Edición Aniversaria 2016
Domingo, 26 Junio 2016 00:00

El futuro posible de Ciudad Guayana

 
Valora este artículo
(3 votos)
Miles de profesionales y técnicos de las más diversas áreas del conocimiento que han sido capaces de construir y operar grandes represas y empresas Miles de profesionales y técnicos de las más diversas áreas del conocimiento que han sido capaces de construir y operar grandes represas y empresas Foto Antonio Font

La región no puede seguir siendo una carga para el Estado. Es cierto que su crisis es profunda pero sus oportunidades son también inmensas. Nuestra localidad cuenta con dos activos fundamentales: su ubicación estratégica y su talento humano.

Eotral próximo 2 de julio Ciudad Guayana cumplirá 55 años. En realidad, en 1961 se refundó la ciudad pues las poblaciones de San Félix y Puerto Ordaz ya contaban con 40.000 habitantes. Siete meses antes, el Gobierno nacional había creado la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y le asignó tres objetivos: el desarrollo hidroeléctrico del Caroní, la construcción de una siderúrgica y la construcción de una ciudad, y todo ello en el marco de un gran plan de sustitución de importaciones y relanzamiento de la industria nacional.

A partir de esos años el conglomerado industrial de Guayana y la urbe fueron desarrollándose juntos como hermanos gemelos bajo la tutela maternal de la CVG. No se podía entender el crecimiento de las industrias básicas sin que aumentaran al mismo tiempo los urbanismos, avenidas, escuelas, liceos, universidades, hospitales, comercios, industrias auxiliares y por supuesto la población según un plan preconcebido. De esa forma se levantaron las fábricas de la cadena del acero, de la cadena del aluminio, el desarrollo hidroeléctrico del río Caroní y una ciudad que hoy alcanza una población cercana al millón de habitantes. En Guayana se sembró el petróleo con la participación de capital público y privado y con el esfuerzo y talento de miles de profesionales y trabajadores.

  CHEMA

José María Fernández Arguiñano es licenciado en Educación, mención Promoción de la Educación Permanente con especialización en Gerencia y Doctorado en Formación Empleo y Desarrollo de la Universidad de La Laguna (España). Profesor jubilado de la Unexpo. Actualmente profesor del Doctorado en Ingeniería de la misma universidad. Es investigador invitado del Ciepv, ponente frecuente de la UCAB Guayana, miembro del grupo Guayana 2030, de Fundatrabajo y colaborador e impulsor de la asociatividad en la región.

Autor del libro Eficacia, eficiencia y equidad de la Educación en Ciudad Guayana publicado por la UCAB, de la tesis doctoral Desarrollo Local y Educación: el caso de Ciudad Guayana, entre otros estudios.

barra 250
 

Se puede afirmar que la ciudad se ha configurado de acuerdo a los requerimientos de la producción industrial: trabajadores, profesionales, pequeñas industrias, proveedores de equipos y mantenimiento, universidades, e incluso cultura y deportes han girado en torno a las industrias básicas. Cuando había una aceleración en la construcción de las grandes fábricas, la ciudad crecía a veces desordenadamente, cuando había conflictos laborales éstos se trasladaban a la ciudad, cuando aumentaba la producción de acero y aluminio se notaba en el comercio ciudadano, cuando las industrias entraban en crisis, la ciudad se resentía.

La construcción de las grandes fábricas culminó en el año 2000 con la incorporación de las industrias reductoras de mineral de hierro. Entre los años 2004 y 2007 se alcanzó la máxima producción posible de mineral de hierro, pellas, prerreducidos, acero, bauxita, alúmina, aluminio y carbones en todas las plantas del gran conglomerado industrial, independientemente de su condición pública o privada, las empresas proveedoras y metalmecánicas trabajaron a un nivel óptimo, las divisas por exportaciones alcanzaron los 7.000 millones de dólares y la industria nacional se reactivó. Guayana fue una alternativa no petrolera. El balance general del plan de Guayana fue que se lograron los objetivos planteados.

