Martes, 06 Febrero 2018 00:00

Informe sobre centros de reclusión de la FANB revela grave hacinamiento, precarios servicios y torturas

 
Valora este artículo
(0 votos)
El procesamiento de civiles por juzgados militares se recrudeció durante las detenciones en 2017 El procesamiento de civiles por juzgados militares se recrudeció durante las detenciones en 2017 FOTO WILLIAM URDANETA ARCHIVO

La investigación de Una Ventana a la Libertad detalla las condiciones de hacinamiento en la reclusión de procesados militares, así como la violación de otros derechos humanos y normas contenidas en el Protocolo de Estambul.

La ONG Una Ventana a la Libertad (UVL) presentó su informe Situación de los Derechos Humanos en los Centros de Reclusión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, producto del resultado de una investigación realizada en el último trimestre de 2017, sobre las condiciones de reclusión en estos recintos. La investigación estuvo a cargo del periodista Javier Ignacio Mayorca, y por el Coordinador de UVL, Carlos Nieto Palma.

El informe (Vincular al PDF adjunto) hace alusión a humillaciones, castigos y torturas físicas y psicológicas  en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y a la cotidianidad de los privados de libertad en otras estructuras bajo el cuidado de funcionarios del Ejército y de la Guardia Nacional, que a menudo forman parte integral de unidades de la Fuerza Armada Nacional, cuyas  instalaciones han sido habilitadas para recibir a detenidos por delitos comunes y por manifestar contra el Gobierno tales como: 35 Brigada de Policía Militar José de San Martín; Unidades de la Guardia Nacional Bolivariana; Los tres centros para procesados militares: el Centro Nacional para Procesados Militares de Ramo Verde y los anexos que sirven como centros para procesados militares en oriente -La Pica, estado Monagas- y occidente -Santa Ana, estado Táchira-.

De la investigación realizada se aprecia que en las cárceles militares, como en las civiles, existen fallas crónicas en los servicios de agua potable y una deficiente alimentación, lo que ocasiona una carga adicional sobre los familiares de los detenidos, quienes se ven obligados a hacer lo posible para cubrir estas deficiencias.  Además, en los tres centros para procesados militares la atención médica es inexistente.

Represión aprendida

De las conclusiones, destacan denuncias, tanto directas como referenciales, sobre la aplicación de castigos indiscriminados y torturas en los calabozos de la Dgcim Boleíta. Desde los golpes concentrados en determinadas partes del cuerpo, la colocación de sacos en la cabeza impregnados con polvillo de bomba lacrimógena hasta la inserción de tachuelas en la parte inferior de las uñas de las manos, los métodos se multiplican con la finalidad de obtener información por medios distintos de la investigación policial.  

  Informe revela fallas crónicas en los servicios de agua potable y alimentación, ocasionando una carga adicional sobre los familiares de los detenidos.  


Este sitio de reclusión cuenta con 12 celdas y una capacidad de 36 presos. En Mayo del año pasado, llegaron a tener 60 detenidos. Tampoco se aplica la clasificación de presos por tipo de delito, peligrosidad o grado militar.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Maduro acentúa su despotismo con detenciones políticas, inhabilitaciones y consolidación del militarismo

barra 4naranja220

Aplicación de ‘ley contra el odio’ genera efecto intimidatorio contra manifestantes

barra 4naranja220

Maduro pone en alerta a sus fuerzas para activar la represión ante ola de protestas sociales

barra 4naranja220

 

Las víctimas no cuentan con una estructura de verificación independiente de los daños físicos y psicológicos sufridos por ellos luego de ser sometidos a estas torturas, tal y como lo establece el Protocolo de Estambul.

El informe detalla también el hacinamiento en otros sitios de reclusión para procesados militares; como Ramo verde con un 71.4% de exceso poblacional; 17.5% en La Pica, y Santa Ana 214.2%.

Igualmente, mediante la aplicación del entramado militar, el Gobierno fue capaz de aplastar la ola de protestas que se desarrolló entre los meses de abril y julio de 2017. Pero ha quedado en la mente de los operadores policiales y militares la noción de que, en determinadas circunstancias, es posible e incluso mandataria -según los estándares del régimen venezolano- la violación de los derechos constitucionales de los venezolanos, si esto garantiza la continuidad del Gobierno.

Esta lección fue aprendida convenientemente por los cuerpos policiales, y en especial por la Guardia Nacional Bolivariana, sobre cuyos hombros recayó la responsabilidad del mantenimiento del llamado “orden interno” durante aquellos días.

Durante la investigación se pudo conocer que, en la actualidad, ese mismo componente de la Fuerza Armada evalúa una reformulación de sus tácticas, a la luz de la creciente conflictividad social ocasionada por el declive económico del país. Si en los meses de abril a julio la represión fue justificada contra manifestantes políticamente motivados, la pregunta que gravita en la actualidad es si la respuesta militar será la misma cuando las protestas sean ocasionadas por necesidades sociales insatisfechas. (Prensa Una Ventana a la Libertad)

Visto 620 veces Modificado por última vez en Sábado, 17 Febrero 2018 21:06

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tanto a los dirigentes regionales como nacionales tomó por sorpresa la noticia de que Antonio Ledezma había salido de Venezuela la...

El integrante de la dirección nacional del Partido Comunal Revolucionario agradeció el apoyo de las personas que lo acompañaron du...

La Causa R propuso a Andrés Velásquez como precandidato en unas primarias para las presidenciales; lo propio hace Primero Justicia...

El candidato a alcalde realizó un recorrido por el Palacio Municipal para conversar con trabajadores y garantizarles su estabilida...

El partido reitera la posibilidad de ganar la mayoría de las alcaldías en el estado, así como impulsar las mejoras en cada uno de ...