La diputada Mariela Magallanes informó que en la sesión de este martes también se discutirán las próximas acciones a tomar por la ruptura del orden constitucional en Venezuela.

La medida de la Contraloría en contra del gobernador de Miranda cierra una semana de sostenida y sistemática planificación represiva y de una actitud dictatorial sin ambages. Detenciones, represión, persecuciones, acoso y hasta una muerte, la del joven Jairo Ortiz, de 19 años, se acumulan en el saco regresivo con el que el gobierno de Nicolás Maduro, en pleno siglo XXI, pretende llevar a un país que, antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, fue ejemplo continental, amén de sus imperfecciones, de civilidad democrática.

Viernes, 07 Abril 2017 00:00

Una guerra contra todos

No se puede luchar contra todo el mundo todo el tiempo. No se puede mentir a todo el mundo todo el tiempo. No se puede reprimir a todo el país a la vez. No se puede ser tan descarado. Me temo que el régimen ha invocado a sus monstruos y despertado a sus propios demonios. Por cierto, ojalá que así lo entiendan las oposiciones democráticas.

En la incertidumbre política luego de un golpe de Estado contra la Asamblea Nacional, la oposición cobra protagonismo al aprovechar el tropiezo del gobierno para reoxigenarse y reimpulsar la lucha por la restitución del estado de derecho y el orden constitucional. Así lo demostró este jueves con la marcha en Caracas que, aunque no llegó a su destino por la represión, demostró la convicción de oposición y ciudadanía de que el cambio político es pacífico, legal y electoral.

Los diputados de la oposición aprobaron por unanimidad, sin presencia de la fracción oficialista, el acuerdo. El documento, presentado por el diputado Henry Ramos Allup, considera en nueve puntos por qué los cambios anunciados a las sentencias 155 y 156 del TSJ “dejan intacto e, incluso, robustecen el golpe de Estado contra la Asamblea Nacional”. Reiteraron el llamado a una movilización nacional este jueves.

El diputado y primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, denunció que la oposición buscaba generar un escenario de violencia tras convocar a una manifestación hasta el centro de Caracas con el supuesto fin de generar violencia, pero que logró ser neutralizado gracias a la movilización popular.

Dos banderas convergieron en la movilización: el rechazo al intento de ‘expropiación’ de escuelas estadales y la condena al golpe de Estado del TSJ a la Asamblea Nacional.

Las leyes, la justicia y la ejemplaridad republicana se evidencian como discurso hueco y manido, convertido en publicidad.

El retroceso del Gobierno en su intento de disolver la Asamblea Nacional (AN) por vía judicial, lejos de callar la crítica mundial, ha sido la oportunidad para que esta exija el levantamiento del desacato que el TSJ mantiene sobre el Parlamento. A este coro se sumó la Organización de Estados Americanos (OEA), que en su Consejo Permanente de este lunes insistió en este punto exigido por Mercosur, ONG venezolanas y la oposición: esa que hoy llama a las calles para pedir la destitución de los magistrados responsables del golpe.

La Unidad trazó su ruta desde Plaza Venezuela hasta la sede de la Asamblea Nacional. EL PSUV convocó a los ‘patriotas’ a la Plaza Morelos.

Página 3 de 8

Cuatro sindicatos de educadores convocaron a una asamblea de maestros el próximo martes, en la Casa del Educador de El Roble, San ...

Siete academias suscribieron la posición de rechazo a la “precipitada” convocatoria a elecciones presidenciales el próximo 22 de a...

Debido a la hiperinflación, los ingresos en las instituciones privadas solo cubren la nómina de docentes y trabajadores. Educadore...

La Asociación de Profesores de la UNEG protestó este lunes en el semáforo de la sede Villa Asia para alertar a la comunidad que la...

Los dos días restantes se compensarán con clases virtuales, dijo la rectora de la principal casa de estudios del estado Zulia. La ...

 El agravamiento de la crisis socioeconómica pone en riesgo la calidad educativa, toda vez que aumenta la presión al personal...