Los venezolanos se despertaron este martes con el arranque de la fase final de la “Operación Libertad”, una acción política de rebelión militar en la que estuvieron presentes Juan Guaidó y Leopoldo López, liberado por sus captores del Sebin, según el propio dirigente político.

Al menos una persona murió, más de cien resultaron heridas y decenas fueron detenidas en los disturbios en Caracas y otras ciudades del país con los que los venezolanos despertaron sorpresivamente este martes, tras el inicio de la Operación Libertad, liderada por militares opuestos a Nicolás Maduro, el presidente encargado Juan Guaidó y el dirigente político, Leopoldo López.

Los sucesos se desencadenaron en la madrugada del martes con un vídeo difundido por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y el también líder opositor Leopoldo López en el que anunciaron el inicio de la Operación Libertad, una acción calificada como un “golpe de Estado” por parte del régimen de Maduro.

“Asumimos todo esto con nervios de acero y máxima seguridad (…) Eso no puede quedar impune, he hablado con el fiscal general de la República”, dijo Maduro la noche del martes, al anunciar acciones penales contra los participantes del alzamiento.

López explicó en el video que los militares encargados de vigilar su arresto domiciliario -en el que desde julio de 2017 purgaba los casi catorce años de cárcel a los que fue condenado por incitar a la violencia en las revueltas opositoras de 2014- dieron la espalda a Maduro y lo liberaron.

       
“He sido liberado por militares a la orden de la Constitución y del presidente Guaidó”, escribió Leopoldo López en la madrugada del martes en su cuenta de la red Twitter

Guaidó y López, que dieron estas declaraciones a las puertas de la base aérea de La Carlota en Caracas, aseguraron que contaban con el apoyo de “un grupo importante” de militares venezolanos y confiaron en que sumarán muchos más.

Ya desde la plaza Altamira, en el centro de Caracas, encabezaron una gran marcha por la avenida Francisco de Miranda hacia el oeste de Caracas, donde se encuentra el Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia de Venezuela, aunque no confirmaron que fuera su destino final.

De acuerdo con la prensa local, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) frenó el paso a los manifestantes bloqueando esta arteria capitalina con vehículos militares y cargó contra ellos empleando gases lacrimógenos y balas de goma.

Las mismas escenas se vivieron en otros puntos de la geografía venezolana. De acuerdo con el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), se registraron protestas en 65 ciudades, mientras que el Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social (OVCS) alertó que la represión se extendió a doce estados.

En la noche de este martes, Provea informó en Twitter sobre “el asesinato del joven Samuel Enrique Méndez, de 24 años, en el estado Aragua en el contexto de protestas”. “Testigos responsabilizan a colectivos paramilitares”, dijo en alusión a los grupos de civiles armados afines al Gobierno.

El OVCS ha cifrado en al menos 109 los heridos por la acción de las fuerzas de seguridad en todo el país. Salud Chacao ha indicado que solo en Caracas y su Área Metropolitana, donde está Chacao, hay más de 70 lesionados, la mayoría con impacto de balas de goma y traumatismos.

Por su parte, Foro Penal, una ONG venezolana que hace seguimiento de la población penitenciaria, informó en Twitter que hasta ahora hay 25 detenidos en el marco de las protestas en apoyo a Guaidó en todo el país -once en Zulia, cuatro en Aragua, tres en Carabobo, dos en Táchira y Lara y uno en Mérida, Monagas y en Caracas-.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela denunció que las autoridades suspendieron la emisión de Radio Caracas Radio, CNN Internacional y BBC, así como problemas en el acceso a internet y redes sociales. Además, nueve periodistas han sido agredidos y uno detenido, añadió.

“Operación Libertad”

Guaidó, subido en el capó de un vehículo y megáfono en mano, anunció desde la plaza Altamira que tanto él como López seguirían allí para esperar a los pocos militares que aún son leales a Maduro y pidió a los venezolanos que se mantengan en movilización indefinida.

La marcha por Caracas se disolvió pero tanto en la capital como en otras ciudades se mantienen las concentraciones con enfrentamientos esporádicos con las fuerzas de seguridad. Guaidó y López abandonaron la protesta capitalina cuando comenzó la represión.

“Hemos conversado con nuestros aliados de la comunidad internacional y tenemos su respaldo firme a este proceso irreversible de cambio en nuestro país. La Operación Libertad comenzó y vamos a resistir hasta lograr una Venezuela libre”, escribió Guaidó en su cuenta de Twitter.

López de Embajada de Chile a la de España

Al final de la tarde, tras refugiarse en la Embajada de Chile en condición de huésped, López se trasladó junto a su familia a la Embajada de España, según informó el entorno de Guaidó y el ministro de Exteriores de Chile, Roberto Ampuero.

“Informamos a Venezuela y a la comunidad internacional que Leopoldo López no ha solicitado asilo al Gobierno de Chile y ya no se encuentra en la residencia diplomática”, anunció en Twitter Alberto Ravell, jefe del Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa de Guaidó.

Instantes después, Ampuero confirmó en la misma red social que “Lilian Tintori y Leopoldo López -de ascendencia española- se trasladaron a la Embajada de España”. “Se trata de una decisión personal, considerando que nuestra Embajada ya tenía huéspedes”, explicó. (Con información de DPA y Europa Press)

Template by JoomlaShine