Banner aniversario nuevo

Martes, 20 Febrero 2018 00:00

Viacrucis del transporte público restringe derechos a una educación universitaria de calidad

 
Valora este artículo
(0 votos)
En Zulia, las llamadas “chirrincheras” han salido al paso para trasladar a los ciudadanos, incluyendo docentes y estudiantes universitarios En Zulia, las llamadas “chirrincheras” han salido al paso para trasladar a los ciudadanos, incluyendo docentes y estudiantes universitarios Foto Aula Abierta Venezuela

Aula Abierta Venezuela se pronunció sobre el drama que se vive en el interior del país para poder trasladarse de un lado a otro, lo cual incide en la deserción estudiantil y renuncia de profesores.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

LUZ reduce clases a tres días a la semana para frenar deserción estudiantil por falta de transporte

barra 4naranja220

Unexpo Puerto Ordaz reporta 30 % de deserción estudiantil para inicio del nuevo semestre

barra 4naranja220

Docentes se suman al paro estudiantil de la UNEG por falta de comedor y transporte

 

El colapso del transporte público en Venezuela tiene graves consecuencias para choferes y pasajeros. El futuro del país se ve amenazado cuando, por falta de buses y carros suficientes, y pasajes muy costosos, alumnos y docentes universitarios dejan de asistir a los salones de clases.

La ONG Aula Abierta Venezuela emitió un comunicado de prensa en el que alertó que los profesores dejan gran parte de sus sueldos solo en gastos de transporte.

La alternativa ante la falta de autobuses suficientes han sido los camiones volteos que desde el año pasado trasladan a ciudadanos en estados como Carabobo, Sucre, Miranda y Bolívar. Los pasajeros y choferes ponen en riesgo sus propias vidas tan solo por llegar de un lado a otro. El pasado 14 de diciembre, cinco personas murieron cuando uno de estos vehículos se volteó, en Puerto Ordaz.

En Zulia, las llamadas chirrincheras, trencitos que se usaban para el entretenimiento de los niños, también se suma a la lista de transporte público improvisado, que abordan los miembros de la comunidad universitaria para la actividad académica, por las constantes fallas en el metro de Maracaibo.

“A la problemática del transporte se le suma la escasez de efectivo, las entidades bancarias proporcionan a los usuarios 10 mil bolívares, este monto no es suficiente para cubrir las necesidades de traslado. Este contexto social que viven los estudiantes y profesores hacen que el derecho a la educación se vea vulnerado”, señala el comunicado de Aula Abierta Venezuela.

La ONG reportó que los profesores universitarios ganan, en promedio, 797 mil 510 bolívares mensuales. Este monto se hace insuficiente si deben costear pasajes de transporte público a 2 mil 500 y 3 mil bolívares diarios. En Puerto Ordaz, el pasaje puede costar 5 mil bolívares. Por el lado de los alumnos se repite la historia, más desde que el Estado dejó de emitir tickets estudiantiles que exoneraban el pago del boleto.

El transporte interurbano por tierra también está en serio declive, afectando a los ciudadanos más al pedir el pago del servicio en efectivo. Esto lesiona el derecho a la libertad académica, pues impide que universitarios se trasladen a otra región de Venezuela a estudiar o investigar.

Caos también en transporte aéreo

Los viajes nacionales por vía aérea también representan un viacrucis, por la indisponibilidad de boletos. Además, “los vuelos internacionales para los académicos resultan inaccesibles, debido a los altos costos, falta de divisas, entre otros factores, hacen cuesta arriba que se puedan realizar estudios y aprovechar becas estudiantiles”, añade la publicación.

  ComillasAMARILLASLos vuelos internacionales para los académicos resultan inaccesibles, debido a los altos costos, falta de divisas, entre otros factores, hacen cuesta arriba que se puedan realizar estudios y aprovechar becas estudiantiles”.  

David Gómez Gamboa, director de Aula Abierta y profesor universitario, comenta que: “para el ejercicio de la libertad académica en toda democracia es necesario que las actividades consustanciales al ejercicio de la docencia, de la investigación, de la participación en eventos académicos por parte de un profesor universitario en otra ciudad, sean garantizados… en la Venezuela de hoy, los docentes universitarios se inhiben de participar”, por todas las trabas en los servicios cuyo funcionamiento debería garantizar el Gobierno.

En su caso, no pudo asistir a un evento al que fue invitado en Caracas, pues le avisaron con tres días de anticipación y fue imposible comprar un boleto Maracaibo-Maiquetía. Los pasajes terrestres son a precios inaccesibles en efectivo, y hay que llegar a la terminal de pasajeros a las 4:00 de la mañana a intentar lograr un cupo dentro del autobús.

“El tema de las restricciones cambiarias, el caso en que sean eventos en el exterior, el tema del salario insuficiente, y además de situaciones dramáticas en donde un profesor percibe alrededor del equivalente a 5 dólares al mes”, complementó Gómez Gamboa.

Alivio en Caracas

“En Caracas, el tema del transporte público es diferente, porque el metro de la capital funciona, pero es insuficiente para la gran cantidad de usuarios, a pesar de que es prácticamente gratis, comparado a los precios en los demás estados del país”, expresaron, y consideraron que esto representa en una burbuja respecto de la crisis nacional, “esto es un indicador que evidencia el porqué en Caracas no se han generado levantamientos sociales”.

“Aula Abierta levanta la voz ante la problemática del país que aflige al interior del país, violando la libertad académica, pues muchas personas dejan sus trabajos porque gastan sus sueldos en pasajes”, concluye la comunicación. (Con información de Aula Abierta Venezuela)

Visto 1523 veces Modificado por última vez en Martes, 20 Febrero 2018 00:31

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.