Viernes, 10 Noviembre 2017 00:00

“Estoy desesperada porque mi papá se está muriendo de paludismo y no le dan el tratamiento”

 
Valora este artículo
(3 votos)
Pacientes con paludismo continúan recibiendo el tratamiento incompleto, lo que complica su cuadro clínico Pacientes con paludismo continúan recibiendo el tratamiento incompleto, lo que complica su cuadro clínico Fotos William Urdaneta
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Movev exige declarar alerta epidemiológica por repunte del paludismo en Bolívar en más del 40%

barra 4naranja220

Siete horas de espera para conseguir el tratamiento antimalárico

barra 4naranja220

Módulos de San Félix abarrotados de pacientes en condiciones extremas a causa del paludismo

 

Más pacientes y familiares acuden a los módulos de salud en Ciudad Guayana para buscar el tratamiento contra el paludismo, sin recibir la medicación completa. Los testimonios coinciden: ocho días y hasta por dos semanas van a los módulos, reciben con suerte tres de las 14 pastillas que deberían ingerir según el tipo de malaria. Otros reportan recaídas en tres, seis y hasta siete veces en lo que va de año.

“Estoy desesperada porque mi papá se me está muriendo de paludismo y no le dan el tratamiento, no hay ni con qué hidratarlo, lo hidratamos con agua de coco. Aquí no le dan prioridad a las personas mayores, mi papá tiene 65 años, ni a los que están descompensados”, denunció Yuletzis García, mientras su padre, quien ha padecido de malaria en tres oportunidades, permanecía acostado en una loza a las afueras del módulo de Manoa en San Félix, lugar que compartía con otros pacientes que no resistían los efectos del paludismo por la alta fiebre y los escalofríos.

El 3 de noviembre fue activado un plan de contingencia por 72 horas en el estado Bolívar, para lo cual contaban con 200 mil tratamientos para la malaria, según indicó la viceministra de Salud, Moira Tovar. Sin embargo, esto fue apenas un espejismo ante la cantidad de casos acumulados, los nuevos, autóctonos, recaídas y recrudescencias que se reportan en el estado Bolívar, cifra que supera las 300 mil personas, según el informe de la Sociedad Venezolana de Salud y la Red Defendamos la Epidemiología, con base en datos -no publicados del Instituto de Salud- de la semana epidemiológica 42.

Constantes recaídas 

Jhonny González habita en la vía a Caruachi, donde asegura existe una crisis por paludismo. Es trabajador del campo y esta es la séptima vez que sufre de paludismo. Atribuye esto precisamente al tratamiento incompleto, pues aunque la viceministra había asegurado que entregarían la medicación completa, denuncian que siguen recibiendo tres pastillas.

Al regresar a los módulos para las dosis faltantes, les dicen que no hay. Pasan los días y se pierde el efecto de las ya tomadas.

  Pacientesconpaludismo
Hasta dos semanas llevan esperando por el tratamiento por el paludismo
 

“En Caruachi hay bastante gente con paludismo. Ahorita estamos toda la familia con paludismo, mi esposa, mi hija, y no nos dan solución, no hay ni para hacer una prueba. Si seguimos así, nos vamos a morir como unos perros”, agregó González.

“Yo vine el jueves pasado con mi papá y solo le dieron tres pastillas, el lunes me hice la prueba y me diagnosticaron paludismo vivax y no me han dado tratamiento, estoy prendida en fiebre y no hay nada”, fue el testimonio de Yulianna Maya.

“Tengo varios días viniendo para ver si mis hijos reciben el tratamiento y nada. Mi hijo tiene seis meses y ocho días con paludismo, el otro tiene 4 años y 12 días con paludismo. Tengo varias días viniendo y no he recibido ayuda de nadie”, agregó Yulimar Castellar.

Al caos se suman las dificultades para la movilización por falta de dinero en efectivo.

“Para movilizarme cuesta porque no hay efectivo para pagar taxi y no me puedo traer a ese niño en bus así como está, a veces no tengo y tengo que venirme caminando. Desde el lunes pasado estoy viniendo a buscar el tratamiento y nada, todo el tiempo me dicen que venga mañana, ¿y si le pasa algo y se me muere esa criatura?”, continuaban las denuncias.

Resistiendo humillaciones 

No se trata solo de soportar los síntomas de la enfermedad. Pacientes y familiares resisten también la humillación por parte de funcionarios de la Guardia Nacional, quienes intentan organizar a las personas entre gritos y amenazas, haciendo cola bajo el inclemente sol.

Asimismo, dan fe que en el módulo de Vista al Sol la situación es aún peor, no solo por las decenas de pacientes que también buscan medicamentos para el paludismo, sino por la presencia de presuntos grupos armados para evitar protestas en el centro de salud.

  Pacientes
A falta de suero, pacientes son hidratados con agua de coco mientras esperan por la medicación para el paludismo
 

“Ayer yo estuve en el módulo de Vista al Sol y los colectivos tienen eso tomado, amenazando para que uno no proteste”, afirmó una de las pacientes que hacía cola en el de Manoa.

Reprocharon también el peloteo entre los centros de salud, ya que algunos pacientes fueron remitidos a otros módulos, con el argumento de que ese contaba con la medicación, pero al llegar al sitio se la negaban, alegando que donde había tratamiento era donde habían acudido inicialmente.

Es de recordar que el estado Bolívar superó los 200 mil casos de paludismo, lo que representa un aumento de 42,46% respecto de 2016, según datos provisionales no divulgados del Instituto de Salud en la semana epidemiológica 42, que publica la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología Nacional.

Estas cifras no incluyen casos importados de Brasil, Colombia y Guyana, tampoco las recaídas y recrudescencias.

Según el informe de estas organizaciones no gubernamentales: “el número total de casos acumulados de malaria, hasta el 14 de octubre de 2017, solo en el estado Bolívar, al sumar casos nuevos, autóctonos (206.240), más las recaídas (100.314) y las recrudescencias (6.166), sería de: 312.720, una cifra récord en la historia de la malaria en Venezuela”. 

MOduloManoaCada vez son más los casos de malaria que se registran en el estado Bolívar

Visto 878 veces Modificado por última vez en Sábado, 11 Noviembre 2017 23:07

El exministro de Salud, José Félix Oletta, sostiene que es una falacia decir que el brote de malaria se resolverá en tres meses. “...

El plan de contingencia de 72 horas que activó el Ministerio de Salud el pasado 3 de noviembre no controló ni de cerca los altos c...

El tercer informe de la asociación civil Convite por la Salud, en octubre, revela el estatus del abastecimiento de tratamiento par...

Entre junio y comienzos de septiembre, 17 bebés (16 de ellos menores de dos años) sufrieron la peor de las consecuencias de la des...

José Pacheco, de siete años, murió en la madrugada del martes en el Hospital Dr. Raúl Leoni. Cuando sus padres lo llevaron el lune...