Banner aniversario nuevo

Viernes, 02 Febrero 2018 00:00

Maduro acentúa su despotismo con detenciones políticas, inhabilitaciones y consolidación del militarismo

 
Valora este artículo
(0 votos)
Maduro pretendió ultimar la mesa de diálogo con su llamado a la oposición: “o firman o firman” un supuesto acuerdo que no existe Maduro pretendió ultimar la mesa de diálogo con su llamado a la oposición: “o firman o firman” un supuesto acuerdo que no existe Foto Minci

En menos de 254 horas, la dictadura de Nicolás Maduro avanza en su radicalismo con una jornada de dos detenciones políticas -Enrique Aristeguieta Gramcko y Vanessa Barroso-, revelaciones de la masacre de El Junquito, aceptación de Maduro de la tarjeta del PSUV para las presidenciales, amenazas de Diosdado Cabello al frente de un nuevo plan cívico-militar y exclusión de Primero Justicia de la jornada de reparación.

La dictadura dio otro paso hacia adelante este viernes. Ya en el cierre de la semana, el régimen encabezado por Nicolás Maduro acentuó su carácter despótico con cinco acciones que delatan con creces su perfil represivo con esmaltes, cada vez más frágiles, de supuesta democracia.

La arremetida empezó desde la madrugada, cuando el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en otra de sus acostumbradas emboscadas nocturnas, detuvo al opositor y miembro de la Junta Patriótica de Gobierno de 1958, que contribuyó con el derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez, Enrique Aristeguieta Gramcko.

 
 

Una comisión del Sebin ingresó en la madrugada a su casa y lo detuvo, sin orden judicial alguna, y contraviniendo el artículo 231 del Código Orgánico Procesal Penal, el cual establece, entre otras condiciones, que “no se podrá decretar la privación judicial preventiva de libertad de las personas mayores de setenta años”.

“Lo identificaron, le tomaron fotografías, revisaron sus pertenencias y cuando confirmaron que era el doctor Aristeguieta Gramcko se lo llevaron detenido, le dieron la oportunidad de tomar sus medicinas lo que para nosotros es un mal indicio porque pareciera que va a estar mucho rato con ellos”, confirmó su abogada Theresly Malavé, directora de la ONG Justicia y Proceso Venezuela.

Aristeguieta logró enviar un tuit desde su cuenta en el que alertaba que agentes del Sebin llegaron a su casa a buscarlo. El jueves había colgado un mensaje en el que señalaba que lo único que le interesaba al gobierno del presidente Nicolás Maduro es permanecer en el poder “a costa de lo que sea, mintiendo y matando si es necesario”.

Al cierre de esta edición, Malavé informó que el Tribunal 21 de Control de Caracas le había concedido libertad plena a Aristeguieta.

Con este arresto, además de otro indicio de la criminalización de la disidencia por demás consolidada por el régimen, se evidencia el ataque dictatorial a los símbolos de la resistencia en Venezuela. Encarcelar al ahora único sobreviviente de la Junta Patriótica de Gobierno a 60 años de aquella gesta contra la dictadura de Pérez Jiménez, es un golpe que apunta a la desmoralización de la clase política venezolana que apuesta por la restitución de la democracia.

Fantasmas de una masacre

La de Aristeguieta no fue la única detención política del día. Pues, si se trata de atacar a la disidencia, o de exterminarla sin dejar rastros -como el caso del expolicía Oscar Pérez y su grupo rebelde-, la dictadura de Maduro también hace este tipo de trabajos.

La segunda detención del día fue, precisamente, la de Vanessa Barroso, directora de la Fundación GV33 Moral y Luces, dedicada a ayudar a niños enfermos con cáncer, en situación de calle o condiciones vulnerables, y en la que Pérez participaba activamente.

Una vez más, el Sebin, brazo de la represión política por excelencia, estuvo a cargo de la operación que se desarrolló en casa de Barroso, en el sector San Martin de la ciudad de Caracas.

Los fantasmas alrededor de la masacre de El Junquito no quedaron ahí; pues este mismo viernes salió a la luz la filtración de un audio de la operación en la que el régimen asesinó a seis personas. Este audio, difundido por la cadena Univisión, confirma que Pérez y sus hombres fueron ejecutados extrajudicialmente.

Fachada electoral

Pero mientras la dictadura encarcela, masacra y pretende borrar evidencias tras bastidores, en la palestra, Maduro y sus acólitos pretenden venderse como los más demócratas. Prueba de ello fue su aceptación de la tarjeta del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para buscar su reelección en un acto en el que, además del pan y el circo, prometió la recuperación total de la economía.

