Maestros denunciaron que la directora del plantel tomó la medida violando el procedimiento administrativo, alegando para ello “abandono de cargo”.

En abril fue el último salario que percibieron al menos nueve docentes de la Escuela Villa Colombia en Puerto Ordaz. Sus salarios fueron suspendidos bajo un procedimiento que, afirmaron, violó los pasos administrativos y no fueron notificados. El argumento de la directora del plantel fue “abandono de cargo”, sin embargo, estos maestros se habían sumado a las protestas por la defensa de su contrato colectivo del Magisterio del estado Bolívar y mejoras salariales.

“Con qué derecho la directora se cree con el poder para dejarnos a nueve maestros sin salario. Cuando vimos la nómina y no recibimos salario, le preguntamos qué pasó y nos dijo que habíamos abandonado nuestros trabajos, cuando en ningún momento fuimos notificados del procedimiento que se nos estaba haciendo. Antes de salir de esta institución notificamos que nos vamos a dirigir a una asamblea extraordinaria en la Casa del Educador, y a pesar de eso la directora no tuvo contemplación con nosotras que somos madres solteras, tenemos hijos, familiares enfermos, cómo hacemos, cómo le decimos a nuestros hijos que no tenemos para el alimento con lo poco que ganamos”, expresó entre lágrimas Victoria Figueroa, docente de la institución.

Figueroa también denunció el maltrato recibido por parte de la directora Yanitza Bermúdez. “Me empujó, me maltrató (...) quiso dañarme, poniendo a los alumnos en contra de mí. Quería obligarme a retractarme y como no lo hice toma medidas contra mí. No tengo por qué quedarme callada, merezco un salario digno, yo he estudiado y me he preparado para ser mejor profesional”.

“Se me ha visto violentado el derecho a la protesta por parte de la directora Yanitza Bermúdez, que hizo un procedimiento ilegal contra nueve docentes que reclamamos un justo contrato colectivo para beneficio nuestro y de nuestra familia. Estamos a la merced de Dios nueve familias”, agregó Leida López, docente con 20 años de servicio.

Otra de los docentes facetadas señaló que la falta de transporte, efectivo y el mismo salario que no les alcanza, no podían asistir a la institución y a veces a las asambleas en la Casa del Educador.

El 22 de febrero, la directora introdujo en Zona Educativa un procedimiento contra los nueve maestros, cuatro ya estaban incorporados a las labores y los otros cinco en un plan especial pedagógico. Zona Educativa tampoco les informó y el caso pasó directo a Caracas.

“Tengo providencia de lactancia materna, ni eso se cumplió, se violó la Constitución, Ley Orgánica del Trabajo, Ley de Ejercicio de la Profesión Docente, y los derechos humanos porque somos padres, tenemos hijos. ¿Cómo haremos para sustentarnos sin un salario, que de por sí no alcanzaba? Hay docentes con el mismo reclamo y no se les tocó sus salarios, es algo personal contra los docentes de la Escuela Villa Colombia. Pedimos la destitución de la directora, porque también maltrató a una docente dentro de la dirección”, denunció una de las afectadas.

“Estamos con un solo sueldo. A veces compramos lentejas, buscamos el efectivo porque sale más barato. Nos la pasamos haciendo cola en el banco para poder reunir el efectivo. Mi hija a veces me dice mami quiero tomar leche, y no sé qué hacer”, comentó Ana Antillán, docente y esposa de José Vera, uno de los maestros a quien le fue suspendido su salario, padres de dos hijos.

Representantes de los sindicatos del Magisterio manifestaron su solidaridad y exigieron al gobernador Justo Noguera Pietri atender la situación de los maestros.

Por su parte, representantes de los alumnos de la institución denunciaron la mala alimentación que reciben, además de no cuidar medidas de higiene.

“Les dan un arroz con caraotas sin sal, y eso que nos piden, a los representantes siempre nos están pidiendo sal, azúcar, aliños. A mi hijo el otro día le dieron un espagueti blanco, pura agua y grasa full. A una niña le salió en la leche una patica de animal, como de cucaracha. Se pueden enfermar, porque no se están tomando las medidas de higiene”, denunciaron.