Sábado, 12 Noviembre 2016 00:00

Diálogo entre oposición y gobierno sobrevive al escepticismo y la confrontación

 
Valora este artículo
(4 votos)
Monseñor Claudio María Celli: “Veo muy positivo este momento, que las dos delegaciones se hablen de una manera respetuoso y atenta” Monseñor Claudio María Celli: “Veo muy positivo este momento, que las dos delegaciones se hablen de una manera respetuoso y atenta” Fotos AFP

La segunda reunión entre el gobierno de Maduro y la MUD continuará este sábado con el propósito de ir destrabando el conflicto político, informó monseñor Claudio María Celli, enviado especial del Vaticano. Por su parte, el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, dijo que hubo acuerdos importantes cuyos detalles serán anunciados hoy. Un gobernador de cada bloque se sumará a las negociaciones y la mesa se ampliará a los sectores sociales.

La segunda reunión entre el gobierno de Maduro y la MUD continuará este sábado con el propósito de ir destrabando el conflicto político, informó monseñor Claudio María Celli, enviado especial del Vaticano. Por su parte, el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, dijo que hubo acuerdos importantes cuyos detalles serán anunciados hoy. Un gobernador de cada bloque se sumará a las negociaciones y la mesa se ampliará a los sectores sociales.

La fragilidad del diálogo entre el gobierno y la oposición quedó manifiesta anoche cuando las primeras palabras del facilitador del Vaticano y hombre de confianza del papa Francisco, monseñor Claudio María Celli, fueron para agradecer a Dios por el hecho de que las partes sigan en la mesa, hablando y discutiendo con respeto.

De la exclamación del prelado italiano -“yo doy gracias a Dios por estos momentos de intenso diálogo”- se desprende la principal conclusión de la jornada de este viernes que se extendió hasta la medianoche del sábado: el diálogo continuará hoy para definir los resultados de la primera ronda de las cuatro mesas técnicas.

La sobrevivencia del diálogo ante la ola de escepticismo y las maniobras de grupos a lo interno del oficialismo para dinamitar este esfuerzo de negociación, hace que Celli implore a Dios ya no como el hombre que se sienta al lado del sucesor de San Pedro en la Tierra, sino en un plano similar al de una madre que ruega a la imagen de la Virgen del Valle para que el hijo no sea devorado por la violencia criminal que enluta cada día los hogares venezolanos.

Así que pese a los promotores del odio y de quienes del lado opositor tienen sobradas razones para desconfiar de las buenas intenciones del buró político del PSUV, el diálogo ha perdurado una noche más.

Celli, presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales en la Curia Romana, es el mismo que declaró al diario argentino La Nación, el pasado 5 de noviembre, que “si fracasa el diálogo nacional entre el Gobierno venezolano y la oposición, no es el Papa sino el pueblo de Venezuela el que va a perder, porque el camino podría ser el de la sangre”.

Despejada la gran duda de la noche sobre la perdurabilidad del diálogo por parte de Celli, lo demás pasaba a un plano logístico toda vez que la reunión entre gobierno y oposición se reanuda este sábado.

No obstante, el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, dijo que se avanzó en acuerdos cuyos contenidos serán divulgados hoy en una declaración, debido a que quedaron temas por definir.

Informó que a partir de una propuesta de la oposición, las cuatro mesas temáticas podrían ser ampliadas con la incorporación de grupos sociales y un gobernador por cada una de las delegaciones.

Samper colocó como tema de urgencia que cese el fuego mediático entre las dos partes para que haya un desarme del lenguaje. Curioso que minutos antes de esta declaración, el canal del Estado (Venezolana de Televisión) transmitiese un programa de clara provocación y promoción al odio de los opositores, ni hablar de los recurrentes insultos por parte de importantes voceros del chavismo, descartando o negando propuestas por debatir en las negociaciones facilitadas por el Vaticano.

Trascendió a partir de lo dicho por Samper que el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero habló sobre la convivencia de poderes públicos y equilibrio de poderes, mientras que el nuncio apostólico Aldo Giordano conversó en la mesa sobre justicia, verdad, reparación de las víctimas de hechos violentos y políticos presos.

La tercera mesa, presidida por el ex presidente dominicano Leonel Fernández, trató los temas sociales y económicos, con especial atención al suministro de medicinas por la escasez, y en la cuarta mesa se hizo un análisis sobre la agenda electoral, con la coordinación del ex presidente panameño Martín Torrijos, indicó un despacho de la agencia de noticias DPA.

