Opinión

Nadie siente vergüenza ni se sonroja cuando son señalados como corruptos y ladrones en sus distintos grados.
El hecho es dramático, complejo para la búsqueda de normalización de soluciones al desempleo y al hambre. Es grave por el comentario que hace el gobierno contra los dirigentes que puede interpretarse de cualquier manera y esto no puede desestimarse.
¿Será por desmemoriados, me pregunto hoy, que algunos de quienes se dicen opositores a la narco-dictadura que nos lega el soldado Chávez, administran Cuba y los militares a través de un mascarón de proa, Nicolás Maduro, reclamen escoger a un “líder único” a través de elecciones primarias?
Nietzsche dijo alguna vez que solo puede definirse aquello que no tiene historia, y la literatura, el más humano de los productos, está íntimamente ligado a las cambiantes transformaciones del tiempo.
Template by JoomlaShine