Jueves, 23 Noviembre 2017 00:00

Académicos y universitarios reclaman a la MUD que defina condiciones para un diálogo serio

 
Valora este artículo
(0 votos)
Los académicos y los universitarios reconocieron la legitimidad de la AN Los académicos y los universitarios reconocieron la legitimidad de la AN Foto cortesía Unidad Venezuela | @ASAMBLEAVE

Voceros estudiantiles y de las academias se reunieron para exponer visiones y recomendaciones a la oposición que acudirá al diálogo. La coincidencia fue unánime: debe haber claridad en los fines y transparencia en los acuerdos.

@marcosdavidv

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Turbiedad del régimen obliga a la oposición a desistir del diálogo

barra 4naranja220

El diálogo en el diálogo callejero

barra 4naranja220

Diálogo de un sector opositor con el Gobierno trastabilla antes de haber empezado

barra 4naranja220

Desencuentros dentro de la MUD interfieren en el diálogo impulsado por el Vaticano

 

A muchos no les gustó el asunto. A muchísimos. En parte, debido a los flancos antidiálogo. En parte, debido al nombre que, por rimbombante,  puede sonar vacío. En parte, por el desespero. Sin embargo, ya ese objeto de la discordia, la  Comisión Especial de Consulta para el rescate de los derechos a través de un proceso de negociación de la Asamblea Nacional ya comenzó el trabajo para el que fue creada: escuchar.

Escuchar. Porque quiere el grupo, el grupo que es, a fin de cuentas, la oposición, saber qué quiere y qué opina el país sobre una nueva negociación, una negociación que, bien conducida, puede ser el signo más consistente de una transición y, por tanto, el restablecimiento de la democracia en Venezuela.

Los primeros pasos se dieron este miércoles con dos reuniones: una con representantes estudiantiles. Otra con representantes académicos.

El diputado Stalin González, presidente de la comisión, ante todo, recordó que el encuentro con los representantes del régimen está pautado para principios de diciembre en República Dominicana.

“Si no hay garantías de los acuerdos, los  avales para el proceso, deben ser los países amigos aliados y garantes, cada una de las partes escogió a sus cancilleres, nosotros elegimos a México, Paraguay y Chile”.

¿Qué dijeron los universitarios? Por ejemplo, Rafaela Requesens, presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (FCU-UCV), recalcó la importancia del diálogo con garantías para los cumplimientos de los acuerdos.

“Las condiciones y reglas deben estar estipuladas, pero estas reglas no son solo para tenerlas en un papel y guardarlas en el bolsillo (…) son reglas y condiciones claras que se tienen que hacer públicas a los venezolanos y que todos entendamos el porqué hoy la dirigencia se está sentando a negociar con la dictadura, quien nos ha estado asesinando por muchísimos años”.

Javier Silva, por la Universidad Simón Bolívar (USB), reclamó a la Mesa de la Unidad Democrática que establezca condiciones claras: “lineamientos y transparencia en lo que se va a hacer en este proceso”.

La academia habla 

En el encuentro, la diputada Mariela Magallanes recalcó que, más que diálogo, el próximo encuentro entre régimen y oposición es una negociación con un grupo “al que solo le interesa mantener el poder”.

Los académicos también tomaron la palabra. Inés Quintero, por la Academia Nacional de Historia, antes que cualquier opinión, recordó la legitimidad de la Asamblea Nacional, algo que no se trata de  “partidarismo político sino por un hecho concreto, sustentado por unas elecciones reconocidas por ambas partes como legítimas”.

Gioconda Cunto, presidenta de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, Gioconda Cunto, apuntó como necesario que la negociación sea en “terreno neutral, como Antillas Holandesas”.

“Hay que rescatar al país que quisiéramos tener, uno lleno de respeto y que por supuesto, ha faltado durante tantos años”, recomendó Gonzalo Morales, de la Academia de Ingeniería y Hábitat. 

Las cuentas claras 

Más allá de lo electoral también hay. Y se propuso. Tal fue el caso de Humberto García Larralde, por la Academia de Ciencias Económicas, quien estableció como prioridad la defensa de la normativa constitucional.

A partir de allí, la negociación debe enfocarse, principalmente, en el enderezamiento de la economía. Eso implica “la liberación de las fuerzas productivas en las mejores condiciones. Considero que eso debería incluirse en la negociación, puede ser una exigencia para que el gobierno rectifique las políticas de Estado que han sido nefastas para el país, y que han generado un sinfín de sufrimiento, así como hambre, miseria y hasta muerte”.

Activar el motor de la economía, sin embargo, requiere apagar otro: el motor destructivo de la Asamblea Nacional Constituyente. Fue ese el eje de la idea de Rafael Badell Madrid, vocero de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales.

“El motor de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) tienen que apagarlo, esta tiene que cesar la labor de dictar leyes monstruosas, totalmente inconstitucionales. La máquina de hacer dinero del Banco Central de Venezuela (BCV) también debe detenerse. En breve tiempo se debe conseguir, con las asesorías adecuadas, unas políticas mínimas económicas, para tratar de rescatar el tema económico dentro del país”.

Las propuestas están servidas. ¿Serán escuchadas y, sobre todo, puestas en práctica?

Visto 824 veces Modificado por última vez en Jueves, 23 Noviembre 2017 03:42

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Corpoelec prometió revisar la posibilidad de sustituir uno de los dos transformadores dañados en la zona. Cuatro apagones durante ...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...

El urbanista Simón Yegres y la ONG Contraloría de lo Público y lo Urbano recuerdan los planes diseñados en el municipio en los que...

Un total de 6.893 personas se han visto afectadas en el estado Bolívar por las inundaciones a raíz de las crecidas del Orinoco y d...