Opinión

El tiempo de las preguntas debe terminar. Es el tiempo de las respuestas, pero no de las respuestas explicativas o descriptivas, sino de las respuestas efectivas, concretas y sustanciales.
Ser maestro en la Venezuela de hoy es firmar una sentencia de morirse de hambre. “El primer ciudadano de la nación”, como pedía Simón Rodríguez, es hoy el último y por largo trecho.
Desde la realización del Foro de Sao Paolo se profundiza una clara estrategia continental para recuperar terrenos perdidos por el socialismo comunistoide y destruir todo cuanto ha significado obstáculo firme a sus propósitos.
Las dilaciones sobre la cuestión venezolana son un crimen de lesa majestad, de cuyas responsabilidades mal se podrá librar la comunidad internacional. No le bastará el tiempo para lamentarlo.
¿Cuál es el proyecto para el beneficio de la Guayana hoy, que desde las políticas de un gobierno democrático se aborda y se construye?
Template by JoomlaShine