Mientras el régimen niega la presencia de la guerrilla en Venezuela, Colombia reconoce que el detenido por el asesinato de tres militares en Amazonas es un reconocido cabecilla del ELN. La presidenta de Control Ciudadano, Rocío San Miguel, y el diputado Américo De Grazia analizan el caso.

“A las cosas hay que llamarlas por su nombre”, afirma el diputado de la Asamblea Nacional Américo De Grazia, al rechazar las declaraciones del ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, quien en rueda de prensa no admitió que sea el Ejército de Liberación Nacional (ELN) el que opere en estados fronterizos, pero sí que hay grupos armados llámense como se llame.

La presidente de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada, Rocío San Miguel, compartiendo opiniones, insta a que sea declarado urgentemente a los grupos guerrilleros como enemigos de las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN).

“Ya basta de complicidades ideológicas, las cosas tienen que llamarse por su nombre y la guerrilla es un enemigo histórico de las Fuerzas Armadas”, afirma San Miguel.

       
San Miguel: “Ya basta de complicidades ideológicas, la guerrilla es un enemigo histórico de las Fuerzas Armadas” | Fotos Archivo

Para San Miguel, lo ocurrido en Amazonas, donde tres guardias fueron asesinados y 10 resultaron heridos tras una emboscada del ELN, no es más que la ratificación del control que viene ejerciendo este grupo armado en territorio venezolano, desde El Catatumbo en el Zulia, hasta los estados Apure, Táchira, Amazonas y Bolívar.

“Aquí lo que opera es un nivel de opacidad por parte del ministro de Defensa y del alto mando militar respecto a la permanencia del ELN en territorio venezolano. Esto es criminal, por estas incursiones se ratifica que la guerrilla colombiana ha sido y seguirá siendo un enemigo histórico para la Fuerza Armada Nacional”, señala.

Pero no solo se trata de la opacidad del Estado, que por años ha permitido el ingreso de la guerrilla a zonas venezolanas, sino que efectivos militares en puestos fronterizos carecen de reglas de enfrentamiento con respecto a la guerrilla.

“Un militar venezolano no sabe si disparar, si mira para otro lado o aceptar el paso abiertamente de la guerrilla. En el pasado ha habido militares presos por perseguir a guerrilleros. Lo más básico que debe tener un militar en la frontera son las reglas de enfrentamiento (...) allí no hay tiempo de pensar, son segundos para accionar, en todas las fronteras del mundo, en todos los puestos operativos de las Fuerzas Armadas se utilizan reglas de enfrentamiento que en el caso venezolano no existen”, cuestiona.

De Grazia, por su parte, destaca que mientras el Gobierno niega la presencia del ELN, lo ocurrido en Amazonas es una evidencia más.

“El ELN lleva cinco décadas operando en Colombia. En Venezuela se ha hecho presente en Amazonas, Táchira, Apure y Zulia, la novedad es que está en Bolívar, en las minas de coltán en Parguaza, en las de diamante en San Vicente de Paúl, y en las de oro en el municipio Sifontes. Lo trágico es que todo sea auspiciado y promovido por el propio régimen”, reprocha.

No obstante, destaca que queda un hilo de esperanza sobre la reserva ética de los componentes militares, pues considera que el hecho de que hubo un enfrentamiento quiere decir que hay no todo el componente está comprometido con el ELN.

Responsabilidad del Estado

       
Comunicado de la Cancillería de Colombia sobre lo ocurrido en Amazonas

Padrino López no expresa abiertamente que el grupo armado que asesinó a tres guardias venezolanos sea el ELN. El jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) en Guayana, Jesús Mantilla, negó la presencia de la guerrilla en Bolívar, pese a las denuncias de familiares de las víctimas de la masacre ocurrida en el sector El Candado en Tumeremo. La Cancillería de Colombia, por su parte, deja en entredicho las aseveraciones de los funcionarios venezolanos.

A través de un comunicado, la Cancillería colombiana lamentó el asesinato de los guardias venezolanos e indicó que Luis Felipe Ortega Bernal, alias Garganta, es un “reconocido cabecilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), cuyo prontuario delictivo le mereció circular azul por parte de Interpol, por múltiples delitos cometidos en nuestro país”.

“La omisión en el cumplimiento del deber por parte de la Fuerza Armada Nacional de resguardar la soberanía territorial, los hace responsables por la presencia y operaciones del ELN en territorio venezolano”, manifiesta San Miguel, quien se refiere también al silencio del comandante de la Guardia Nacional sobre los hechos.

La presidenta de Control Ciudadano considera que hay dos consecuencias inmediatas sobre lo que ocurre en los estados fronterizos: primero, la demostración fáctica de la debilidad en la actuación de las FAN en la cadena de mando; segundo, la desmoralización de esa Fuerza Armada.

“Hasta tanto no haya una posición firme del alto mando militar sobre la actuación del ELN, la desmoralización será mayor en ese hombre o mujer de las FAN que está siendo asesinada por falta de reglas claras en la institución”.

Para el parlamentario, la presencia de la guerrilla en Venezuela no es de gratis, porque -alega- “no se pueden mantener con radio maratones, sino con tráfico de drogas, extorsión, secuestros, cobro de vacunas, minas de oro, diamante y coltán”.

Incómodos al régimen 


De Grazia: “Nos convertimos en incómodos al régimen y seguiremos siendo incómodos”
         

El asesinato de los tres militares ocurre luego de que tanto De Grazia como el dirigente de La Causa R, Andrés Velásquez, fueran acusados por el presidente Nicolás Maduro de ser pranes del oro y amenazara con desaparecerlos y extinguirlos

“El que nos impliquen en eso, llamando a que nos van a extinguir, desaparecer, que somos traidores, traidor es Nicolás Maduro cuando pone en evidencia la presencia de cuerpos irregulares dentro del país, que les da armamento, operatividad y financiamiento”, denuncia.

El diputado enfatiza que las amenazas vienen dadas por convertirse en incómodos al régimen por las denuncias sobre negocios vinculados con el Arco Minero del Orinoco, pero aseveró que continuarán haciendo las denuncias que haya que hacerse.

“Que nos quieren asesinar, extinguir o desaparecer es por haber develado ante la opinión pública nacional e internacional los negocios que tienen y la triangulación criminal que opera en Guayana, en especial en el marco del Arco Minero del Orinoco (...) nos hemos convertido en incómodos, creo que seguiremos siendo incómodos, pero siendo útiles al país”.

La Cancillería de Colombia señaló que alias Garganta tenía circular azul en Interpol por múltiples delitos en ese país | Foto Semana.com

Template by JoomlaShine