Lunes, 18 Septiembre 2017 00:00

Fenasopadres denuncia inicio del año escolar marcado por la opacidad y la desinversión estatal

 
Valora este artículo
(0 votos)
El plan de mantenimiento escolar se anunció a menos de un mes del inicio de clases y no abarcó ni el 10 por ciento de las escuelas planteadas por el Ministerio El plan de mantenimiento escolar se anunció a menos de un mes del inicio de clases y no abarcó ni el 10 por ciento de las escuelas planteadas por el Ministerio Foto Archvo
     
 

barra 11300

“Unos más iguales que otros”

Fenasopadres denunció el carácter sectario del bono especial para ayudar en los gastos educativos a las familias: un estipendio de 250 mil bolívares para cada núcleo familiar, al que solo se tiene acceso con el carnet de la patria. Señalan que además el proceso “está rodeado de una gran opacidad. No se sabe quiénes lo recibirán y menos si tienen hijos en edad escolar”.

barra 11300

 
     

@orianafaoro

La Federación Nacional de Asociaciones de Padres y Representantes (Fenasopadres), emitió un comunicado en el que alertó de las amenazas que enfrenta el inicio del período escolar 2017-2018, pautado para este lunes 18 de septiembre, al que calificó como “incierto”.

La ONG denunció la opacidad de las decisiones y números del Ministerio de Educación en cuanto a estudiantes, construcción de planteles, mantenimiento y plan de estudios, que no satisfacen las necesidades de todo el país.

Por ejemplo, tomando como base las cifras ofrecidas por el despacho, hay diferencias importantes en cuanto a la matrícula de estudiantes.

Antes de ser removido como ministro de Educación en enero de este año, Rodulfo Pérez anunció que el año escolar 2016-2017 contaba con 7 millones 446 mil 515 estudiantes inscritos en todo el país.

El actual ministro de Educación, Elías Jaua, aseguró que el año cerró con 7 millones 195 mil 335 estudiantes. Es decir, se refleja un déficit de 251 mil 180 estudiantes que no se sabe si culminaron o no el grado académico de ese periodo.

Sin embargo, Jaua, quien asumió el despacho el 4 de enero de 2017, corrigió la cifra en una declaración a principios de julio, al señalar que el año escolar cerró con 7 millones 878 mil 538 estudiantes. Esto resalta un superávit de 482 mil 23 estudiantes que no aparecen respaldados o inscritos en ningún plantel, de acuerdo con Fenasopadres.

“Los estudiantes perdidos entre el desorden del ministerio” se elevan a 683 mil 203, comparando las dos cifras ofrecidas por el propio Jaua, apuntó el informe de Fenasopadres. “¡Más de medio millón de estudiantes de los que el ministro no puede decir, ni sabe dónde quedaron!”. 

Deserción escolar

Las contradicciones continuaron. Según Jaua, estarían convocados 7 millones 195 mil 335 estudiantes al inicio de este año académico 2017-2018. Es decir, la misma cifra con que cerró el periodo pasado, según la primera declaración del ministro.

“Preguntamos: ¿no hay nuevas cohortes para educación inicial? ¿No hubo promociones de bachilleres que modifiquen las cifras del pasado año escolar? ¡Responda ministro!”, exige la ONG de padres y representantes preocupados por el avance educativo de la nación.

 Poco presupuesto

Otra arista de las dificultades del sector educativo público es la poca inversión en mantenimiento e infraestructura, admitida por el propio Ministerio.

A principios de septiembre, el titular de la cartera educativa anunció el plan “Una gotita de amor para mi escuela”, para el que se aprobaron 138 millones de bolívares, destinados a arreglar 8 mil escuelas en todo el país.

El monto, dividido entre la cantidad de planteles, se reduce a 17.250 bolívares que no alcanzan ni para un galón de pintura.

En un trabajo realizado por Correo del Caroní la semana pasada, se pudo corroborar la reparación de 400 escuelas a nivel nacional; cifra muy inferior a las 8 mil que prometió reparar el Ministerio de Educación, aunque planteando un presupuesto paupérrimo.

Posteriormente, el vicepresidente Tareck El Aissami anunció la aprobación de 30 mil 249 millones de bolívares para el “Plan cayapa” de mantenimiento escolar.

Según una estimación de Fenasopadres, en Venezuela hay 22 mil escuelas dependientes del Estado. A cada una le tocaría 1 millón 374 mil 954 bolívares del plan anunciado por El Aissami.

  ¿No hay nuevas cohortes para educación inicial? ¿No hubo promociones de bachilleres que modifiquen las cifras del pasado año escolar? ¡Responda ministro!”, exige la ONG de padres y representantes preocupados por el avance educativo de la nación.
 


