Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana acusa a Maduro de tergiversar las homilías de obispos de Lara al denunciar la corrupción.

Tanto autoridades como vecinos aseguran que los saqueos de esta semana en Ciudad Guayana son producto de la desesperación ciudadana por no tener seguridad alimentaria ni vislumbrar soluciones cercanas a la hiperinflación, desabastecimiento e incumplimiento de la entrega de bolsas del CLAP.

Ambas comunidades trancaron la avenida Libertador para exigir respuesta de las autoridades, ante sus reclamos por agua, gas doméstico, insalubridad, y las bolsas del CLAP prometidas en diciembre.

Los saqueos continuaron esta semana en el municipio Caroní, esta vez en tres sectores populares de Puerto Ordaz: Las Amazonas, Core 8 y Villa Bahía. El más afectado fue el primero, donde desvalijaron hasta la vivienda de la propietaria de una de las bodegas saqueadas. Los locatarios coinciden en que los saqueos son producto del hambre, pero también de la delincuencia: ambos flagelos cultivados por el régimen tras años de fracaso en su gestión económica y social. La anarquía persiste.

Los asaltos de la multitud el domingo comenzaron en Las Malvinas y luego se replicaron en la UD-145 y la UD-146, entre las 8:00 y las 11:30 de la noche. La GNB y la PEB patrullaron y evitaron que saquearan más locales, mientras que el Cicpc, en sus pesquisas de este lunes, detuvo a cinco personas, aún sin identificar. Otro capítulo de la crisis humanitaria orquestada por el régimen en sus intentos de dominación autoritaria.

En la población al oeste del estado Bolívar, los comerciantes no aceptan los billetes de baja denominación de 50 y 100 bolívares. Los puntos de venta son escasos y no han funcionado en la primera semana de 2018. El efectivo se comercializa hasta en 150%. Estos elementos, coinciden habitantes de Caicara del Orinoco, alimentaron el descontento que devino en al menos 20 comercios saqueados, principalmente de negocios de víveres.

Muertes por hambre, desnutrición, falta de medicinas, conflictividad social por transporte público, una ola de violencia que si bien disminuye sigue siendo alarmante, y la consolidación de una dictadura fueron parte de los hitos que marcaron el padecimiento de los venezolanos en este 2017. Un año que fue más allá de la sobrevivencia. 

Solo una de las ocho fue en Puerto Ordaz, de vecinos de Colinas de Unare. El resto se concentró en distintos puntos de San Félix, reclamando además pernil, entrega de juguetes y tiques del bono Niño Jesús.

Manifestaciones por falta de bolsas del CLAP con pernil en Caracas, Ciudad Guayana, Sucre, Yaracuy, Barinas y Anzoátegui terminan por desenmascarar la mentira del chantaje electoral del régimen, además de confirmar la agudización de la crisis alimentaria en el país.

Todos podemos ser parte de la solución de los problemas que atraviesa el país y no cómplices de la maldad o la corrupción de corazones e instituciones que ya ha causado muertes y propaga el sufrimiento de las familias. En Navidad ratificamos nuestro compromiso con la democracia y la defensa de los Derechos Humanos, como ejes de la reconstrucción de la Venezuela posible, y en ese sentido queremos compartir el mensaje navideño del obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Ayacucho (Amazonas).

Página 1 de 24

Divorcio, aborto y bodas homosexuales. A partir del fin de semana y durante dos semanas los obispos católicos debatirán estos espi...

La religión católica permite a sus feligreses utilizar métodos naturales de anticoncepción, pero no preservativos ni otros métodos...

Francisco hablará el próximo 24 de septiembre ante el Congreso de Estados Unidos en una sesión conjunta de sus dos cámaras; será e...

El 3 de febrero de 2015, el Vaticano anunció la decisión del papa Francisco de destrabar la causa del arzobispo mártir de San alva...

La decisión fue recibida por medio de un comunicado emitido por la Santa Sede este lunes. Bravo se convierte así en el cuarto obis...

“Tanta barbarie nos deja conmocionados y uno se pregunta cómo el corazón de un hombre puede planear y realizar cosas tan terribles...