Martes, 14 Febrero 2017 00:00

Roban y golpean a estudiantes de la UNEG durante secuestro con armas largas a uno de sus buses

 
Valora este artículo
(0 votos)
Entre insultos y amenazas, los delincuentes robaron pertenencias y agredieron a los uneguistas Entre insultos y amenazas, los delincuentes robaron pertenencias y agredieron a los uneguistas Foto Archivo

Ya no hay palabras que brinden esperanza a los universitarios para que la seguridad sea palpable, reconocible y real dentro de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG). Hace diez días hubo protesta por robo. Hace diez días las autoridades prometieron (otra vez) ardua vigilancia. Pero este lunes, entre golpes, amenazas y groserías, robaron una unidad de transporte completa.

“Me siento horrible. Es chimbo ver cómo golpean a tus compañeros y cómo los amenazan de muerte”, lamenta Rixi Piñango, estudiante del tercer semestre de Ingeniería Informática. La angustia y el miedo le quiebran la voz. Pero quiere hablar porque, como lo denuncia, “esto es lo mismo de siempre”.

La noche del lunes se llenó de los gritos y lágrimas de uneguistas. Como de costumbre, podría decirse, porque la visita del hampa ya parece tan común como ver clases dentro de las instalaciones.

En esta ocasión fueron cuatro sujetos armados. Piñango se percató de la presencia de los desconocidos que se montaron en la unidad 6P de Puerto Ordaz, cuando los buses esperaban en la sede de la avenida Atlántico.

Tenían al menos 20 años de edad y cargaban bolsos, como si se tratase de estudiantes. Por eso nadie se molestó es prestarles atención. Incluso testigos alegan que dos iban echando broma en la parte trasera del bus.

Cuando los buses arrancaron desde Villa Asia para cumplir la ruta a las 7:20 de la noche, inició el ataque. Uno de los intrusos se sentó al lado del conductor para imponer la ruta mientras le apuntaba con el arma. Los otros avivaron el miedo y el caos dentro de la unidad.

  ComillasNEGRASgrandesPodía incluso oírse cómo algunas personas le decían a los criminales cosas como tranquilo, te estoy dando el bolso y no tengo nada, todo ya te lo di”, así lo alerta una de las víctimas: un estudiante de Educación en Lengua y Literatura que por miedo no revela su nombre.  


Amenazas y golpes

Piñango entró en pánico cuando escuchó la frase. La misma que había oído hace un año cuando la atracaron para robarle su celular mientras esperaba el mismo autobús, en la misma ruta, fuera de su casa un mediodía: “Esto es un quieto, denme todo”.

Asimismo decenas de estudiantes fueron víctimas del atraco masivo mientras la unidad iba en movimiento. A la joven le arrebataron su celular y su cartera con documentos personales. Y su novio, quien iba a su lado, también fue despojado de sus pertenencias.

“Podía incluso oírse cómo algunas personas le decían a los criminales cosas como tranquilo, te estoy dando el bolso y no tengo nada, todo ya te lo di”, así lo alerta, en su angustia, otra de las víctimas: un estudiante del sexto semestre de Educación en Lengua y Literatura, que por miedo no revela su nombre.

Dentro del 6P, que iba abarrotado, cada uno de los ladrones portaba armas largas, como lo denuncian los estudiantes. Los que se rehusaron a entregar sus pertenencias terminaron golpeados en la cara, mientras que las mujeres fueron insultadas y amenazadas.

“Uno de ellos hasta dijo: es más, vámonos para el monte para revisarlos bien”, explica Piñango. A una de sus amigas le intentaron quitar los zapatos. Otro amigo quiso ocultar el celular pero los desconocidos se percataron de lo que planeaba, así que lo golpearon en la cara.

Toda la angustia duró más de 20 minutos desde que partieron de Villa Asia, hasta que los delincuentes obligaron a detener el vehículo frente a la urbanización Las Garzas, donde se bajaron y huyeron.

“Entre ofensas y amenazas de disparar, los malhechores golpearon con brutalidad a varios de mis compañeros y amigos; amenazaban con que si veían bolsos escondidos o celulares iban a llevar plomo”, se lamentó, por su lado el estudiante de Educación.

  ComillasNEGRASgrandesMe siento horrible. Es chimbo ver cómo golpean a tus compañeros y cómo los amenazan de muerte”, se lamenta Rixi Piñango, estudiante del tercer semestre de Ingeniería Informática.  


El pan de cada día

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

“Da miedo dar clases en la UNEG Villa Asia”

barra 4naranja220

Robos a estudiantes y desorden enturbian operativo de entrega de tabletas en la UNEG

barra 4naranja220

Delincuentes se hacen pasar por estudiantes para robar en la UNEG

 

Hace ya más de diez días los estudiantes trancaron la avenida Atlántico luego de que en una semana vivieran dos ataques del hampa dentro de una de las sedes. Durante la manifestación, la Policía del estado Bolívar aseguró que se implementarían planes de vigilancia a partir del lunes siguiente. ¿Hay alguna sensación de seguridad? Las víctimas advierten que incluso menos que antes.

“Es una situación aterradora, saber que perder la vida de forma violenta es tan sencillo y posible dentro de nuestra sede”, este pensamiento perturba al estudiante de Educación en Lengua y Literatura, quien también advierte no es primera vez que presencia este tipo de dramas. Tanto en los buses, como en las sedes, es el pan de cada día.

Mientras que algunos celebrarán este 14 de febrero, Día del Amor y de la Amistad, sin celular ni cédula de identidad, aún con el susto retumbando en sus pechos, otros parecen más optimistas. Como los que el viernes pasado, entre botellas y calipso, festejaron lo bonito de ser joven, respondiendo al llamado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Pero Piñango está harta. Y cansada. Y decepcionada del país en el que vive: “Quiero que se vaya este gobierno, aquí las autoridades no hacen nada. Y sobre los problemas en las universidades se hacen la vista gorda”.

Ahora les queda el susto. A los estudiantes, que todos los días se levantan para iniciar una nueva jornada universitaria. Les queda también la rabia porque ¿cuándo podrán recuperar lo que les arrebataron, si tanto esfuerzo les costó conseguirlo? Les queda la incertidumbre porque, sí, otra vez, el hampa hizo con ellos lo que quiso.

Visto 2043 veces Modificado por última vez en Martes, 14 Febrero 2017 01:34

El periodo 2017-2018 inicia este lunes con una fórmula distinta al plan piloto aplicado en el año escolar anterior. Docentes de Gu...

Se desconoce cuántas vacunas se han aplicado en la ciudad, luego de que el Distrito Sanitario confirmara 38 casos de sarampión en ...

El brote está focalizado en Caroní, con un total de 161 casos sospechosos de la enfermedad, erradicada de Venezuela hace varios añ...

Una fuente médica del pediátrico Menca de Leoni de Ciudad Guayana revela que tres bebés menores de un año estuvieron hospitalizado...

Alrededor de su urna, los familiares de José Guerrero, de 6 años, insisten en que una atención médica adecuada y un diagnóstico má...