Miércoles, 06 Diciembre 2017 00:00

Codevida plantea cooperación internacional como mecanismo de urgencia contra hambre y enfermedades

 
Valora este artículo
(0 votos)
Guayana ha vivido los estragos de la crisis humanitaria en Venezuela Guayana ha vivido los estragos de la crisis humanitaria en Venezuela Foto William Urdaneta

La alianza venezolana de organizaciones por la vida propone la conformación de un equipo interdisciplinario que incluye representantes del régimen, para trabajar por cuatro millones de personas cuyos estados de salud son críticos. 

@marcosdavidv

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

El CLAP solo alimenta el hambre y la indignación en Palital

barra 4naranja220

La difteria lleva cuatro víctimas mortales confirmadas en hospital de Guaiparo este año

barra 4naranja220

Primero difteria y ahora sarampión: en la gestión de Maduro reaparecen enfermedades extintas en Venezuela

 

Las medidas para las atenciones alimentaria y medicinal de los venezolanos no pueden esperar más y, por tanto, tampoco pueden esperar los resultados de diálogos entre el régimen y la oposición. Es simple: entre más se espere, más gente morirá. Más, mucho más, que la que ha muerto ya.

Esa fue la lógica de Codevida para el planteamiento que hizo público este martes: la de la cooperación internacional “para la atención inmediata de la emergencia”.

Son, al menos, cuatro millones de venezolanos que tienen sus saludes y, por tanto, sus vidas, en riesgo. Y pese a la cifra, el Estado no actúa para frenar la situación.

“Nuestra propuesta comprende un conjunto de medidas urgentes para salvar vidas y atender de manera inmediata las necesidades de salud y nutrición que afectan a los grupos más vulnerables de la población venezolana, con apoyo de los mecanismos ya existentes que tiene a su disposición el Estado venezolano como parte de organizaciones de cooperación internacional, en condiciones de transparencia, probidad técnica y amplia participación independiente de organizaciones de la sociedad civil y profesionales del área”, plantea Codevida.

La propuesta consiste en el uso de los fondos de emergencia estratégico y rotario de la Organización Panamericana de la Salud (de la Organización Mundial de la Salud).

Tales fondos “se encuentran en condiciones de proveer medicinas, vacunas e insumos para el tratamiento y diagnóstico de un amplio número de condiciones de salud, transmisibles y no transmisibles. Abarcan igualmente la adquisición de la cantidad necesaria del Botiquín Médico Interinstitucional de Emergencia, que permite atender a 10 mil personas durante 3 meses”.

¿Quién actuaría?

Las dudas son lógicas: el manejo de comida y de medicinas no es un tema que pueda generar confianza. Pues como intermediador, Codevida propone el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Sería esa la “vía para la recepción y distribución de insumos nutricionales y terapéuticos dirigido al tratamiento de la Desnutrición Global Aguda, severa o moderada, no contenidos en el Botiquín Médico Interinstitucional de Emergencia”.

El carácter impostergable de las medidas lleva a Codevida a insistir en que no se puede esperar por negociaciones políticas. Por ello, además, propone la designación de un grupo de trabajo.

“Estaría integrado por funcionarios del Estado venezolano, personas responsables de Agencias del Sistema de las Naciones Unidas, especialistas de las áreas de salud y atención alimentaria y organizaciones de sociedad civil, para su implementación de manera inmediata”.

Exigencias que no faltan

Pero el hecho de que se invite al régimen madurista a participar no implica que no se llame la atención acerca de su responsabilidades: la de “cumplir con su obligación de proteger la vida y la salud de toda la población”.

“Esta responsabilidad es también individual, cuando de manera deliberada no se realizan todos los esfuerzos necesarios por todos los medios disponibles, incluyendo los que corresponden al Estado a través de la cooperación internacional, y como consecuencia de ello existen peligros inminentes de muertes evitables y daños irreparables a la salud”.

Codevida exige una respuesta concreta en 10 días. Por tanto, el 15 de diciembre, cuando se discuta sobre el documento de las cancillerías facilitadoras del diálogo, también debe haber respuesta sobre esta petición.

“Cada día que pasa es un día más de consecuencias graves para la salud física y mental de la población venezolana”, concluye el comunicado. Esas consecuencias también pueden ser muertes: que lo digan las familias de más de más de 40 niños que se han muerto de hambre este año en el hospital de Guaiparo.

Visto 560 veces Modificado por última vez en Miércoles, 06 Diciembre 2017 02:54

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tanto a los dirigentes regionales como nacionales tomó por sorpresa la noticia de que Antonio Ledezma había salido de Venezuela la...

El integrante de la dirección nacional del Partido Comunal Revolucionario agradeció el apoyo de las personas que lo acompañaron du...

La Causa R propuso a Andrés Velásquez como precandidato en unas primarias para las presidenciales; lo propio hace Primero Justicia...

El candidato a alcalde realizó un recorrido por el Palacio Municipal para conversar con trabajadores y garantizarles su estabilida...

El partido reitera la posibilidad de ganar la mayoría de las alcaldías en el estado, así como impulsar las mejoras en cada uno de ...