Sábado, 05 Agosto 2017 00:00

“Los animalitos”: jugarse la sobrevivencia económica en tiempos de crisis

 
Valora este artículo
(2 votos)
“Los animalitos”: jugarse la sobrevivencia económica en tiempos de crisis Foto William Urdaneta

El crecimiento acelerado de los juegos de azar en la ciudad pronostica un nuevo nivel de decadencia ante la inflación que arropa los hogares, y los rebusques económicos.


En la agencia de lotería improvisada frente a la plaza Guillermo Gil de Barrio Guayana, en Puerto Ordaz, empezaron a llegar los jugadores a primeras horas de la mañana. Un mural con los apellidos “Rangel” y “Chávez” se llena de maleza, se corroe la pintura, mientras el descuido toca los bancos y escalones.

Pero el entusiasmo de Petra Rivas, de 61 años, pinta otros matices: jugó y ganó “la ardilla”, el animal que más le gusta; la recompensa fue de 9 mil bolívares y con ellos fue a comprar pan para la cena de este martes.

Así se muestra un nuevo auge en las calles de Guayana. En cada acera, esquina, centro comercial, casa, barrio… los ciudadanos compran un ticket con el animalito de su preferencia, de 36 que hay en la lotería, a cualquier hora establecida para el juego. Por cada 100 bolívares que apuestan pueden ganar 3 mil.

A Petra le cuesta estirar lo que le toca de pensión cada mes. Así que inicia agosto con la lotería de los “animalitos”: ardilla, ciempiés, cebra, elefante, león... Si pueden o no comprar otros alimentos como harina de maíz precocida o arroz (rubros que en la calle pueden pasar los 10 mil bolívares), algunos guayaneses lo resuelven con el nombre de un animal y con el escaso efectivo que carguen en el bolsillo.La emoción por los “animalitos” está fundamentada en el desespero de conseguir ingresos extra que alivien la crisis en las familias.

Así la suerte en tiempos de inflación parece una nueva aliada. Más aun cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculó para 2018 una cifra que superará el 2000%. Y en lo que va de 2017 el incremento de agencias de lotería, donde miles de jugadores se acercan a diario para apostar sus bolívares a los “animalitos”, se ha disparado agresivamente.

Los ciudadanos lo notan, lo aceptan y aplauden esta arriesgada alternativa para generar ingresos en un desespero por conseguir dinero en efectivo (que sorprendentemente también escasea en la ciudad) y llenar las alacenas.

“Yo creo que esto es bueno. Esto resuelve. Mientras llegan los realitos de la pensioncita. Juego en la mañana, en la noche, al mediodía… y me ayuda, ve que hoy amaneció el arroz a 10 mil y según que viene a 20 mil”, explicaba Rivas, quien participa desde hace dos meses en el juego, mientras recibía su recompensa de 9 mil bolívares en efectivo por apostar 300.

Arriesgado rebusque en la fortuna

 

20525822 1404739749604391 7125041328989819586 n
Los que tienen la suerte de su lado pueden ganar hasta 90 mil bolívares en un día

 

De esta manera, Petra y otros ciudadanos se rebuscan con juegos de azar, mientras la inflación aumenta y carece de cifras actualizadas por el Gobierno. El último registro que proporcionó el Banco Central de Venezuela (BCV) data de 2015. En este, Ciudad Guayana había tocado el 212%, por encima de la media nacional que fue de 180,9%, lo que la hace una de las ciudades más caras de Venezuela.

Entonces la apuesta se vuelve un alivio fugaz para la señora, también tras la ausencia de la caja de alimentos subsidiados de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) (maniobra del Ejecutivo, que usa desde el año pasado como maquinaria política, en un intento de acabar con la escasez de productos), la que asegura no aparece en su comunidad desde hace cinco meses.

José López, de Unare, con su dinero en la mano, frente a esa plaza ignorada y en decadencia, jugó su animalito por 200 bolívares aunque a veces se arriesga y saca mil del bolsillo: “Esto es bueno. En estos tiempos de crisis esta es una ayuda”. Pero no ganó. El guayacitano tiene que contar con más de 10 mil bolívares para comprar 1 kilo de arroz. Casi lo que gana un trabajador con salario mínimo al día, según el último aumento salarial decretado el 1 de julio por Maduro. Así que este padre se fue a casa con las manos vacías.

