

El alcalde Tito Oviedo presentó este lunes a los nuevos concejales que serán juramentados el 5 de enero del próximo año, para el período 2019-2022.

Template by JoomlaShine