Jueves, 01 Diciembre 2016 00:00

Trasladan cenizas de Fidel Castro a su morada final

 
Valora este artículo
(0 votos)
Las cenizas de Castro van en una urna de madera, cubierta con una bandera cubana, en el remolque de un vehículo militar Las cenizas de Castro van en una urna de madera, cubierta con una bandera cubana, en el remolque de un vehículo militar Foto AFP

El adiós al dictador culminará el domingo cuando sus restos sean sepultados en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Revolución cubana: el paraíso comunista que terminó en dictadura 

barra 4naranja220

El peregrinaje final del último dictador de América Latina

 

Santa Clara.- La urna con las cenizas del líder histórico de la revolución cubana, Fidel Castro, reposaron anoche junto a los restos de Ernesto Che Guevara en su mausoleo de Santa Clara, en el primer descanso de una travesía de más de 1.000 kilómetros para ser sepultado.

El viaje hacia el este del país desde La Habana está cargado de simbolismo. El cortejo hace el recorrido inverso a la caravana de la Libertad de 1959, que partió el 2 de enero de ese año de Santiago de Cuba y culminó el 8 de enero con una apoteósica llegada a la capital después de derrocar al dictador Fulgencio Batista.

Decenas de miles de personas se colocaron a ambos lados de las calles de la capital y en pequeños pueblos, ciudades y carreteras de las provincias de Mayabeque, Matanzas, Cienfuegos y Villa Clara para ver pasar el cortejo de Castro, muerto el viernes a los 90 años.

La caravana, escoltada por motocicletas y varios vehículos, salió desde el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en la Plaza de la Revolución, en el quinto día de las nueve jornadas de duelo nacional decretadas en Cuba.

Las cenizas de Castro van en una urna de madera de cedro, cubierta con una bandera cubana y una campana de cristal, en el remolque de un vehículo militar decorado con flores blancas. Por la tarde, miles lo esperaban en comunidades como Esperanza, en la provincia de Villa Clara.

El adiós a Castro culminará el domingo cuando sus restos sean sepultados en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, en el este del país.

“¡Viva Fidel!”, “Viva, viva”, gritaron algunas personas después de horas de espera al ver pasar la caravana por el malecón, el paseo marítimo de La Habana.

A veces el silencio era interrumpido por gritos de “Fidel, Fidel”. Algunos llegaron solos o con familiares, otros lo hicieron en grupos organizados por sus centros de estudio o de trabajo, y tomaban fotos con los celulares.

“Que viene, que viene”, gritaban emocionados, haciendo correr la voz, unos jóvenes que esperaban en una esquina del malecón cuando vieron que el cortejo se acercaba.

“No entiendo la vida si no es con Fidel, pero hay que resignarse ante la muerte. Vemos ahora a tanta gente y sólo puedo pensar: qué orgullo haberlo podido conocer”, dijo Caridad Martínez, de 83 años, que formó parte del Movimiento 26 de Julio que apoyó la revolución.

Maciel López, una estudiante de la Universidad Tecnológica de La Habana, se apostó desde temprano en el malecón para ver pasar la caravana, después de haber estado también la noche del martes en la Plaza de la Revolución para el acto oficial de despedida con mandatarios extranjeros.

Cortejo

Fiesta y duelo

Castro, cuya muerte generó celebraciones entre sus detractores en Miami y duelo entre sus seguidores en Cuba, condujo los destinos de la isla durante 47 años seguidos hasta 2006, cuando, con la salud debilitada, delegó el poder en manos de su hermano Raúl.

La noche del martes se le rindió un homenaje oficial con presencia de presidentes y líderes de varios países, principalmente sus aliados latinoamericanos, que elogiaron su figura en una ceremonia encabezada por Raúl Castro.

Santa Clara, donde pasó la noche, está 280 kilómetros al este de La Habana. En esa ciudad se encuentra el memorial al Che Guevara y otros 29 combatientes que murieron en 1967 en Bolivia. 

Visto 2461 veces Modificado por última vez en Jueves, 01 Diciembre 2016 03:37