Los avisos de búsqueda de personal invaden las vitrinas de centros comerciales y empresas. Pocos son los interesados en postular a las vacantes. La hiperinflación agrava la contratación de personal: muchos prefieren, incluso, trabajar en las minas antes que percibir, por ejemplo, los cinco millones que les ofrecen. La realidad los aporrea: con eso no pudieran comprar un par de zapatos en el mismo negocio en el que trabajan. Son, en suma, los embates de una economía insostenible.

Miércoles, 02 Mayo 2018 00:00

Recalentamiento

¿No habrá esperanza? Si se pasa revista diaria a las noticias mundiales -y en particular a las de este lado- surge como una amarga sensación de escepticismo. Es como una especie de collage siniestro, desesperanzador, que muestra el peor de los efectos invernadero y un recalentamiento global de la política.

El precio de la presentación de medio kilo del grano molido se duplicó en menos de una semana.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social resaltó en su informe mensual que las manifestaciones de calle se incrementaron 40 por ciento en comparación con el año pasado.

El salario no alcanza, de ninguna manera. Un trabajador de CVG con décadas de servicio cubre apenas 8% de la canasta básica familiar. El deterioro motiva renuncias mensuales, asegura el secretario de organización de SunepCVG, Cecilio Pineda. Los empleados se han visto obligados a buscar otros oficios para sus tiempos libres. Otros han renunciado para migrar o emprender.

“Tenemos un salario mínimo, e incluso un ingreso mínimo al agregar el bono de alimentación, que es tan bajo que  atenta contra la dignidad de la persona y le impide lo más elemental,  alimentarse a quién lo devenga. Trabajo barato que no permite cubrir ni siquiera su alimentación”, concluye el experto en temas laborales, Héctor Lucena

Este es el segundo aumento realizado este año, tras el primer incremento de 40% vigente desde el 1 de enero, en un contexto de hiperinflación que ha debilitado el poder adquisitivo de los venezolanos. Para el análisis del aumento salarial, bono de alimentación y pensiones, consultamos la opinión del economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros. “Es peor el remedio que la enfermedad”. 

En virtud del Día del Maestro, seis sindicatos de educadores del municipio Heres emitieron un comunicado en el que exigen mejores salarios, pago del HCM, bono de alimentación y demás deudas que dejó la gestión de Francisco Rangel Gómez con los docentes adscritos al ejecutivo regional.

La oferta de la proteína se ha reducido al mínimo. En los mercados municipales ronda los 180 mil bolívares el kilo.

Compradores revelaron aumentos semanales en ropa, calzado y accesorios, cuyo precio unitario promedio es un millón de bolívares, monto nueve veces superior al salario mínimo base.

Página 1 de 12

Estudiantes de distintos doctorados de la UPEL expondrán sus proyectos en el auditorio de la Unexpo este miércoles a partir de las...

Mientras la coordinación de pregrado asegura que están listas 10 de las 11 aulas reacondicionadas en el campus, Apuneg asegura que...

La coordinadora general de Pregrado, Holanda García, informó que las reparaciones de las aulas afectadas se realizarán en un lapso...

La Coalición de Cátedras y Centros Universitarios de Derechos Humanos presentó este mes un informe sin precedentes a nivel naciona...

La Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU) tomó la decisión la semana pasada, luego de una inspección. Grietas, f...