Héctor Lucena

Héctor Lucena

En estos momentos de aguda crisis económica y de descenso de los niveles de vida de casi toda la población nacional, y la conmemoración de un nuevo 23 de Enero, nos invita a considerar las propuestas que se formularon e implementaron en 1958 y años sucesivos, y los momentos actuales de escasez, penuria e inestabilidad política. 

La derrota electoral del Gobierno el pasado 6 de diciembre lo obliga a asirse a alguna de estas vías, cada una con sus respectivas repercusiones que pueden ir desde la recuperación de la popularidad hasta su desplazamiento del poder por vía democrática.

En lo inmediato, importa plantearse el manejo del propio presupuesto de la Asamblea Nacional, ya que desde hoy hay respuestas precipitadas de su actual conducción, para despojarla de su propia TV y radio.

 La central ASI organiza su congreso constitutivo con cuatro federaciones nacionales, cuatro sindicatos nacionales, poco más de doscientos sindicatos, lo que afilia a más de cuatrocientos veinte mil trabajadores.

El sentido ciudadano de los trabajadores, que los hace defender sus derechos, su empresa y el bienestar social de la nación a través del hecho productivo, fue determinante en el derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez. Hoy tienen la misma responsabilidad histórica para el restablecimiento de la dignidad laboral.

“El trabajador independiente lo disfruta, ya que le presta servicios a quien quiere dada su condición de no tener patrono. En cambio el segundo, el asalariado, sí está obligado a prestarle servicios a su patrono o empleador a partir del momento de su contratación”.

La campaña electoral como factor de distracción, vacaciones decembrinas y cierres temporales de empresas perfilan un cierre de año e inicio del próximo con baja productividad.

La debacle productiva, anímica y de desarticulación organizacional fueron solo algunos de los resultados de ese proyecto de gobierno llamado control obrero. Hoy, casi como una paradoja, ese mismo nombre sirve para ilustrar los mecanismos de presión política que el Estado ejerce ante la escasez de votos para el 6D.

Jueves, 29 Octubre 2015 00:00

¿Cómo afecta la crisis a los asalariados?

La erosión del poder adquisitivo, la merma productiva nacional, y por ende, el desempleo, se traduce en una contracción de la calidad de vida del venezolano, especialmente para aquel que aún busca ganarse la vida a través de su trabajo.

Jueves, 22 Octubre 2015 00:00

Espejismos en aumentos salariales

Un incremento salarial sin el entendimiento de la realidad laboral venezolana, sin consulta con empresarios y trabajadores, y con medidas económicas que promueven la inflación en lugar de frenarla, termina siendo una ilusión de bienestar que se desvanece en cuestión de días.

Página 7 de 17