A través de un comunicado, el TSJ dijo que estas sanciones solo debilitan “la calidad de vida” del país.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se pronunció por las nuevas sanciones que impuso la administración de Donald Trump al régimen de Nicolás Maduro, y aseveró que estas acciones tienen como objetivo “reprimir la democracia venezolana y convertir a nuestra sociedad y sus instituciones en apéndices” de Estados Unidos.

A través de un comunicado, el TSJ dijo que estas sanciones solo debilitan “la calidad de vida” del país, por lo que estarán atentos “a castigar con severidad cualquier intento de apoyar a sectores que tengan como propósito limitar las necesidades básicas de nuestro pueblo”.

Con esto, el máximo tribunal se alinea con la posición de Nicolás Maduro y el presidente de la asamblea constituyente, Diosdado Cabello, quienes prometieron acciones y una “contraofensiva” contra las personas o sectores que apoyen las sanciones estadounidenses.

“Vamos a iniciar la contraofensiva con ANC y todos los poderes. Debe haber justicia con todos los traidores a la patria”, expresó Maduro en comunicación telefónica con Cabello durante el programa Con el Mazo Dando.

Según el TSJ, estos actos deben ser “expuestos” ante la comunidad internacional “como una verdadera pretensión de lesionar la voluntad política de un pueblo y sus derechos humanos”. Además emplazaron al Ejecutivo a “tomar las acciones necesarias para mitigar el impacto en los sectores más vulnerables, y asimismo a la Fuerza Armada Nacional para contrarrestar la agresión imperialista y mantenerse alerta ante cualquier amenaza en contra de nuestra soberanía”.

El 5 de agosto, Trump firmó una orden ejecutiva que establece el congelamiento de los bienes y activos del Gobierno de Venezuela en territorio estadounidense y se prohíbe cualquier tipo de transacción con la administración Maduro; a excepción de importación de alimentos y medicinas. Las operaciones de empresas privadas que no hayan tenido negocios con el régimen también están exentas de esta medida.

“Seguimos invocando nuestro carácter democrático y nuestra disposición de construir canales sinceros de diálogo, pero no sucumbiremos al chantaje de quienes pretenden acceder al poder mediante otros medios, distintos a los previstos en nuestra Constitución y las leyes”, dijo el máximo tribunal.

Y es que debido a las sanciones, el régimen de Maduro informó que no asistirían a las reuniones del jueves 8 y viernes 9 en Barbados, como parte de un proceso de negociación que lleva Noruega entre actores políticos para lograr una solución pacífica y democrática a la crisis. (Tal Cual)

Template by JoomlaShine