Opinión
Otto Jansen

Otto Jansen

No sólo comunica por deber, sino que también lleva en sí la angustia de una región que pudo haber sido mejor. Semanalmente, expone ideas para contribuir con el fortalecimiento moral de Bolívar en Bienmesabe.

Es asombrosamente notable, de igual modo, cómo el guión del gobierno regional y cómo las culpas se pasan a terceros, a la oposición política y al imperialismo yanqui.

La República se hunde: comemos desperdicios y lo que requerimos urgentemente no son magos, ni héroes, sino UNIDAD. La organización ciudadana con la definición precisa de los próximos pasos hacia la prosperidad. Al pan, pan y al vino, vino. Sencillas palabras que hoy en nuestro país, son símbolos subversivos.

La percepción en Bolívar es que luego de 18 años, el presupuesto total de inversión y gasto del nuevo acueducto es desconocido y la distribución del servicio ni se conoce: no hay agua; siguen las cisternas aunque ahora en menos números.

 |  Sábado, 04 Marzo 2017 00:00

Es obligación que la relegitimación de las organizaciones sea expresión de conductas éticas, inserción social, la lucha por la pluralidad, el derecho al voto y el rencuentro con la confianza del futuro venezolano.

Son largos lustros de polarización política y socavamiento institucional a extremo. Son las torcidas ‘verdades’ revolucionarias que no reflejan la lógica cotidiana.

La obligación de rescatar la Gobernación, las alcaldías y la presidencia, los poderes públicos independientes es de la oposición, de los convencidos de la democracia, exhibir formalidad, coherencia y seriedad.

¿Qué país puede pensar y soñar en su futuro si sus niños de ahora mueren de hambre?

El cuadro del país que se reproduce como en cámara lenta en las localidades, muestra el esfuerzo revolucionario por decapitar los derechos políticos y en ese sentido quienes se dicen luchadores por el cambio tendrán que comprender que el camino por recuperar las elecciones, el ejercicio de la democracia y el estado de derecho ha de articularse con las luchas por el empleo, por el salario.

La esperanza democrática es aliento que es a su vez propuesta de idea fuerte con un proyecto solidario, que exprese ir más allá del cliché propagandístico contra la maldad revolucionaria. No es ganar exclusivamente, es imprescindible tener respuesta para qué se quiere gobernar.

Para Otto Jansen, si bien las cajas del CLAP representan un respiro frente a la inflación, la cantidad y la calidad son cuestionables y sobre todo no representan una solución al apremio económico.



Página 7 de 23

La Gran Misión Vivienda Venezuela es el programa habitacional del Estado, vigente en todo el país, tutelado por el Ministerio de V...

“Así como están investigando a algunos trabajadores por el vandalismo de los últimos días, debería investigarse a los gerentes que...

Durante la protesta de este martes, habitantes de distintos sectores de Puerto Ordaz recordaron que los problemas de distribución ...

Hace 23 años, la Alcaldía planteó el Plan Especial Castillito como la alternativa para reorganizar las barriadas que crecieron sin...

Vecinos de ese sector y de Villa Colombia aseguran que los trabajadores del servicio exigen pagos para recoger los desechos, mient...