Edgarlis Peñaloza, de un año, y Ángel Grillet, de tres meses, son las nuevas víctimas del hambre. Con ellos, son seis los bebés que han muerto por la misma causa en lo que va de año en San Félix. Mientras tanto, el gobierno de Francisco Rangel Gómez, el mismo que dejó cerrar el único centro de atención nutricional de la ciudad, se ocupa de los preparativos de las fiestas de Carnaval, una celebración para la que, por cierto, el presidente Nicolás Maduro aprobó casi 700 millones de bolívares esta semana.

La que era la única institución dedicada a atender a los niños con déficits alimenticios en Caroní, el Cedan, cerró sus puertas hace un par de años por la inacción del gobierno regional. Hoy, en donde funcionaba, está un centro de educación inicial en donde casi nadie quiere hablar sobre las razones del cierre ni los padecimientos que en él se subsanaron. Mientras tanto, la población desnutrida en Ciudad Guayana sigue a merced del hambre.

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...