Jueves, 26 Junio 2014 00:00

Crónicas de Guayana en Desvelos y Devociones

 
Valora este artículo
(3 votos)

Desde 2006, empresas Bigott organiza el Seminario de Periodismo Narrativo y de Investigación, en donde periodistas de distintos medios nacionales se reúnen para plasmar en crónicas realidades del país.

Anualmente, con ese compendio de crónicas y bajo la dirección de Albor Rodríguez y Alfredo Mesa, se edita el libro “Desvelos y Devociones”.

Durante los últimos dos años, periodistas de Correo del Caroní forman parte de la iniciativa editorial de empresas Bigott. 

Clavel Rangel y Germán Dam participaron en la edición 2012-2013, Rolando Azocar y Ramsés Siverio en la edición 2013-2014, y este año, Maisdulin Younis escribió una crónica que será publicada en junio de 2015. 

A continuación, y para conmemorar el Día del Periodista, las crónicas de los periodistas de Correo del Caroní en el libro Desvelos y Devociones.

 
webcrongerman
El niño del diente de oro, por Germán Dam

Faltaba poco más de medio día para que cumpliera doce años. Las tortas estaban listas y las bebidas ya se enfriaban en la nevera de la casa de su abuela. Dieguito quería una rumba  inolvidable. Su familia, sus amigos y vecinos asistirían. Era un templete para él y para el barrio donde creció. El dinero para cubrir los gastos salió de su bolsillo. Sólo faltaba una cosa: las  torres de cajones -cornetas y bajos- que ubicarían en los extremos de la vereda José Antonio Páez de la ruta I de Vista al Sol, en San Félix. (Seguir leyendo...

 

webcronramses

 

 

 

El monstruo de aliento blanco, por Ramsés Siverio

Iris despertó con la tos de su esposo. Una nube de humo blanco le impedía abrir los ojos, incapaces de divisar a su compañero de vida a pesar de los pocos  centímetros que los separaban  en la cama. Aunque no lo veía, su esposo Emiliano yacía a su lado, tratando de buscar una bocanada de oxígeno en medio de  semejante nube que inundaba su cuarto de seis metros por  530 metros cuadrados. Emiliano seguía tosiendo en metralla. Casi sin parar. (Seguir leyendo...)

 

 

webcronrolando
 La utopía de una ciudad, por Rolando Azocar 

Es inevitable: el llanto de un niño le revive la desesperación de la muerte. Tensa los hombros, se le corta la respiración y extiende la mano como quien busca aferrarse a la vida. Y lo consigue. Se aferra a la vida de la mano de su pequeña de año y medio a quien jala, posa entre sus piernas, entre sus brazos. 
Solo en ese instante, Andreina Salazar suelta un suspiro casi imperceptible. (Seguir leyendo...)

 

 webcronclavel

 

 

Paz a punta de hierro, por Clavel Rangel

Rebotó contra la reja, cayó boca abajo y tumbado en el suelo colocó sus manos en la cabeza. Los hombres lo golpearon con la cacha del arma, lo patearon y dispararon más de 12 veces  mientras le gritaban: “Te vamos a matar”.
 José Luis Morocoima pensó que estaba muerto. Sólo un tiro le rozó la nalga, pero aquella golpiza del 19 de mayo de 2011, lo dejó sordo y paranoico. (Seguir leyendo...)

 



   

 

 

Visto 22162 veces Modificado por última vez en Viernes, 27 Junio 2014 01:53

Los organismos de Derechos Humanos ya deben estar al tanto de esta nueva violación. Este asunto -y sus culpables- terminarán en La...

Sí, en Venezuela hay hambre. En todas partes del país. Y no hay derecho que avanzado el siglo XXI, eso sea así. ...

La alternativa que promueve a la sociedad civil para tomar las riendas opositoras no ha podido, querido o logrado convocarla y pon...

Qué bueno sería de verdad un diálogo, y no aquel repugnante acto de  magia, donde del sombrero del mago en vez de salir palom...

El autor plantea los valores que la ciudadanía construye en los pilares de cada país, dentro de la concepción de la democracia, pa...

Si en un país se toleran pequeñas faltas, comenzarán transgresiones mayores y los procedimientos que un día regulaban la convivenc...