Opinión
Diego Márquez Castro

Diego Márquez Castro

Periodista, gremialista y docente, ha hallado en la filosofía una manera de alertar acerca de los desvaríos del poder y su relación directamente proporcional con la ignorancia y la apatía ciudadana. De esa preocupación surge su dominical Comunicación y política.

 |  Sábado, 27 Mayo 2017 00:00

El filósofo inglés de siglo XVII John Locke, quien ante a la persecución religiosa y política planteó la libertad de conciencia como un derecho inherente a la persona humana.

La sociedad civil desempeña un papel de primordial importancia con el objeto de proporcionar propuestas y respuestas asertivas a los retos que en el orden político, social y tecnológico presenta un mundo y una sociedad globalizados.

A partir de textos referenciales, entre otros del papa Juan Pablo II, el autor destaca la necesidad del reconocimiento y la práctica de los derechos humanos para lograr sociedades más justas.

La lucha no violenta como instrumento para la resolución de conflictos es, lejos de una utopía, una realidad tangible, con efectos reales y de trascendencia en la sociedad. Pero aplicarla no es para blandengues. Requiere más valentía y convicción que quien empuña un arma, pues cree que la violencia solo trae más violencia. Pero la paz aleja el resentimiento y logra grandes transformaciones. Aquí, una revisión de los planteamientos de Gandhi y Luther King.

 |  Sábado, 29 Abril 2017 00:00
Etiquetado como

La no violencia activa es una filosofía de vida y una ética que conducen a vencer el miedo, conociendo nuestra dignidad como personas humanas.

El profesor Diego Márquez nos recuerda que la paz es una convicción y un modo de vida al que se llega conjugando la tolerancia con la justicia.

Tan dañino es ser un ciudadano apático y anodino como uno violento y fanático. Ambos extremos son peligrosos.

Diego Márquez rescata de Weber las tres cualidades de mayor relevancia para un político: pasión, sentido de responsabilidad y mesura.

El proceso corrosivo que vive nuestra sociedad ha invadido como una metástasis todas las instituciones, organizaciones, instancias y ámbitos.

El filósofo holandés Baruch Spinoza reflexiona: “Una cosa es gobernar y administrar la cosa pública con derecho, y otra distinta, gobernar y administrar muy bien. Se puede gobernar pésimamente usando y abusando de las leyes o se puede gobernar respetando las leyes y generando una administración honesta, eficiente, eficaz y políticamente democrática”.



Página 1 de 15

Los docentes esperan, entre otros puntos, iniciar la discusión del contrato colectivo e incluir a los jubilados como beneficiarios...

Verdadera autonomía, autogestión y elecciones de autoridades son los tres puntos principales del acuerdo de diputados estudiantile...

Representantes de niños que reciben clases en la EBN Vista al Sol protestaron para denunciar 17 robos desde diciembre de 2016, en ...

Tras los consecuentes robos a mano armada dentro de las sedes de la universidad en todo el estado Bolívar, Puerto Ordaz fue selecc...

Reconocido mundialmente como el estadounidense que logró dar con el primer y único premio Pulitzer otorgado a un crítico de cine...