“Mañana (sábado) habrá un comunicado que será sometido a las partes para su aprobación y esperamos tener la oportunidad de compartir buenas noticias”, concluyó Samper. Dicho esto, el ex presidente colombiano y Celli abandonaron la conferencia de prensa con la esperanza de dar buenas noticias al país en las próximas horas, lo cual no sugiere resoluciones mágicas. Más bien pasos, gestos, decisiones que blinden de realidad y credibilidad este complejo proceso de diálogo.

  El diálogo sobrevive otra noche. Por eso monseñor Celli agradece y sigue rogando. Millones de venezolanos que aspiran una solución pacífica, democrática y electoral le acompañan en sus oraciones.  


Sobre la mesa

La oposición, como lo advirtió su dirigencia esta semana, llevó al encuentro sus propuestas que se resumen en; reactivar un referéndum contra el presidente Nicolás Maduro, la liberación de los opositores presos, el respeto a la Asamblea Nacional como poder autónomo y una solución a la crisis por el desabastecimiento de alimentos y medicinas.

Del lado del gobierno de Maduro también hay una carta de peticiones: un esfuerzo nacional por la paz, acabar con la guerra económica y una comisión de la verdad para esclarecer los hechos violentos ocurridos en los últimos años.

El primer encuentro oficial entre la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el gobierno de Maduro ocurrió el domingo 30 de octubre en medio de un clima de enorme desconfianza que sólo pudo reducirse por la determinante mediación del Vaticano, toda vez que los ex presidentes José Luis Zapatero (España), Leonel Fernández (Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá) no terminan de convencer a un sector opositor.

Desde entonces, el escepticismo en unos y el rechazo en otros han marcado la tregua acordada al inicio de las negociaciones políticas a pedido de la Santa Sede.

Aún así el contundente mensaje papal, leído por Celli la noche del 30 de octubre, ha neutralizado por ahora las tentaciones de evadir el desafío: “el diálogo es el camino central de la política (...) la política tiene el deber de servir por el bien común de un pueblo garantizando alimentos, medicinas (...) hay que encontrar el camino de la paz en el marco de la ley, la democracia y la paz; y el poder público y la oposición tienen el deber de defender la Constitución y hacer cumplir las leyes”. Claramente este fragmento de la carta de Francisco refleja una declaración de principios.

DiAlogo2“A la mesa de diálogo se sumarán dos gobernadores: uno del gobierno y otro de la oposición, habrán 5 miembro de cada lado”, anunció Samper

Por una mesa democrática

La incorporación de otros sectores comienza a ganar fuerza. Una fuerte crítica al incipiente diálogo gobierno-MUD proviene de los movimientos sociales que alegan exclusión y sectarismo en una instancia que define muchos asuntos de vital importancia para la gobernabilidad del país.

 

LECTURAS RECOMENDADAS

Gobierno de Obama: será necesario establecer una agenda electoral

barra 4naranja300

Pensar a la Venezuela de hoy con proyección en el mañana

barra 4naranja300

Líderes vecinales proponen abordar la escasez en mesa de diálogo

barra 4naranja300

MUD reafirma propósito electoral del diálogo frente a intentos de división del Gobierno

 

Más allá del interés primordial que tiene la agenda electoral que a la postre signifique la solución democrática a la crisis, no es menos cierto que el tema económico, con una inflación que desfila a su antojo, devorándose los salarios; así como la escasez de alimentos y medicinas han cobrado urgencia a la luz de las negociaciones.

Pareciera que con el anuncio de Samper de ampliar la participación de instituciones en las mesas técnicas y la adición de un gobernador por cada delegación apuntan a esta demanda de la sociedad civil.

Garantizar la inclusión de trabajadores, ONG, empresarios, universidades, estudiantes y otros actores de la vida política del país puede contribuir en la legitimación del diálogo, siempre y cuando esto no se convierta en un trámite burocrático.

El diálogo sobrevive otra noche. Por eso monseñor Celli agradece y sigue rogando. Millones de venezolanos que aspiran una solución pacífica, democrática y electoral le acompañan en sus oraciones.

Visto 4661 veces Modificado por última vez en Lunes, 14 Noviembre 2016 01:09

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El precandidato a alcalde cuestionó la memoria y cuenta de Tito Oviedo, señalando a la Cámara Municipal, Contraloría y Sindicatura...

El proceso de validación de Acción Democrática coincidió con Proyecto Venezuela, partido que se retiró, y con Copei, cuyo cruce de...

La edil acompañó la protesta de vecinos del sector El Tubo en San Félix, quienes denuncian presuntas mafias en la distribución de ...

El diputado a la Asamblea Nacional destaca que los responsables del problema de la gasolina en el país son los mismos que han llev...

Aunque algunas precandidaturas no están definidas, es amplio el cuadro de aspiraciones a la Gobernación y Alcaldía, incluso dentro...