La ONG Gente para Salvar Caroní manifestó su respaldo no solo a diputados a la Asamblea Nacional, sino a los dirigentes María Corina Machado, Andrés Velásquez y los hermanos Sequea Torres.

“Nuestra condición de ciudadanía también ha sido allanada, nuestros comportamientos, deberes y derechos, los ciudadanos somos detenidos en protestas, no tenemos la posibilidad de ejercer ciudadanía, de reclamar”. Así lo denunció Simón Yegres, miembro de la ONG Gente para salvar Caroní (GPS Caroní).

El pronunciamiento lo hizo a propósito de la persecución contra los diputados de la Asamblea Nacional, además de los dirigentes María Corina Machado y Andrés Velásquez, así como los hermanos Torres Sequea, tres de los militares que participaron en la Operación Libertad el pasado 30 de abril.

Al menos seis inmuebles de estos funcionarios y sus familias fueron allanados por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), pero recientemente los hijos del capitán Antonio Sequea, adscrito desde hace un año al Servicio de Inteligencia Nacional (Sebin), fueron acosados.

Su propiedad en la urbanización Los Naranjos en Caracas fue allanada, pero el pasado 2 de mayo, en horas de la noche, funcionarios de la Dgcim también allanaron la vivienda de sus padres en San Félix, estado Bolívar. Familiares denunciaron que se robaron electrodomésticos, tres vehículos y asesinaron a la mascota de su mamá, un bambi de cinco años.

Sobre los ataques a la Asamblea Nacional, Yegres recordó que han sido 97 sentencias contra el Parlamento desde diciembre de 2015 cuando la oposición al régimen ganó la mayoría de los curules en las elecciones del 6 de diciembre de ese año.

Sobre el rol ciudadano, aseveró que debe continuar la denuncia y presión desde el activismo de calle.