Lunes, 12 Junio 2017 00:00

Escasez de tratamiento para el paludismo desencadena otra protesta en Pozo Verde

 
Valora este artículo
(3 votos)
Las aguas estancadas son un factor de riesgo para el desarrollo del zancudo Anopheles, transmisor de la enfermedad Las aguas estancadas son un factor de riesgo para el desarrollo del zancudo Anopheles, transmisor de la enfermedad Foto Oliver González

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

El Dique sólo tiene a Dios para enfrentar al paludismo

barra 4naranja220

Pacientes con paludismo en módulo de Manoa: “en vez de recibir tratamiento tenemos que protestar”

barra 4naranja220

Brote de paludismo mata a tres personas en zona rural de Ciudad Guayana

 

La epidemia de paludismo se vislumbra cada día más incontrolable en Ciudad Guayana. Como evidencia de ello, esta semana comenzó con una nueva protesta de los pobladores de Pozo Verde, por escasez de medicamentos antimaláricos.

La falta de tratamiento en el ambulatorio de esta parroquia rural de Ciudad Guayana llevó a los pacientes y familiares a cerrar la vía a El Pao, a las 6:00 de la mañana de este lunes, a la altura del kilómetro 17, para exigir respuestas al Gobierno.

Enrique Viconti, quien fue a realizarse el examen, informó que la protesta había acabado poco después de las 9:00 de la mañana. Aunque el acceso vehicular se abrió, la respuesta no fue satisfactoria: había 310 personas en cola para recibir tratamiento, pero solo había inventario para 90.

Para estar entre los primeros de la fila, hay que dormir en el ambulatorio desde la noche anterior, afirmó Viconti, quien fue al centro asistencial a las 5:30 de la mañana y obtuvo el número 274 para su cuñada.

Él se quedó esperando para hacerse el examen de laboratorio y detectar el paludismo. Ya le ha dado otras veces, por eso sabe distinguir los síntomas. “Yo no sé exactamente cuántas personas son, pero sin exageración alguna le digo que el 95 por ciento de los habitantes de El Dique tienen paludismo y esto (ambulatorio) no se da abasto para tanta gente”.

Esta misma población de la vía a El Pao reportó tres muertes por malaria para mayo de 2016, momento en el que también denunciaban escasez de medicamentos contra el paludismo y falta de fumigación por parte del Estado para erradicar la epidemia.

La semana pasada, vecinos y activistas confirmaron tres muertes por malaria en lo que va de 2017 en esta parroquia rural de Caroní, lo cual evidencia que la desatención gubernamental se mantiene. 

Desamparados

A Daniel Barrios le ha repetido varias veces el paludismo. Ya perdió la cuenta. Solo recuerda que “desde enero comenzó a darme y desde ahí siempre recaigo”. Desde ese momento ha comprobado una y otra vez la escasez de medicamentos en el ambulatorio de Pozo Verde.

Este lunes también esperaba por prueba de laboratorio, aunque ante la tardanza de los laboratoristas al módulo, decidió hacérsela en un centro privado, donde cuesta 3.500 bolívares.

“Me fui por eso y porque no hay laboratorio. Estar uno esperando ahí (por la prueba) para que no te den nada, es lo mismo… Uno siente impotencia, no tenemos adónde ir”.

Este vecino no recuerda la última vez que el Distrito Sanitario haya ido a fumigar El Dique, comunidad de la que también hace parte. Los vecinos han hecho algunas fumigaciones por su cuenta, “pero no hacemos nada si fumigamos unas cuantas casas y otras no. No todos tienen para pagarla”, dijo Barrios.

Aseguró que el problema es que no dan el tratamiento completo para cumplir las dosis diarias por los 14 días que se requieren. “Te dan para tres días y si después regresas, como hoy, y te dicen que no hay, ya lo suspendiste hasta el miércoles que tienes que regresar… Eso no tiene el mismo efecto”.

El doctor Alberto Cabello, médico internista y oncólogo del hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar, alertó la semana pasada que esta es una de las razones por las que la epidemia de paludismo se ha expandido, “porque el parásito va generando resistencia en el paciente” mientras este no es tratado con los fármacos ni con la periodicidad adecuada.

Viconti añadió que “uno siente impotencia. Si no es aquí en Pozo Verde, uno tiene que ir a buscar tratamiento a (módulo deManoa, y eso allá es horrible… hay demasiada gente buscando. Gente desmayada, temblando, vomitando… yo una vez fui para devolverme sin nada”.

Los vecinos afectados exhortaron a las autoridades a acordarse de El Dique y de toda la parroquia Pozo Verde, afectada en su totalidad por la epidemia de paludismo y la falta de control del Ministerio de Salud.

El propio boletín epidemiológico de este despacho reflejó, a final de 2016, que esta es la parroquia de Ciudad Guayana con más casos confirmados, apuntando más de 6mil.

“Tiene que ser sanidad la que haga una campaña de fumigación, que mande más tratamiento… sin eso, no sé adónde vamos a llegar”, concluyó Viconti.

Visto 1345 veces Modificado por última vez en Martes, 13 Junio 2017 06:08

Una nota de prensa de la Zona Educativa del estado Bolívar indicó que solo asistieron a las aulas 5.180 alumnos de preescolar y pr...

Cifras irregulares sobre la matrícula nacional, poco mantenimiento a las escuelas y un improvisado currículo educativo en bachille...

Cuando intentaban robar por séptima vez el plantel, ubicado en el sector homónimo, los funcionarios les capturaron in fraganti a l...

Entre el 5 de agosto y el 10 de septiembre ocurrieron los embates del hampa, que cargaron con computadores, aires, y hasta comida....

La coordinadora de Infraestructura de la Zona Educativa en el estado Bolívar, Betty Polo, aseguró que el refugio está garantizado ...