Jueves, 06 Julio 2017 00:00

Régimen de Maduro afianza con salvajismo su desdén contra la institucionalidad de la República

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Régimen de Maduro afianza con salvajismo su desdén contra la institucionalidad de la República Fotos Prensa AN

La tiranía de Nicolás Maduro pisó nuevamente uno de los emblemas más representativos de la democracia: su Parlamento. Diputados, personal y periodistas sufrieron por más de ocho horas el asedio de los colectivos chavistas armados que patearon y amedrentaron a todo el que se les atravesó. Cinco parlamentarios fueron heridos. Ayer debió ser de supremacía para la civilidad, palabra desconocida en el limitado diccionario regresivo y represivo de la dictadura de Venezuela.  

El 5 de julio de 2017 hubo más alusiones al 24 de enero de 1848 que al propio 5 de julio de 1811, la fecha que se conmemoraba este miércoles y que, de acuerdo con los ciclos del calendario republicano de Venezuela, marcaba la celebración de los 206 años de la declaración de independencia.

Una explicación: ese 24 de enero, la pugna entre los liberales de José Tadeo Monagas y los conservadores de José Antonio Páez quedó zanjada cuando una montonera asaltó el Congreso venezolano.

Montonera. Asalto. Congreso. 169 años después, esas tres palabras fueron las claves nuevamente en Caracas: este miércoles, 5 de julio de 2017, una montonera asaltó el congreso. Este miércoles, 5 de julio de 2017, una turba oficialista arremetió en contra del Palacio Federal Legislativo y contra la Asamblea Nacional. Arremetió contra los 14 millones de venezolanos que la eligieron el 6 de diciembre de 2015. Arremetió contra la institucionalidad. Arremetió contra el país.

La agenda en el hemiciclo estaba dividida: la solemne y la ordinaria. La primera tenía como protagonista a la historiadora Inés Quintero, oradora de orden en la sesión conmemorativa. La segunda, un punto de honor: el debate sobre el plebiscito acerca de  la constituyente.

En su discurso, Quintero alertó que en Venezuela “desde hace varios años presenciamos una violación flagrante a los derechos republicanos, sin que el gobierno resuelva la crisis”.

Pero no pensaba que una de esas violaciones estaba a la vuelta de la esquina. Literalmente.

Tareck, el azuzador

Se enturbió el ambiente que pretendía ser solemne cuando, tempranero y en son de aquí estoy por si no me han visto, el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, se presentó en el Palacio Federal Legislativo.

Su propósito fue leer el acta de declaración de independencia. Al lado, por cierto, del coronel Bladimir Lugo. El guardia nacional. Lugo, el que empujó al presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges. 

Azuzó desde la historia y azuzó desde el presente. Primero dijo: "Por cada traidor vendrán miles de revolucionarios a alzar la bandera de Simón Bolívar y Hugo Chávez, a quien no debemos olvidar jamás para seguir empujando esta causa”. Luego, antes de retirarse, dejó el camino listo: “Que venga el pueblo de a pie a este salón a tomar juramento de nuevo y asumir esta proclama para conducir en los tiempos futuros nuestro país hacia una gran victoria. Es la hora de los pueblos, es la hora de los revolucionarios”.

Dicho lo cual comenzó el asedio con un cabecilla: Oswaldo Rivero, alias "Cabeza de mango", presentador del programa Zurda Konducta de Venezolana de Televisión.

Regresivo y represivo

La salida de El Aissami precedió la instalación de un grupo que se concentró en los alrededores. Identificados, incluso, con franelas de los viejos Círculos Bolivarianos y con los gañotes llenos de consignas propias del madurismo, los manifestantes comenzaron el ataque disparando fuegos artificiales al interior del palacio.

A mediodía cuando un grupo irrumpió al grito de “el pueblo unido jamás será vencido”, comenzó el asalto de 2017. Los diputados Américo De Grazia, Luis Padilla, José Regnault, Nora Bracho y Armando Armas fueron los protagonistas (infortunados) de la golpiza. La imagen del primero, parlamentario por Bolívar, recorrió las redes: estaba en el suelo y con la cabeza ensangrentada. Más tarde, El Nacional publicó una foto más que reveladora: un hombre de espaldas se prepara, como si fuese a patear un penal, para agredir a De Grazia.