“Mi compromiso es con el pueblo de Venezuela. Acepto la candidatura del PSUV para llevar a Venezuela a lo más grande, a una recuperación total de nuestra patria y hacerla una patria pujante”, afirmó en un encuentro con delegados de la dirigencia del partido en Caracas.

 
 

está en abierta campaña por su reelección, a pesar de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no ha fijado la fecha de las elecciones. A propósito de ello llamó al CNE a fijar cuanto antes la fecha de los comicios, pues afirmó estar ansioso de entrar en campaña.

En ese mismo acto, y con la rimbombancia habitual de quien inventa conflictos para justificar su carácter autocrático, Maduro nombró al primer vicepresidente del PSUV y considerado el segundo al mando en el chavismo, Diosdado Cabello, como “responsable del plan de defensa de la paz, de la soberanía” y del ya anunciado triunfo electoral.

“Para tener la paz en Venezuela garantizada tenemos que ganarla todos los días. Yo ordeno, compañero Diosdado Cabello, y lo nombro a usted responsable del plan de defensa de la paz en Venezuela, de la soberanía y del triunfo electoral de la Presidencia de la República”, anunció.

“Diosdado Cabello será el jefe del plan popular de defensa antigolpista, antiterrorista”, reiteró, y le ordenó salir a la calle para construir el plan en unión cívico-militar para combatir estas supuestas amenazas.

La unión cívico-militar propuesta por el chavismo desde sus inicios se ha convertido en una forma de militarizar la vida civil venezolana, desde el ámbito político hasta el económico, en el que los uniformados se han convertido en una especie de casta preñada de privilegios, con resultados que van desde su participación en cargos públicos, de elección popular o no, hasta hechos de corrupción, lavado de dinero y narcotráfico.

Lo cívico-militar también ha fungido como remoquete para justificar la participación de colectivos armados que, conjuntamente con las fuerzas del régimen, mancomunan esfuerzos para cometer actos ilícitos, como la ejecución extrajudicial de Oscar Pérez, o como quedó patentado el año pasado con la represión de las protestas contra la dictadura, en las que la Guardia Nacional Bolivariana (PNB), y las diversas policías, nacional, regionales y municipales, trabajaron con colectivos armados para cercenar el derecho a la protesta y la libertad de expresión.

Retaliación política

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Padrino López perjura lealtad a la dictadura ante asomos de Tillerson a militares de ser “agentes de cambio” 

barra 4naranja220

Enrique Aristeguieta es la nueva víctima de la política represiva del régimen de Maduro

barra 4naranja220

CIDH reclama acciones urgentes al régimen madurista para frenar la crisis social que mata a los venezolanos

barra 4naranja220

Convocatoria a presidenciales por parte de la ANC carece de efectos legales y contraviene los DD HH

 

la jornada, barnizada de supuesta fiesta democrática en el PSUV, no podía cerrar con otro acto de persecución política, precisamente, a propósito del tema electoral. Mientras Maduro prometía paz y recuperación total de la economía en el Poliedro de Caracas durante su aceptación de la tarjeta pesuvista, el CNE, fiel sirviente de la dictadura, excluyó a Primero Justicia de la fase de reparos en el proceso de validación de partidos. Sin reparación, la organización, una de las más votadas del país, no podrá participar de los próximos comicios.

El rector del CNE Luis Emilio Rondón informó sobre esta situación, a la vez que manifestó su rechazo a esta nueva maniobra del régimen para cercenar el derecho a la participación política de quienes militan en esa tolda, y de quienes comulgan con esta.

“Rechazo que, sobrevenidamente, el CNE modifique las condiciones del proceso de renovación de partidos incumpliendo incluso con el cronograma ya aprobado y publicado al impedir a la organización PJ ir a la fase de reparos”, escribió Rondón en Twitter.

Primero Justicia debía acudir este sábado y domingo a recolectar nuevamente las firmas necesarias para validarse como partido político, ya que no logró la meta prevista el fin de semana anterior.

Y así la dictadura cierra una jornada de avances en su despotismo. 24 horas de detenciones, ataques, revelaciones de una masacre, fiestas electorales de mampostería, amenazas cívico-militares y exclusión de partidos para remarcar su carácter autocrático.

Visto 1056 veces Modificado por última vez en Sábado, 03 Febrero 2018 00:08

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.