Opinión
Jueves, 22 Febrero 2018 00:00

Llegado el momento, la realidad se impone. Se acabó el tiempo de la condescendencia, de la falta de propósito, de la improvisación y de la duda. Se acabó el tiempo de la indefinición y los fatales voluntaristas que creen posible la connivencia con el régimen. Se acabó el tiempo de los confundidos que pretenden participar en unas elecciones que no son elecciones. Se acabó el tiempo de los que hasta ahora han practicado el error, la condescendencia, el diálogo y la fatal permisividad. 

Viernes, 19 Enero 2018 00:00

“La humillación como forma de dominio tiene fecha de caducidad”, resalta Diana Gámez en su columna semanal.

Se siguen cometiendo hechos abominables contra la humanidad y en mi opinión, hay muchos actores, civiles y militares, que por acción o por omisión, son candidatos seguros a sentarse en el temido banquillo de la Corte Penal Internacional.

Jueves, 12 Enero 2017 00:00

onar el patrioterismo y el militarismo le crearon problemas a este escritor alemán, no por ello se doblegó,

Viernes, 16 Diciembre 2016 00:00

Se han perdido oportunidades precisas y preciosas por la terquedad y el complejo de superioridad que han tenido o sentido algunos autodenominados dirigentes quienes pensaron que estaban por encima del todo y de todos.

Jueves, 25 Febrero 2016 00:00

Mostacho y vestimenta de Stalin, traje de cortador de caña cubano, verborrea del comandante eterno y un profundo sinsentido de la política. Así Diana Gámez esboza al inquilino de Miraflores en sus Agrazadas de esta semana.

“Hitler quemó, entre muchos otros, un ejemplar de La Democracia en América, como si fuera posible reducir la cultura a cenizas. Hitler, sin embargo, ha muerto y la democracia sigue en pie, sigue siendo el Estado ideal, el arquetipo a perseguir, la meta a alcanzar”.

Acciones desesperadas, las del gobierno y el cogollo oficialista, que, sin embargo, no los sacan del hoyo, sino que los hunden más. No rescatan votantes y, por el contrario, causan repulsión dentro del país además de deteriorar severamente sus relaciones y amistades internacionales. Todos están preocupados e incluso escandalizados por las cosas que hace el madurocabellismo en Venezuela.

Nuestra tarea es que jamás vuelvan a presentarse condiciones para una reedición de todos estos aciagos hechos y malévolas circunstancias: ¡nunca más Lili Marleen!

Domingo, 10 Mayo 2015 00:00

Ossietzky es un símbolo universal: preso de ayer, preso de hoy y preso del futuro, por sostener nuestros derechos, por defender la libertad del hombre.



Página 1 de 2

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...