La pasividad cómplice de la Guardia Nacional Bolivariana (que en el parlamento comanda el ahora famoso coronel Lugo) fue determinante en la secuencia: no hizo nada para impedir el acceso de los colectivos y favoreció la violencia. La violencia que dejó, además de a los diputados, a periodistas y al personal de la sede retenidos durante más de ocho horas.

Desocupación gradual

Ocho horas, entonces. Ocho horas en las que no hubo descanso ni cesó el ataque. Pero, igualmente, ocho horas entre las que la Asamblea Nacional sesionó y aprobó el acuerdo para convocar el plebiscito en contra de la Constituyente.

   

 
   

BARRA5

MÁS INFORMACIÓN

■  Grupos armados chavistas asaltan de nuevo la Asamblea Nacional

 

 

■  Mercosur pide a Maduro cesar de inmediato en su discurso de violencia

 

 

■  Asamblea Nacional se restea con la Carta Democrática para frenar las torceduras del Gobierno a la Constitución

 

 

■  Fiscal general se planta en defensa de la institucionalidad al recalcar legitimidad de la AN

 

 

■  Marcha por la libertad reafirmó el valor de la protesta pacífica en Ciudad Guayana

 

La misma Asamblea ofreció un balance: “120 trabajadores, 108 periodistas y 94 diputados secuestrados por grupos armando afectos al Gobierno”. Todos asediados durante esas horas por los grupos del chavismo. Todos asediados, igualmente, por las bombas lacrimógenas y hasta por uno que otro disparo que atravesó ventanas.

 
     

La desocupación fue gradual: primero, los heridos, como De Grazia. Después, de a poco, el personal. Y finalmente, los periodistas y diputados, que al final de la tarde lograron salir con el resguardo de algunos guardias nacionales.Con este hecho se reeditó un ataque de octubre de 2016, cuando un grupo oficialista también irrumpió en el Palacio. La diferencia fue que aquella vez sí llegó al hemiciclo de sesiones.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, no tardó en condenar el ataque. Y en señalar al responsable, además: "El régimen eligió nuevamente el camino de la violencia para silenciar a la disidencia política con un ataque premeditado sobre la institución que es el símbolo de la representación popular: la Asamblea Nacional”.

En su discurso, Quintero (individuo de número de la Academia Nacional de la Historia) resaltó la fecha como una exaltación de la civilidad: la declaración de independencia fue eso. Por eso, no dudó en afirmar que en Venezuela ha llegado el momento de eliminar desfiles militares como parte de la conmemoración y, por el contrario, “convertirla en una gran fiesta ciudadana”.

Y recordó estos últimos años como de “violación flagrante de derechos republicanos”. Ante eso, según la historiadora, no queda más opción que “luchar con la misma convicción y determinación de los que nos antecedieron”.

ChavistasEl asedio chavista comenzó desde la mañana luego del llamado del vicepresidente a tomar la sede del Parlamento

 Américo suelo

De Grazia fue el más lastimado con varias fracturas, incluyendo de cráneo  

tareck

El Aissami estuvo antes del ataque. Desde allí convocó al “pueblo” al parlamento ARMASArmando Armas fue otro de los diputados lastimados 

Visto 894 veces Modificado por última vez en Viernes, 07 Julio 2017 03:12

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El precandidato a alcalde cuestionó la memoria y cuenta de Tito Oviedo, señalando a la Cámara Municipal, Contraloría y Sindicatura...

El proceso de validación de Acción Democrática coincidió con Proyecto Venezuela, partido que se retiró, y con Copei, cuyo cruce de...

La edil acompañó la protesta de vecinos del sector El Tubo en San Félix, quienes denuncian presuntas mafias en la distribución de ...

El diputado a la Asamblea Nacional destaca que los responsables del problema de la gasolina en el país son los mismos que han llev...

Aunque algunas precandidaturas no están definidas, es amplio el cuadro de aspiraciones a la Gobernación y Alcaldía, incluso dentro...