Domingo, 05 Octubre 2014 00:00

Iglesia Católica revisa su definición de familia

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Iglesia Católica revisa su definición de familia Foto Archivo

Divorcio, aborto y bodas homosexuales. A partir del fin de semana y durante dos semanas los obispos católicos debatirán estos espinosos asuntos en el Vaticano convocados por el papa Francisco.

Escuchar a Dios y a María, “amiga siempre atenta para que no falte el vino en nuestras vidas” fue el exhorto del papa Francisco en la víspera de la solemne apertura de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización.

“Nuestra escucha y nuestro confrontación sobre la familia, amada con la mirada de Cristo, se volverán una oportunidad providencial para renovar - siguiendo el ejemplo de San Francisco- a la Iglesia y a la sociedad”, expresó el pontífice argentino durante la vigilia de oración organizada por la Conferencia Episcopal Italiana, en la Plaza de San Pedro.

“El papel del hombre es hacer más mujer a su esposa; y el de la mujer hacer más hombre a su esposo”, agregó Francisco.

“Es la hora en que se vuelve a casa de buen grado, para encontrarse en la misma mesa, en el espesor de los afectos, el bien cumplido y recibido, de los encuentros que calientan el corazón y lo hacen crecer, vino bueno que anticipa en los días del hombre la fiesta sin ocaso. Y también es la hora que más pesa para el que se encuentra cara a cara con su propia soledad, en el crepúsculo amargo de sueños y proyectos quebrados: cuántas personas arrastran sus días en el callejón sin salida de la resignación, del abandono, e incluso del rencor; en cuántos hogares ha faltado el vino de la alegría y, por lo tanto, el sabor -la misma sabiduría- de la vida...”, dijo el Papa en su mensaje.

Contra la cultura individualista
“Es significativo que -incluso en la cultura individualista que desnaturaliza y hace efímeros los vínculos- en cada nacido de mujer permanezca vivo un anhelo esencial de estabilidad, de una puerta abierta, de una persona con la cual entretejer y compartir la historia de la vida, una historia a la cual pertenecer. La comunión de vida asumida por el esposo y la esposa, su apertura al don de la vida, la custodia recíproca, el encuentro y la memoria de las generaciones, el acompañamiento educativo, la transmisión de la fe cristiana a los hijos...: con todo esto la familia sigue siendo escuela incomparable de humanidad, contribución indispensable para una sociedad justa y solidaria”.

Ya antes de la cita se ha señalado que este Sínodo de Obispos puede ser decisivo para el futuro de la Iglesia. Cada vez más son las voces en las altas esferas del Vaticano que aseguran que hay que reconocer las nuevas realidades en el matrimonio y la familia, pero a la vez subrayan que la doctrina católica no se va a modificar.

De esas nuevas realidades se ocuparán los obispos. El Papa argentino inaugurará este domingo el encuentro aun cuando no se esperan novedades o decisiones definitivas. Más bien el sínodo, una asamblea extraordinaria de obispos en la que también participarán laicos, preparará el terreno para un encuentro que se realizará el próximo año sobre el mismo tema.

El punto de partida del encuentro, convocado bajo el lema “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”, es un documento de unas 90 páginas que surgió tras una consulta realizada por las conferencias episcopales de 114 países por encargo del pontífice.

Instrumento de trabajo
La autoridad máxima de los católicos, que desde muchos puntos de vista ha aportado aire fresco a la Iglesia mundial, quiere conocer a fondo la realidad y por primera vez preguntó la opinión de los fieles comunes y corrientes.

¿De qué se trata en concreto? El documento Instrumentum Laboris establece que el matrimonio entre el hombre y la mujer constituye la base de la familia. Pero sobre todo en Europa y Estados Unidos se han creado otro tipo de unidades familiares que se han constituido como formas estables de vida. Cuando los padres van a bautizar a sus hijos se dan cuenta de que, según el punto de vista católico, se encuentran en una situación “irregular”.

Todas las conferencias episcopales se han manifestado en contra de una nueva definición del matrimonio, pero, por ejemplo, hay quienes opinan que frente a los matrimonios homosexuales la Iglesia debería tener una actitud respetuosa y no condenatoria.

El documento expone claramente que existe un amplio descontento entre los creyentes por las doctrinas de la Iglesia con respecto al matrimonio, la familia y la sexualidad. En todo el mundo muchas personas no pueden entender por qué se niega la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar, sin embargo a los curas que han dejado los hábitos sí se les permite comulgar. La postura de la iglesia sobre la anticoncepción también causa malestar, según se asegura en el documento. Muchos fieles se sienten limitados y frustrados.

Cambio de actitud
Pese a todos los esfuerzos ante esa nueva realidad, Francisco tiene también viento en contra. No resulta casual que a pocos días del sínodo se conozca que cinco cardenales han escrito un libro en el que expresan su oposición a las concesiones de la Iglesia a los católicos divorciados. Entre los autores del libro figura el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el arzobispo alemán Gerhard Ludwig Müller.

Este posicionamiento de cinco altos cargos de la Iglesia se puede entender como un frente contra el cardenal emérito de la curia romana Walter Kasper, que en febrero realizó por encargo del papa un discurso en el abogaba por una “solución piadosa” por ejemplo a través del perdón o de un tiempo de contrición.

Unos días antes del comienzo del sínodo, el presidente del Pontificio Consejo para la Familia, Vincenzo Paglia, dejó claro en declaraciones a Radio Vaticano que en sí ya es extraordinario que se celebre un doble sínodo sobre el tema de la familia. “La doctrina católica no se va a cambiar y de eso no es de lo que va el sínodo”. El Papa más bien quiere que cambie la actitud de los creyentes, dijo.

Francisco debe ser consciente del enorme desafío que afronta pues en la audiencia general de este miércoles en la Plaza de San Pedro dijo a los peregrinos que oraran por el sínodo. Y al final añadió: “Y recen también por mí”. (www.news.va/DPA/www.vatican.va)
________________________________________________________________________________________

MÁS INFORMACIÓN

Familia que reza unida permanece unida
“El matrimonio es un camino juntos de un hombre y una mujer”
Santidad en el matrimonio

Visto 12240 veces Modificado por última vez en Domingo, 05 Octubre 2014 01:54

Divorcio, aborto y bodas homosexuales. A partir del fin de semana y durante dos semanas los obispos católicos debatirán estos espi...

La religión católica permite a sus feligreses utilizar métodos naturales de anticoncepción, pero no preservativos ni otros métodos...

Francisco hablará el próximo 24 de septiembre ante el Congreso de Estados Unidos en una sesión conjunta de sus dos cámaras; será e...

El 3 de febrero de 2015, el Vaticano anunció la decisión del papa Francisco de destrabar la causa del arzobispo mártir de San alva...

La decisión fue recibida por medio de un comunicado emitido por la Santa Sede este lunes. Bravo se convierte así en el cuarto obis...

“Tanta barbarie nos deja conmocionados y uno se pregunta cómo el corazón de un hombre puede planear y realizar cosas tan terribles...