Jueves, 24 Septiembre 2015 00:00

Cervezas artesanales

 
Valora este artículo
(3 votos)

La cerveza artesanal tiene un sello local irrevocable. Basta con revisar los nombres, los sabores, los aromas.

LinnySanchez2Si hay un lugar común en el que coinciden los consumidores de cerveza artesanal es la frase “buena vibra”. Es lo que se respiraba al caer la tarde del sábado en toda la Hostería Waipá. Gente relajada, música y mucho interés por los productos locales fueron los ingredientes perfectos para hacer del segundo Festival Cervecero, organizado por Amäy Guayana, una velada memorable.

La jornada arrancó antes del mediodía con una degustación guiada que incluyó muestras de las cuatro marcas presentes: La anfitriona Amäy Guayana, Los de Guayana, Eisen también regionales y Brunet que vino desde Barcelona, estado Anzoátegui. Conforme avanzó el programa se ofrecieron talleres y conversatorios sobre la producción de la cerveza artesanal para cerrar con la presentación de varias bandas musicales.

Los puestos nunca estuvieron solos. Entre sifones, botellas vacías, expositores atentos, curiosos y un público ávido, de cerveza y de conocimientos, el maestro cervecero de Amäy Guayana, Luis Villegas, recapituló sobre sus espumosas: “Nuestras cervezas están saborizadas con aromas propios de Guayana, tenemos cuatro regulares que son la Llovizna (tipo Pilsen Ale), Jaspe (tipo Red Ale), Caroní (tipo Porter Ale), Orinoco (Brown Ale), además de ediciones especiales de Jobito, Miel y Sarrapia”.

El quórum en los predios de la cerveza Eisen fue total. De las cervezas guayanesas, es la única con presentación individual -botellas de 222 mililitros. José Manuel Salazar, maestro cervecero de la marca aclaró que ya cumplieron un año produciéndola y cerca de ochos meses vendiéndola. “Contamos con seis estilos: la rubia, pale ale, ipa, roja, morena y negra. La variedad es precisamente lo que caracteriza la cervecería artesanal… Podemos darnos el lujo de inventar”.

gastrologo“Los de Guayana” también tenía una algarabía en su puesto. ¿Cómo no van a convertirse en una fiesta tres ingenieros haciendo cerveza para los panas y luego tomándoselo en serio? Esta es la marca más reciente de las tres que se preparan y se comercializan en el sur de Venezuela. Hasta ahora tienen Blonde Ale, Calipso Pale Ale, American Pale Ale, American Red Ale, Bucare Red Ale, Porter Miel y Macizo Stout.

La cerveza artesanal tiene un sello local irrevocable. Basta con revisar los nombres, los sabores, los aromas. Testimonio de ello es la marca invitada Brünett, quienes producen cervezas llamadas Playa Colorada, El Morro y Las Fauces de Diablo. No quedan dudas sobre la geográfica. Jesús Rodríguez, llegó desde Barcelona con dos variedades: la de mayor demanda, La Bella (tipo Pale Ale) y una que solo preparan en temporada, la Sweet Caroline (cerveza belga con notas frutales y 7 grados de alcohol).

Todos los exponentes de la cerveza artesanal coincidieron en su recomendación para quienes se inician en estas lides como consumidores: “Abran su mente”. Reconocieron que en Venezuela estamos acostumbrados a probar un solo estilo de cerveza y advirtieron que en el mundo existen cerca de 100 estilos distintos. El truco es encontrar la propia.

Salazar, vocero de Eisen agregó: “Además de ser open mind hay que orientarse. Hay mucha información en internet porque por ejemplo, si no te gusta la malta una cerveza negra o morena probablemente no te va a gustar ya que sus sabores se asemejan mucho, y la idea es que tengas una mala experiencia. Es cuestión de gustos”.

Sobre el precio, explicaron que la referencia de comparación sería una cerveza importada y no las pilsen industriales. En el festival el valor de las birras oscilaba entre 350 y 1.900 bolívares dependiendo de la presentación, tamaño y variedad.

Villegas resumió así el proceso para elaborar cerveza artesanalmente: Es básicamente una infusión de cebada donde se extraen los azúcares, luego un hervido donde se aromatiza “el mosto”, tradicionalmente con lúpulo y en ese proceso es donde se añaden otros infusionadores como sarrapia, etc. El mosto es lo que hace el maestro cervecero, el resto de la cerveza se debe a la levadura.

Para pensar con el café (o con la cerveza)

Hay que apoyar a los productores locales, tenemos mil trabas, la materia prima es importada, insiste Salazar que está convencido de que lo único que necesita esta efervescencia cervecera para trascender es que siga “la movida”. Pero el maestro cervecero de Amäy sintetizó la razón por la cual está creciendo esta cultura: “La experiencia de la cerveza industrial es totalmente distinta a la de la tradicional. Ofrece aromas, sabores y maridaje que incluso pueden sustituir a la complejidad del vino, y en ocasiones, superarla”.

Twitter

Visto 3464 veces Modificado por última vez en Viernes, 25 Septiembre 2015 05:04

En Venezuela ya somos expertos en reemplazar alimentos. El mango es un noble comodín aunque la escasez de productos arrecia y el b...

No es lo mismo hablar de la tan denostada comida chatarra que de lo que es, literalmente, comida basura. Comida salida de los dese...

La desnutrición y obesidad conviven en muchos venezolanos como resultado de la escasez de alimentos y sus altos costos. No comen b...

La oscuridad no es solo la ausencia de luz por los racionamientos, sino también la falta de desarrollo y de calidad de vida que im...

El Gobierno de los Estados Unidos ha revelado efectos perjudiciales que tiene el cambio climático en la calidad alimentaria. ...