Martes, 17 Febrero 2015 00:00

“El hombre se equivoca y aplaude al que reparte una bolsita de comida”

 
Valora este artículo
(4 votos)
El hermano Lino en la Cruz Verde de Ciudad Bolívar El hermano Lino en la Cruz Verde de Ciudad Bolívar Fotos Marcos Valverde

El sacerdote Lino Diamont recuerda, a propósito del inicio de la Cuaresma, que católicos y no católicos deben pensar en la patria “no como cuatro, sino como todos”.

A7Principal2
“Lo que debe dar satisfacciones es el deber cumplido, sin aplausos, sin proclamaciones como reyes, mesías o como el mejor del mundo”

Puede decirse que llegó al sacerdocio por la ruta más larga: fueron más de 40 años los que pasó Lino Diamont como laico antes de que, y sin proponérselo, se convirtiera en cura.

Hoy, sin embargo, sigue prefiriendo que lo llamen hermano Lino, pues quiere ser visto como un igual. Eso, precisa, puede marcar la diferencia en la Venezuela de hoy, en la que muchos quieren hacer tanto y terminan haciendo nada: “cuando vivimos en la mentira o en un sueño, hay un día en que te toca despertar. Y te despiertas como lo que eres”.
_________________________________________

Cuando llegó a la casa del velorio y miró dentro del ataúd, el impacto lo paralizó por un momento: el difunto para el que ahora tenía que dirigir los rezos era el mismo hombre que, hacía una semana, lo había apuntado con una pistola para robarlo.

En ese momento, Lino Diamont pensó en tomar decisiones alternativas. Pero no: optó por lo que consideró correcto, pues “la misericordia está por delante, así que hice los rezos”. Eso ocurrió hace algunos años, durante la vida de laico que llevó por décadas.

Desde diciembre, sus responsabilidades son mayores: ahora es sacerdote. Aunque el título es de más potestad, él no quiere que lo llamen padre: quiere ser visto como un igual. Por eso sigue presentándose como el hermano Lino.

Nació en 1953 en Ciudad Bolívar, específicamente en el cruce de las avenidas Pichincha y Bolívar. La formación religiosa en su hogar determinó su vocación. Nunca pasó por un seminario, pero 40 años como laico le dieron toda la potestad para ordenarse.

Así, quien además dictó la cátedra Educación de la Fe durante 30 años en el Colegio Cristo Rey, fue nombrado sacerdote en diciembre de 2014 en la Catedral Metropolitana de Ciudad Bolívar. De esta forma se expresa.

- ¿Por qué escogió la vía larga para llegar al sacerdocio?
- Yo no decidí ser sacerdote, tengo que decirlo con franqueza, pero en el seno de mi casa debo recordar que mi papá dijo en todo momento: este va a ser cura. Comencé a recibir formación para los ministerios laicales y asumí la opción de diácono permanente, soltero. Conversando con los obispos Medardo Luis Luzardo y Ulises Gutiérrez me cuestionaron: si has pasado una vida dedicado a la iglesia, ¿por qué no decides ser sacerdote? Eso me sorprendió y vi las respuestas. Y aquí estoy.

- ¿Y siempre hubo criterios a su favor? ¿No hubo una oposición, una suerte de abogado del diablo?
- Mira, siempre está metida por allí esa mano, pero la mano de Dios sobresale.

- ¿Cuáles fueron las figuras religiosas que los inspiraron?
- Los papas han sido una escuela para mí. Y desde muy joven descubrí a aquel que llaman “el pobre de Asís”, San Francisco, quien cautivó mi vida desde la enseñanza, de ser el hermano de Asís, que desde luego me inspira para que yo mismo me llame hermano Lino desde hace 35 años. Todavía hoy, antes que sacerdote, soy hermano.

A7secuencia1I
A7Secuencia2I
A7Secuencia3I

Diamont quiere dedicar el resto de su vida a servir en Ciudad Bolívar

El que esté libre…

- En el Colegio Cristo Rey, ¿no le provocó mandar a alguno de los muchachos al diablo?
- Jajaja… Mira, yo siempre he sido ajeno a eso. Lo mejor es ver a Dios.