Sin embargo, se conoce de varias escuelas, al menos en el estado Bolívar, que no recibieron ninguna atención del Estado durante vacaciones, como la escuela Francisco Conde, de San Félix.

“De acuerdo con cifras de Fenasopadres, el 80% de nuestras escuelas está en condiciones deplorables (…) Si es un plan estamos en nuestro derecho y el gobierno nacional en su deber de informar al país en qué consiste el Plan de Mantenimiento Escolar, ¿por qué se anuncia apenas un mes antes del inicio de clases?, ¿por qué se asignan los recursos tardíamente?, ¿si empiezan las reparaciones, cuándo comenzarán las clases?, ¿cuántos planteles, dónde, cuáles niveles y modalidades atendidos y cuántos estudiantes beneficiados contempla el Plan?”, inquiere la ONG en su declaración. 

Menos escuelas

De acuerdo con las memorias y cuentas del Ministerio de Educación, en 2005 había 30 mil 58 planteles educativos en Venezuela, mientras que en 2015 existían 27 mil 626. Según estas cifras, en 10 años el gobierno extinguió 2 mil 432 escuelas del país.

La memoria y cuenta de 2015 resalta que en ese año se construyeron 27 escuelas, cifra que supera 10 las construidas en 2014, “¡y nada dicen de los resultados del convenio con China, cuando el entonces titular del Despacho Héctor Rodríguez, anunció que con ese convenio se construirían 3 mil escuelas!”.

 Entrega de útiles

El Gobierno ha implementado desde hace tres años la entrega de morrales tricolor, equipados con útiles escolares para el periodo académico. En su reciente declaración, El Aissami asignó 200 mil millones de bolívares para la compra de útiles.

Es decir, si son poco más de 7 millones de estudiantes los que se incorporan a clases, esto equivale a unos 25 mil bolívares por estudiante. Esto alcanza escasamente para comprar una libreta de anotaciones o una caja de colores en librerías y papelerías del mercado tradicional.

Fenasopadres recordó, además, el cuestionado contenido de los libros de la Colección Bicentenario, repartidos en primaria y bachillerato, cargados de mensajes de ideologización en favor de la doctrina del Gobierno actual, “sesgo excluyente que viola el mandato constitucional de una educación basada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento”. 

Currículo “revolucionario” 

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Seis robos en vacaciones desmantelaron al liceo Los Olivos

barra 4naranja220

Afectados por crecida del Caroní han ayudado al reacondicionamiento de las escuelas refugio

barra 4naranja220

Escuela pública de San Félix tiene cinco años sin luz por robo de cableado 

barra 4naranja220

 

“Sin ninguna estructura curricular se anuncia un nuevo Plan de Estudio para Educación Media que, a tenor de las declaraciones del Presidente de la República y el ministro de educación, se corresponde con el Plan de la Patria y de ninguna manera con los principios y valores establecidos en nuestra Carta Magna”, alertó Fenasopadres.

Desde el pasado año académico se experimenta con la implantación de un nuevo plan de estudios entre improvisaciones y pocas discusiones con las partes involucradas. “Los docentes y directivos desconocen cómo se aplicará este inconsulto y no validado Plan de Estudio, pues sólo se ha informado de la carga horaria de 46 y 44 horas semanales; con mayor carga horaria, a excepción de matemática, en áreas complementarias no esenciales en la formación de destrezas y competencias del alumnado”.

Entre las opacidades, tampoco son públicos los resultados de la memoria y cuenta de 2016 y cuál fue el presupuesto total designado para este año escolar.

“Estamos en un escenario, ya no de incertidumbre, sino de adversidad, cuando los temores ya son amenazas reales a la educación libre, democrática y de calidad que manda la Constitución y obliga al Estado a ser garante de este derecho fundamental”.

El año escolar venezolano comienza entre poco mantenimiento e infraestructuras desatendidas, opacidad en la cifra total de estudiantes de toda Venezuela y de cómo se invirtieron los recursos para las escuelas; así como entre la amenaza de una educación que no respete la libertad de ideologías.

Visto 765 veces Modificado por última vez en Martes, 19 Septiembre 2017 01:57

Estudiantes de distintos doctorados de la UPEL expondrán sus proyectos en el auditorio de la Unexpo este miércoles a partir de las...

Mientras la coordinación de pregrado asegura que están listas 10 de las 11 aulas reacondicionadas en el campus, Apuneg asegura que...

La coordinadora general de Pregrado, Holanda García, informó que las reparaciones de las aulas afectadas se realizarán en un lapso...

La Coalición de Cátedras y Centros Universitarios de Derechos Humanos presentó este mes un informe sin precedentes a nivel naciona...

La Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU) tomó la decisión la semana pasada, luego de una inspección. Grietas, f...