Pero aun con ese nivel de producción alcanzado (aunque la productividad en las industrias del aluminio no era competitiva) ya el sector industrial de Guayana era incapaz de generar nuevos empleos productivos para absorber la nueva población activa que debía incorporarse al mercado laboral. Era necesario superar la dependencia absoluta de los guayaneses en sus industrias básicas y promover otras actividades económicas con base en las potencialidades de la región.

A partir del año 2008 la producción industrial de Guayana comienza a disminuir año a año sin interrupción hasta alcanzar en el año 2015 niveles de capacidad ocupada en todas las plantas cercanos al 20%, excepto Ferrominera cuya producción está por el orden del 50%. Todas las empresas producen pérdidas y su patrimonio, según la memoria y cuenta del Ministerio para Industria y Comercio, es altamente negativo. Es decir, están quebradas. Pero además las plantas sufren de obsolescencia tecnológica, falta de mantenimiento, pasivos laborales y ambientales y los ingresos de los trabajadores son subsidiados con dineros del erario público. Al día de hoy, varias empresas están paralizadas. Guayana no es autosustentable.

Sin entrar a discutir las causas que llevaron a las empresas básicas a la quiebra nos planteamos cuál es el futuro de la ciudad donde están asentadas.

  ComillasAMARILLASLa ciudad es el puerto hacia el Atlántico que une Venezuela al mundo y es puerta hacia el norte de Brasil. Pero además es centro de la zona de desarrollo de Guayana, territorio todavía virgen lleno de potencialidades”.  

En este año un grupo multidisciplinario de profesionales ha elaborado una propuesta para el rescate del sector industrial de Guayana, el cual requiere un cambio de política y de actores en la gestión de las empresas, pero además, de mucho capital, de energía eléctrica y gas -tres insumos escasos por lo que su recuperación es difícil en el corto y mediano plazo.

Ciudad Guayana no puede seguir siendo una carga para el Estado. Es cierto que su crisis es profunda pero sus oportunidades son también inmensas. Nuestra localidad cuenta con dos activos fundamentales: su ubicación estratégica y su talento humano. La ciudad es el puerto hacia el Atlántico que une Venezuela al mundo y es puerta hacia el norte de Brasil. Pero además es centro de la zona de desarrollo de Guayana, territorio todavía virgen lleno de potencialidades.

Al otro lado del río se encuentra el bosque plantado más grande de Venezuela, tierras adaptables para el cultivo de oleaginosas y el bloque Carabobo de la Faja Petrolífera del Orinoco, que ya produce actualmente la cuarta parte del petróleo nacional. En el vasto territorio del macizo guayanés existen todas las potencialidades para desarrollar las actividades agropecuarias, la minería racional, aprovechamiento sustentable de bosques y de su biodiversidad, comercio y turismo. Y, por supuesto, contamos con nuestros dos grandes ríos que nos brindan agua, energía y bellezas singulares.

Pero el mayor activo de Guayana es su talento humano. Miles de profesionales y técnicos de las más diversas áreas del conocimiento que han sido capaces de construir y operar grandes represas y empresas, de jóvenes preparados con espíritu emprendedor en las más de 10 sedes universitarias, capaces todos de incorporarse a un plan integral de desarrollo territorial que persiga el bienestar de los guayaneses y la preservación del ambiente bajo la coordinación de un organismo regional (como lo fue la CVG) en el que estén incorporadas las autoridades regionales y locales.

Por todas estas razones afirmamos que Ciudad Guayana ahora es que tiene futuro.

Visto 3106 veces Modificado por última vez en Lunes, 27 Junio 2016 21:22

La organización defensora de derechos humanos, Cofavic, recuerda al Gobierno que todas las medidas de restablecimiento del orden d...

La secretaria general del gremio, María Álvarez, apuntó que el atentado “forma parte de un plan de destrucción de estos 17 años de...

El libertador creó la publicación para promover el ideal de la libertad y como un ejercicio de contrapoder a la corona española. ...

La hegemonía comunicacional estatal, el estímulo a la autocensura y el cerco económico a los medios han impulsado el nacimiento de...

Trabajadores, directivos y comunidad de Villa Brasil se reunieron en oración para dar gracias a Dios por otro año de trabajo en TV...

La Constitución Bolivariana de Venezuela garantiza el derecho de los periodistas a preservar la fuente. ...