Niños de entre cero y 12 años de edad se han visto afectados por la reaparición del sarampión en Delta Amacuro. Las víctimas más recientes pertenecen a la comunidad indígena Mariusa.

El reciente informe de la OPS y de la OMS detalla cómo se han incrementado la difteria, el sarampión y la malaria, enfermedades que se han estado registrando en países vecinos y cuyos casos son importados de Venezuela: es otra de las consecuencias del éxodo de venezolanos que, atribulados por la debacle social generada por el régimen madurista, huyen en búsqueda de una vida mejor. Varios de los casos registrados, por cierto, provienen directamente del estado Bolívar y son, por tanto, otra de las aristas de esta crisis sin precedentes en la historia nacional.

De acuerdo a un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el brote comenzó en el municipio Caroní el año pasado y se propagó a ocho estados del país, entre ellos el Distrito Capital, totalizando 952 casos. El sarampión reapareció en Venezuela luego de, al menos, 10 años de no registrar casos y su epicentro fue Ciudad Guayana.

El gobierno de ese estado, al norte de Brasil, declaró la ‘emergencia social’ por el masivo éxodo de venezolanos, algunos de los cuales viven en refugios administrados por las autoridades e, incluso, en plazas públicas.

Se desconoce cuántas vacunas se han aplicado en la ciudad, luego de que el Distrito Sanitario confirmara 38 casos de sarampión en Caroní, urbe que concentra el nuevo brote de la enfermedad en toda Venezuela. En tres ambulatorios de Ciudad Guayana, visitados esta semana, estaba disponible la trivalente viral (actualmente llamada SRP), pero el personal no accedió a revelar cifras del número de inmunizados ni esclarecer la disponibilidad de la dosis para los próximos días.

El brote está focalizado en Caroní, con un total de 161 casos sospechosos de la enfermedad, erradicada de Venezuela hace varios años. El Distrito Sanitario emprendió un ciclo de charlas para informar de la reaparición que comenzó en abril, pero los casos se ratificaron en julio.

En el país se está desarrollando el Plan de Sostenibilidad para Eliminación del Sarampión, Rubeola, Síndrome de Rubeola Congénita y Poliomielitis; también se está colocando el esquema completo con pentavalente, antihepatitis B, antimeningocócica, toxoide tetánico, toxoide diftérico, antiamarílica, antirotavirus, BCG.

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...