La protesta fue convocada a pesar de que en la madrugada el TSJ emitió una corrección de las sentencias 155 y 156, que limitaban la inmunidad de los diputados y los magistrados asumían las funciones de la Asamblea Nacional.

La política logró su tarea y frenó las pretensiones golpistas del Gobierno venezolano de desconocer la Asamblea Nacional y, por ende, el voto del 6 de diciembre de 2015: a medianoche, el gabinete ejecutivo leyó un documento en el que recomendaba al Tribunal Supremo de Justicia revisar las sentencias que echaban a un lado al Parlamento. Se trata de un recule inédito en la historia venezolana y un resquicio que se abre para una nueva etapa de solución de la crisis política por vías políticas, institucionales y constitucionales: una urgencia de país.

Estudiantes, partidos y sociedad civil se concentraron en el Paseo Caroní para ondear banderas, gritar consignas y prometer que permanecerán en la calle hasta la restitución del orden constitucional.

El único de los cuatro grandes partidos españoles que evitó una condena frontal fue la formación de izquierda Podemos, que se refirió a una situación “delicada” y pidió “buscar una salida democrática y una solución negociada”.

El gobierno de Nicolás Maduro es consciente de su eventual salida del poder. Por eso, en un escenario de marcada presión internacional, minusvalía gerencial y casi extinta popularidad, sube peligrosamente la apuesta y extrema la crisis política al sentenciar vía judicial la disolución de la Asamblea Nacional como poder público autónomo, de inspiración popular y pilar de la democracia, con lo cual asesta un duro golpe a la Constitución y a los derechos políticos de los ciudadanos.

Posturas que en otras lides discrepan, ahora están unificados en el criterio de la consolidación de una dictadura en Venezuela perpetrada a través de la Asamblea Nacional.

El abogado constitucionalista José Vicente Haro afirma que hubo un golpe de Estado a la Constitución al violarse sus artículos, en relación a las funciones de la AN y la inmunidad parlamentaria.

Con la inauguración de la cumbre del ALBA y un acto en el Cuartel de la Montaña, Nicolás Maduro formalizó el comienzo de los recordatorios al expresidente y militar golpista, que durarán diez días.

El Frente de Jóvenes y Estudiantes Manuel Piar conmemoró los 18 años desde que Hugo Chávez asumió la presidencia de la República, alabando la gestión del entonces mandatario nacional.

Ante la arremetida de los colectivos armados, los diputados se trasladaron hasta la Maternidad Concepción Palacios, donde atendieron las denuncias de afectados por la crisis de salud y dieron lectura al acuerdo que sería discutido en plenaria cuyo punto de honor es exigir al Ejecutivo nacional la compra de medicinas para evitar más muertes de venezolanos por falta de medicamentos e insumos médicos.

Página 4 de 8

Todo empezó bien, repito. Inclusive, lo diseñó y puso en práctica una competente urbanista que creo que es quien más siente y cono...

Para unos cuantos, la escuela es el único lugar donde comen algo. La escuela es el lugar donde están los compañeritos. La función ...

La administración del museo señaló, tras el siniestro, que alrededor del 90% de los cerca de 20 millones de objetos expuestos en e...