- A los políticos de Ciudad Bolívar y del estado Bolívar, ¿les daría la comunión o los mandaría a hacer penitencia?
- Como los políticos forman parte del número de los cristianos, tienen que hacer penitencia, y el que mayor responsabilidad tiene, tiene que hacer más penitencia.

- Entonces sí han pecado.
-¡Por supuesto! Jejeje… Yo no puedo decir que no soy un pecador. No podemos hacer alarde de nuestra santidad ni por ser el mayor pecador, pero el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

- Quizás algunos tiran una piedra, pero otros son unas canteras.
- Nuestro tiempo nos llama a la conversión, a vernos en un espejo a las exigencias que nos hace Jesucristo. Yo, como sacerdote, no tengo que buscar cómo solucionar el problema de comida. Y esos que prometen seguridad, mejoras, tienen que mirar y evaluar su compromiso.

- Es decir: el diagnóstico es la proliferación de gente que quiere ser más papista que el papa.
- Sí. A la luz de la historia humana esos casos se han dado. No vinimos acá para hacernos famosos. El hombre de hoy se equivoca y aplaude al que reparte una bolsita de comida. Y no: lo que debe dar satisfacciones es el deber cumplido, sin aplausos, sin proclamaciones como reyes, mesías, o como el mejor del mundo.

En estos tiempos

- ¿Qué debe ser la Cuaresma para los católicos y los no católicos?
- Llegó el Carnaval. Unos se disfrazan y van a ofrecer un espectáculo para crear un ambiente de esparcimiento…


NOTA RELACIONADA

“La ordenación del hermano Lino es un regalo anticipado de Navidad”

- Porque carnaval rima con bacanal.
- Exacto, pero cuaresma es lo opuesto: alejarnos de lo cotidiano para propiciar en mi vida personal una reflexión ante mi fe y ante el gran paradigma de la historia, que es Jesucristo.

- ¿No cree que más que Miércoles de Ceniza, tenemos un país en cenizas?
- Pero ojalá que en esas cenizas quede un poco de calor que, soplado por nuestra conversión, produzca una llama ardiente de vida. Si hay pobreza no es en las carencias humanas, sino en la forma de ver las cosas, de pensarlas. Hay que luchar contra esa pobreza. Tenemos que pensar en una patria, pero esa patria no son cuatro: son todos los que vivimos en ella.

- ¿Eso es difícil cuando muchos no ven en la figura que usted representa, Jesucristo, al eterno y supremo, sino a otro?
- Cuando vivimos en la mentira o en un sueño hay un día en que te toca despertar. Y te despiertas como lo que eres. Pero Dios nos ve a todos como iguales. Cuando estamos en el ataúd, ¿qué nos diferencia al uno del otro?

- Esas enseñanzas de la cuaresma, ¿generalmente no se olvidan hasta la próxima?
- No se olvidan, pasan a un almacén por el dinamismo de la vida. La cuaresma tiene que marcarnos por deseo nuestro. Si hoy somos frágiles, rapidito somos un corrupto más.

     
 

De y por su iglesia

-Lino Diamont nació en 1953 en Ciudad Bolívar

-Durante más de 40 años fue laico permanente

-En diciembre de 2014 fue ordenado sacerdote

-Durante tres décadas dictó la cátedra Educación de la Fe en el Colegio Cristo Rey

 
     
Visto 2914 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Febrero 2015 00:49

Divorcio, aborto y bodas homosexuales. A partir del fin de semana y durante dos semanas los obispos católicos debatirán estos espi...

La religión católica permite a sus feligreses utilizar métodos naturales de anticoncepción, pero no preservativos ni otros métodos...

Francisco hablará el próximo 24 de septiembre ante el Congreso de Estados Unidos en una sesión conjunta de sus dos cámaras; será e...

El 3 de febrero de 2015, el Vaticano anunció la decisión del papa Francisco de destrabar la causa del arzobispo mártir de San alva...

La decisión fue recibida por medio de un comunicado emitido por la Santa Sede este lunes. Bravo se convierte así en el cuarto obis...

“Tanta barbarie nos deja conmocionados y uno se pregunta cómo el corazón de un hombre puede planear y realizar cosas tan terribles...