Miércoles, 07 Junio 2017 00:00

Observatorio de Justicia confirma eliminación de derecho al voto con bases comiciales de la constituyente

 
Valora este artículo
(3 votos)
Bases comiciales de constituyente desconocen el principio de la soberanía popular y la universalidad del sufragio Bases comiciales de constituyente desconocen el principio de la soberanía popular y la universalidad del sufragio

La ONG alerta al país el desconocimiento del artículo 347 de la Constitución de Venezuela, por parte de Nicolás Maduro, al dictar las normas electorales, lo que ratifica su intención de realizar un proceso constituyente que transgrede la democracia venezolana.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

El pulso entre la dictadura y la resistencia democrática en la calle comienza el tercer mes

barra 4naranja220

CNE también es responsable de las violaciones a DD HH en oleada de protestas

barra 4naranja220

Fiscal general repudia aniquilación de la democracia participativa en convocatoria a Constituyente

 

Con la firma del decreto 2.878, el presidente de la República, Nicolás Maduro, elimina el voto universal, secreto y directo, conquista de los venezolanos desde la Constitución de 1947, al imponer las “bases comiciales” de la constituyente que, contra la voluntad de la mayoría de los venezolanos y con el apoyo incondicional de Tibisay Lucena, asegura se concretará el 30 de julio. 

Los representantes del Observatorio Venezolano de la Justicia explican las violaciones de los derechos de los venezolanos en que incurren Maduro y Lucena, quienes desconocen la soberanía popular al presentar las bases comiciales de la constituyente ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), sin que se celebre previamente un referendo en el que los venezolanos las aprueben o rechacen.

El análisis de las bases comiciales dictadas por Maduro evidencia que la convocatoria de este proceso constituyente tiene un objetivo: “obstruir ilegítimamente la soberanía del pueblo y desconocer sus derechos políticos, bajo la mirada complaciente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el CNE, en aras de la permanencia indefinida en el poder del régimen político actual”.

El argumento que se mantiene como principal motivo de rechazo a la constituyente madurista es el carácter inconsulto de la convocatoria, pues aunque Maduro ofrezca que incluiría en las bases comiciales la figura del referendo aprobatorio en la nueva Carta Magna que resulte de la Constituyente, con eso no soluciona el problema de fondo: el carácter antidemocrático de su proyecto para diseñar una Constitución que obedezca intereses de una parcialidad política.  

Discordia

Señala el documento del Observatorio Venezolano de la Justicia que el artículo 347 de la Constitución de Venezuela establece expresamente que es el pueblo de Venezuela el “depositario del poder constituyente originario”, en concordancia con el principio democrático según el cual “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo” (artículo 5 constitucional).

 

 

Al avanzar con el proceso para la realización de una asamblea constituyente Nicolás Maduro viola los derechos políticos de los venezolanos, debido a que el sistema previsto en la Base Comicial Primera impuesto por el Ejecutivo para escoger a los constituyentistas, es limitativo y discriminatorio.

El sistema electoral creado con una fórmula sectorizada y comunal (trabajadores, campesinos, pescadores, estudiantes, personas con discapacidad, pueblos indígenas, pensionados, empresarios, comunas y consejos comunales), impide la participación de cualquier elector que no forme parte de alguno de los sectores.

Es precisamente la fórmula sectorizada y comunal, aseguran los expertos, la prueba de que es el derecho al sufragio de los venezolanos el que más gravemente afectado resulta, como consecuencia de la actuación de los poderes Ejecutivo, Judicial y Electoral.

La Base Comicial Quinta desconoce específicamente el principio de la soberanía popular y la universalidad del sufragio, ya que impone que el CNE elabore un padrón electoral o un registro “segmentado”. Esto quiere decir que se usarán “sub registros” que contradicen el Registro Electoral (RE), institucionalizado constitucionalmente en el artículo 293.7 y que, “a la luz del artículo 27 de la Ley Orgánica del Poder Electoral, es la base de datos que contiene la inscripción de todos los ciudadanos que pueden ejercer el derecho al sufragio”.

En lo que tiene que ver con el papel del CNE, más allá de su complicidad en el desconocimiento del derecho al voto, surgen preguntas como: publicará la data de los sub registros, esa data será auditable, podrá impugnarse, cómo será esa impugnación, quiénes podrán impugnarla -en el supuesto que puedan impugnarse-, qué normativa se aplicará.

Estas preguntas que son básicas en cualquier proceso eleccionario, no han sido respondidas por el Consejo Nacional Electoral, organismo que luce apurado por concretar unas elecciones en las que sabe, no ofrece las mínimas garantías a los derechos de los venezolanos.

Cómplices

En el caso de las postulaciones de los candidatos, el artículo sexto establece que las solicitudes se realizarán de varias formas: por iniciativa propia, a través de los grupos de electores y electoras y por iniciativa de los sectores.

En este punto, la organización Acceso a la Justicia advierte que se ignora el derecho de postulación que la Constitución reconoce a los partidos políticos en el artículo 67, al impedirles participar en estas elecciones, lo cual es discriminatorio.

  Maduro2
Constituyente de Maduro solo responde a los intereses del poder
 

El decreto 2.878 establece un sistema electoral paralelo en sus artículos segundo, tercero y cuarto. Se determina una distribución de cargos elegibles por voto nominal y voto lista,  “pero bajo una fórmula establecida por el mismo Ejecutivo que, atiende al carácter coyuntural que actualmente vive el país y que beneficiaría a la militancia y simpatizantes del oficialismo”.

El análisis indica que el principio de la votación sectorial es la que da ventaja a los intereses del Gobierno, pues es una realidad que las comunas y consejos comunales están bajo la rectoría del Poder Ejecutivo y forman parte del “Estado comunal”, instaurado inconstitucionalmente en el país por las llamadas “leyes populares”, que sirven y atienden los intereses de una ideología política.

Asimismo, la base comicial tercera viola el principio de que todos los votos son iguales porque toma a los municipios como base de elección. Esto significa que, aunque el estado Apure cuenta con una cuarta parte de la población del Distrito Capital, elige más constituyentes, hecho que también es discriminatorio: los votos de Apure valen más que los de Caracas.

El Observatorio Venezolano de la Justicia finaliza la explicación de las bases comiciales de la constituyente madurista alertando a los venezolanos acerca que este proceso solo responde a los intereses del poder y que, negar el derecho al voto, la mayoría no tendrá representantes sino personas que harán lo que consideren sin su consentimiento y muy probablemente, sin respetar sus derechos. 

Visto 2143 veces Modificado por última vez en Lunes, 06 Noviembre 2017 11:11

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.