 

20476541 1404740249604341 1975446792187609646 n
La inflación golpea al salario mínimo y anima a muchos a participar en la ruleta

 

No son solo los planes fallidos del gobierno de Maduro los que empujan este nuevo modo de sobrevivir. Este año continúan las malas noticias para la economía y los bolsillos venezolanos. El FMI en su informe de Perspectivas Políticas Mundiales, expuesto en abril de 2017, alerta sobre las condiciones precarias de la nación: “Venezuela sigue sumida en una profunda crisis económica; se prevé que el producto se contraerá 7,4% en 2017 y más de 4,1% en 2018, ya que la monetización de los déficits fiscales, las amplias distorsiones económicas y las graves restricciones a las importaciones de bienes intermedios alimentan una inflación en rápido aumento”, refleja el texto.

Pero a pesar de las cifras alarmantes, este martes la ardilla hizo de las suyas. Ramón Requena, jefe de familia y jugador desde hace meses, ganó 3 mil bolívares. Pero su botín apenas le alcanza para comprar dos kilos de sardinas en el mercado de Unare.

“¿Qué más puedo comprar, pues? Si un kilo de azúcar está en 11 mil bolívares”, se lamentó el señor, cansado de que todos los días sean de supervivencia. Asegura no haber tenido siempre buenas experiencias con los animalitos que apuesta: “Yo jugaba más. Ya no tanto, por ejemplo me ganaba 6 mil. De esos jugaba 3 mil, en la otra jugada usaba los otros 3 mil y quedaba mamando. Perdía todo”.

  ComillasNEGRASgrandes“El elemento socioeconómico tiene un gravísimo deterioro y los juegos de azar juegan un papel en la supervivencia, lo que hace del golpe de suerte una vía para alcanzar recursos que no se pueden conseguir por otros medios”, explicó el sociólogo Nelson Freites.  

La suerte de un país

Llegadas las 10:00 de la mañana del martes, en la agencia de lotería Klyd, frente a la Clínica Unare, no había cola por comida o medicinas, pero sí para jugar el siguiente animalito. Kenia Medina, encargada del local, con una sonrisa que evidenció su entusiasmo, aseguró que su negocio ha crecido en menos de un año; e incluso contrató a dos empleadas para que la ayudaran atender la impresionante cantidad de jugadores que se acercan todos los días: “¡Es bien bueno que esto genere nuevos empleos!”, celebraba.

Y en esa agencia, José Ekar se ganó 90 mil bolívares por jugarle 3 mil a la culebra. Y otros como José Blanco, padre de una niña de 5, quien siempre juega la ballena y el carnero, aspiran ganar algo para alimentar a su familia: “¿Qué no me hace falta a mí?”.

Se trata de dinero que llega fácil y enamora a cualquiera. “Son 8 sorteos a partir de las 10 de la mañana, por lo menos en el Lotto Activo (una de muchas ruletas de animalitos). El más largo es de 1 a 4 de la tarde. Es algo sistematizado. El sistema lanza el animalito que puedes buscar por internet (cada ruleta tiene su sitio web y redes sociales)”, explicó una de las trabajadoras de una agencia en Alta Vista, quien aseguró: “La gente tiene su entretenimiento y su plata”.

Pero el dinero veloz entretiene con secuelas que pueden ser trascendentales en el ya complicado panorama venezolano. El sociólogo y profesor de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), Nelson Freites, ve con suma alarma la proliferación de estas agencias que tienen su impulso en la terrible condición económica del país.

-Hay un incremento sorprendente de las agencias de lotería en Guayana ¿A qué se aferra el venezolano con esta tendencia?

