Viernes, 07 Julio 2017 00:00

La universidad se restea con la democracia al garantizar transparencia del plebiscito

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Los rectores universitarios se comprometieron a trabajar de forma “transparente, honesta y sin parcialidad alguna” durante el proceso Los rectores universitarios se comprometieron a trabajar de forma “transparente, honesta y sin parcialidad alguna” durante el proceso Foto cortesía

Cinco universidades, la UCV, la UCAB, la Unimet, la UPEL y la UC siguen dando muestra de su compromiso con la democracia, al sumar su trayectoria y credibilidad como garantes del plebiscito convocado por el gran consenso nacional que busca rescatar al país de manera definitiva de la dictadura. Una que ya ha demostrado que es capaz de asesinar con tal de imponer su proyecto político.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Diputado De Grazia: “La patada que más duele es la que el régimen da todos los días a Venezuela”

barra 4naranja220

Ministerio Público: Nombramiento de vicefiscal representa una continuidad del golpe de Estado

barra 4naranja220

Proponen al Gobierno desistir de la constituyente y a la MUD aceptar una negociación

barra 4naranja220

Régimen de Maduro afianza con salvajismo su desdén contra la institucionalidad de la República

 

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, anunció que cinco rectores de diferentes universidades del país serán los garantes de la consulta popular a realizarse el próximo 16 de julio, en el proceso denominado ¡Que sea el pueblo quien decida!.

Durante la rueda de prensa de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para ofrecer detalles de esta convocatoria, Borges agradeció que las máximas autoridades de diferentes casas de estudios garanticen el proceso. Detalló que los rectores elegidos fueron: Cecilia García Arocha, de la Universidad Central de Venezuela (UCV); el padre Francisco José Virtuoso, de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB); Benjamín Scharifker, de la Universidad Metropolitana (Unimet); Raúl López, de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL); y Jessy Divo de Romero, de la Universidad de Carabobo (UC).

La rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, precisó que la comisión asegurará que la consulta se desarrolle de manera transparente, honesta y sin parcialidad alguna, confiados en la certeza de que el 16 de julio los venezolanos se expresarán en “rescate de los valores de la democracia y la Constitución”. “Venezuela quiere paz, educación, oportunidad, equidad y eso solo se consigue en democracia”, indicó.

El rector de la UCAB, Francisco José Virtuoso, ya había manifestado abiertamente que la finalidad de la institución que preside sigue siendo frenar la constituyente. De ahí que en su momento haya negado, al igual que las otras universidades autónomas, la data de sus estudiantes para levantar el padrón electoral para los comicios que propone Maduro; esto además de la recolección de firmas que hicieron en las sedes de la casa de estudios para respaldar el recurso de nulidad contra la constituyente interpuesto por la fiscal general, Luisa Ortega Díaz; y su participación activa en el gran consenso nacional por el rescate de la democracia que fue noticia el lunes.

Se trata del manifiesto conjunto de todos los sectores sociales de Venezuela en el que sientan las bases para rescatar al país de la consolidación de la dictadura que pretende el Gobierno nacional con la fraudulenta convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Este manifiesto, titulado ¡Que sea el pueblo quien decida!, refieren que el país no solo se encuentra en el peor momento de su historia republicana, sino de la importancia de defenderla de quienes buscan gobernar sobre las ruinas, sin el respaldo popular, y con un esquema de dominación que pisotea la dignidad de los venezolanos. “El pueblo venezolano hoy les exige (al Gobierno) que retiren su propuesta Constituyente sin dilación”, asevera el comunicado.

La institucionalización de la desobediencia

El primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, explicó que la consulta popular del próximo 16 de julio será el “acto de desobediencia civil más grande de la humanidad” debido a que el pueblo decidió organizarse para ejercer su derecho constitucional al sufragio, ya que el Consejo Nacional Electoral (CNE), el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Ejecutivo nacional, se niegan a permitir que los venezolanos expresen su juicio.

Guevara resaltó que el proceso está amparado en los artículos 5, 70, 333 y 350 de la Constitución y representará la aplicación de estos dos últimos, en los cuales se establece el derecho y el deber del ciudadano con la restitución del orden constitucional en el país.

Aclaró que los ciudadanos votarán por las opciones o no en las siguientes tres preguntas:

Tarjeta

Guevara destacó que los centros de votación en los cuales las personas ejercerán su opinión se llamarán puntos soberanos, estarán ubicados en 1.766 lugares a nivel nacional y en al menos 200 ciudades alrededor del mundo, donde todo venezolano mayor de 18 años, inscrito en el Registro Electoral Nacional podrá expresar su juicio. “Venezolanos en el exterior que quieran organizar punto de votación envíen un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.”.

Apuntó que la votación empezará a partir de las 7:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde, pero punto soberano donde aún esté gente en cola será extendida la hora. Asimismo, añadió que esperan que haya más de 50 mil voluntarios.

El primer vicepresidente del Poder Legislativo mencionó que habrá dos cuadernos electorales, un acta de escrutinio, una urna electoral por cada mesa donde el votante deposite la boleta y la convocatoria se dividirá en dos partes. En la primera, los ciudadanos manifestarán su opinión ante las tres preguntas planteadas, luego firmarán y se llevarán un acta en la que se comprometen a defender la decisión de la consulta según lo dispuesto en los artículos 333 y 350 de la Carta Magna.

Detalló que la herradura del proceso constará de cuatro pasos:

1. Entrega de la cédula de identidad laminada al miembro A.

2. El miembro A le hará entrega de la boleta al lector para que este decida su opción: “sí” o “no”.

3. Se introduce la boleta en la caja.

4. El miembro B recibe la firma y huella del elector en el cuaderno.

“660 electores por mesa, nueve horas de duración, más de 14.800 mesas habilitadas”, dijo.

Agregó que toda la información adicional de la consulta popular se dará a través de la página www.unidadvenezuela.org, en la cual las personas pueden introducir su número de cédula para conocer su centro de votación más cercano.

Por último, garantizó que todos los datos personales del electorado se mantendrán en secreto y no permitirán, bajo ninguna circunstancia, que el Gobierno obtenga esa información. En este sentido, resaltó la trascendencia que representa la participación del 16 de julio para el futuro de Venezuela. “Estamos en un momento histórico, lo que ocurra marcará al país en un ante y un después”, finalizó Guevara. (Con información de Prensa MUD)

Visto 1728 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Julio 2017 08:59

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Con una gran interrogante sobre los resultados electorales como representación de la voluntad ciudadana, bien por la elección en s...

Gerardo Blyde aseguró que la oposición exigirá auditoría de los resultados y que no serán reconocidos por la Unidad mientras tanto...

El secretario general del MAS, Felipe Mujica, reiteró que el aliado para la victoria oficialista fue el abstencionismo del voto op...

Unión Europea contempla sanciones; Estados Unidos reitera rechazo a la falta de garantías por votaciones regionales en Venezuela. ...

En rueda de prensa, la MUD convocó a la ciudadanía a exigir un Consejo Nacional Electoral transparente e imparcial y prometió un i...