 

20525894 1404742836270749 2501284078712980367 nEl auge de los juegos de suerte expone a Venezuela como una sociedad en decadencia

 

-Las sociedades mineras como la nuestra buscan enriquecimiento de corto plazo a través de la suerte, de los juegos. Una característica del golpe de suerte en la mina. Ante esto se crea la sensación de riqueza y de poder. Pero en estos casos el dinero desaparece tal cual como llega. Esto se agudiza ahora gracias al empobrecimiento acelerado de los últimos años, como lo refleja la encuesta de Condiciones de Vida de la Población (Encovi). La gente, con sus pocos ingresos, es arrasada por la inflación, y tienen dificultades para acceder a alimentos y medicamentos que los ayuden a sobrevivir en corto plazo. El elemento socioeconómico tiene un gravísimo deterioro y los juegos de azar juegan un papel en la supervivencia, lo que hace del golpe de suerte una vía para alcanzar recursos que no se pueden conseguir por otros medios.

Arturo Marcano, padre desempleado, miraba los coloridos papeles pegados en el vidrio de una de las agencias en el centro comercial Mamy en Puerto Ordaz. Pensaba en si jugar o no… Ha jugado unas tres o cuatro veces en circunstancias anteriores. Nunca ha ganado. “La mujer mía me regaña, no le gusta que juegue”. Pero igual se decidió. Sacó su efectivo y se acercó a la taquilla.

 

20525274 1404744362937263 2269370933179505795 n
La crisis lleva a los guayacitanos a jugarse la economía con “los animalitos”

 

jugadores nuevos se unen a la tendencia, Freites alerta el “atraso cultural” de un pueblo; una expresión clara del empobrecimiento de la sociedad venezolana.

-¿Cuáles consecuencias traen estos vicios en las sociedades?

-Las sociedades no se desarrollan si no son parte del esfuerzo y la inversión. Eso tiene que ver con un proyecto nacional, un proyecto de vida que hace posible que la economía de un país avance mediante el esfuerzo. Resulta que los países no son ricos por exceso de recursos, alcanzan prosperidad cuando se avanza en tecnología, empresas, trabajos, exportaciones, inversión. Las sociedades son transformadas de esa forma y seguirá siendo así. Los golpes de suerte no resuelven los problemas de un país.

La lotería es otra esperanza. Otro pilar inestable del cual ahora los guayaneses se aferran. Y en definitiva los venezolanos cuando quieren resolver, lo logran. Como pasó con elaumento del negocio informal, y el bachaqueo (reventa de productos de la canasta básica y medicinas).

“Uno se pone a ver… esto es más pobreza, mi hermano. Uno juega ¿Y la comida para la casa?”, señaló Marcano quien ahora busca trabajo para subsistir y acomodar su vehículo al que le faltan repuestos.

Este martes en la mañana jugó el zorro y el mono.

Su suerte, y la de muchos, está echada…
Visto 3623 veces Modificado por última vez en Lunes, 06 Noviembre 2017 10:23

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A través de un comunicado, la Mesa de la Unidad Democrática manifestó su disposición a ir a una negociación con el Gobierno nacion...

Ortega señaló previamente que no se pueden presentar denuncias, pero sí aportar pruebas para pedir que la Fiscalía las evalúe. Las...

Familiares del alcalde metropolitano y autoridades colombianas confirmaron que el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezm...

El alcalde de Caracas emprendió la huida de la dictadura venezolana en el momento en el que más cerca se está de una mesa de enten...

El alcalde metropolitano Antonio Ledezma sostuvo un encuentro con el jefe del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y ha dicho a los ...

Tanto a los dirigentes regionales como nacionales tomó por sorpresa la noticia de que Antonio Ledezma había salido de Venezuela la...

El integrante de la dirección nacional del Partido Comunal Revolucionario agradeció el apoyo de las personas que lo acompañaron du...

La Causa R propuso a Andrés Velásquez como precandidato en unas primarias para las presidenciales; lo propio hace Primero Justicia...

El candidato a alcalde realizó un recorrido por el Palacio Municipal para conversar con trabajadores y garantizarles su estabilida...

El partido reitera la posibilidad de ganar la mayoría de las alcaldías en el estado, así como impulsar las mejoras en cada uno de ...